miércoles, marzo 25, 2015

Misa Aniversario por Peter

Recuerdos de Edurne en su visita a Barcelona por el aniversario de Peter



BARCELONA, MISA ANIVERSARIO POR PETER (8/3/2015)


Fui a Barcelona con motivo del aniversario de Peter, hace un año que está feliz en el cielo, no sabemos si tiene conversaciones con Mao Tse Tung, pero seguro que ya le tiene “en el bote”.

En la estación del tren en Vitoria me encontré con Esther. Esta amiga y yo fuimos juntas a la primera convivencia donde conocí a Peter, en el  Monasterio de Angosto (Alava). Le dije el motivo de mi visita a Barcelona, no sabía nada de Peter desde hacía mucho tiempo  aunque se acordaba a menudo de él y luego añadió “Menudo pillo, ¿te acuerdas de aquél cutis sin ninguna arruga?” Nos echamos una carcajada.

Su funeral fue una experiencia luminosa y feliz; su aniversario fue cálido y familiar. Recuerdo en casa de Tessa y Carlos rezar la víspera un Rosario en familia, que nos dio a los presentes mucho gusto.

La homilía fue presidida por el padre Enrique y el diácono Alberto. Enrique nos acogió con espontaneidad y sabiduría. Comentó el Evangelio y luego nos animó a compartir los momentos más significativos que hemos tenido con Peter. Se me quedó sobre todo este “recuerde, la cabeza  cuadrada, el corazón redondo”. Roger para poner un poco de contrapunto a las continuas alabanzas a Peter nos contó cómo un día en la residencia le dijo “Es usted un aburrido”, nos reímos.

La sala estaba rebosante y era agradable ver la sala tan animada. En una visita anterior vi la reforma Rincón hecha con tan buen gusto. En esta ocasión la he visto en un acto lleno de vitalidad. Antes de la celebración deambulando por la casa me encontré una caligrafía en la antigua cocina que ahora sirve de almacén y pequeña biblioteca. Le saqué una foto y posteriormente pedí a Dani que me hablase de ella. Este fue su comentario. La caligrafía que dices la escribió el padre de Li Ying a partir del original de Peter y creo que está en el libro Qigong cristiano. “Cultivar el corazón y alimentar la naturaleza interior. El corazón tranquilo y el espíritu en paz. Un corazón bueno no teme a los demonios. Con alegría de corazón se puede vivir innumerables años. Así el movimiento de corazón puede generar gran energía y todo se conduce de manera natural”.

Sobre la homilía nos contó que el suceso de expulsar a los cambistas y vendedores del templo debió de suceder poco antes de que lo apresaran y crucificaran, que este suceso sería el que exasperó a sus enemigos, pero Juan lo coloca al inicio de su narración, porque quiere destacar que para Jesús el templo donde se adora a Dios no está ni en Jerusalén ni cerca del pozo donde encontró Jesús a la samaritana (ellos tenían su templo en el monte Garizin), sino que el templo somos cada uno de nosotros y debemos de adorar al Padre en Espíritu y Verdad. Y que los taichistas tenemos una disposición particular para cultivar nuestro cuerpo como templo, mediante la respiración y el movimiento. Como nos repetía Peter “el agua clara refleja el fondo del río”.

Tras despedir al padre Enrique que tenía que acudir a su parroquia, tuvimos un rato de tertulia entre los asistentes. Comentamos que sería bueno recoger las anécdotas que tenemos sobre Peter y Joaquín nos indicó que sería bueno hacerlo recogiendo también el contexto.

Tras despedirme fui a casa de Tessa y Carlos a recoger mi maleta y agradecida de haber vivido este encuentro me dirigí a la estación de Sants.
Edurne




2 comentarios:

hilda dijo...

Qué bien lo has relatado, Edurne.
Me encanta!
El padre Enrique es entrañable y por eso va estresado, el pobre Salió corriendo para acudir a otro lugar.
Un abrazo

Ana Calvo Diaz dijo...

Edurne
Han psado ya muchas cosas y mucho tiempo, y he llegado creo a sobreponer un desfase de todo tipo, desfase de corazón incluido. Os deseo que sigais indagando en su memoria, de la que tanto puede ser extraido y renovado. Lo que cuentas tú y otros tauchistas, me resulta muy familiar. Vivir el reencuentro cósmico
Ana Calvo