miércoles, febrero 14, 2018

Reunión Cenáculo-Gnosis. Cap XX Tao-Te-King

 Resumen del capítulo XX del Tao-Te-King comentado durante la reunión del Cenáculo en casa de Isabel Moreno.
Imagen de I. Moreno
"Qué lejos el alba del despertat"  Partimos de aquí para comentar este capítulo,  pues llama la atención algo que parece similar y a la vez tan diferente: alba y despertar.Alba es el amanecer del mundo y despertar  puede referirse a la conciencia de cada cual, que despierta para seguir a la Madre de todo. Es decir, al Tao.
El alba es un hecho natural del mundo, es un fenómeno general. En cambio, el despertar es algo íntimo y personal de cada uno.
Este capítulo diferencia muy claramente entre el mundo -lo general-  y la actitud íntima de los seguidores del Tao.

El mundo "sabe, es instruido, agudo; brilla alegre y sonriente como de fiesta.  Vive en la abundancia, encauzado en lo suyo"
En cambio, quien sigue al Tao parece "torpe y aturdido, abatido, confuso y nebuloso,  terco y marginal"
Pero de él se desprende, siguiendo a Peter: la calma de Don Tranquilo en su Dulce Monotonía, "navegando como barco sin timón", siguiendo la orden del día. Desaprendiendo.

Quien despierta -dice el Tao- vive en calma" como quien no tiene nada que hacer"..."como el niño recién nacido,  sin apegos, abandonado "

Ya el capítulo 11 habla de la no- acción, de la utilidad del vacío  " del ser provienen las cosas, del no ser su utilidad"

El Evangelio  de San Lucas (12-24,28) y San Mateo (6-26,36) tb nos dice de los pájaros y de las flores, que son alimentados sin esfuerzo por Dios.
Y San Marcos (9-35,36) "si alguno quiere ser el primero,  que se haga el último y servidor de todos" San Juan (2-5,9)
"Nadie puede entrar en el Reino si no nace del aire y del espíritu"
O como  introduce ya este capítulo: "eliminad la instrucción y acabarán las preocupaciones "

                       El Cenáculo

miércoles, febrero 07, 2018

Convivencia Tai Chi Cristiano: Villa Puio, Donostia


Edurne nos comenta las pasadas convivencias de enero en Donostia, y nos envía dos fantásticas imágenes


CONVIVENCIA TAI CHI CRISTIANO: VILLA PUIO, DONOSTIA (ENERO 2018)

Este año nos hemos vuelto a encontrar en Villa Puio, en la undécima edición para convivir y compartir nuestra experiencia, para ahondar. Ha sido la familia cántabra y vasca el núcleo, y la guinda ha venido de Zaragoza y Cataluña.
El viernes llegamos cuando se iniciaba una tormenta de agua y tuvimos que ir a rescatar a Montse que se había refugiado tras un árbol y no era capaz de dar un paso en medio del temporal. Tuvimos la visita fugaz de Víctor de Zaragoza que vino con su hija Lucía a saludarnos. Estaba en Sanse por motivos laborales y al enterarse de nuestro encuentro, allá se animó y a nosotros nos hizo mucha ilusión. Como la casa de espiritualidad está en un alto, el viento sopló con gusto por la noche, pero al día siguiente la climatología mejoró y pudimos hacer el calentamiento y el taichi de la tarde al aire libre. El sacerdote que venía a celebrar cada día nos daba el parte meteorológico, allá siempre 2 grados menos que en el centro de la ciudad.
Las hermanas  nos han recibido con mucha cordialidad, nos tratan como de casa. Yo quise celebrar mis bodas de plata en el taichi en esta convivencia. Justamente en la primera semana de enero se cumplían 25 años que conocí a Peter en una convivencia organizada por Luisa en el Monasterio de Angosto (Alava).
Nuestras convivencias cada vez son más redonditas, se convive mejor y el cariñito familiar fluye alegre. El tema de la convivencia estaba sacado del capítulo LII “en la debilidad radica la fuerza”. Había quien no le gustaba la palabra debilidad pero sí fragilidad. Miramos en la RAE y nos reímos con una de las acepciones de fragilidad. “Dicho de una persona que cae fácilmente en algún pecado, especialmente contra la castidad.” Debilidad tiene contrario, dureza, pero fragilidad no. Nacho nos dijo que se han inventado la palabra antifragilidad. Nos explicó que el diamante es lo más duro, pero a la vez es frágil y fácil de romperse. Peter nos decía que lo duro se rompe, en cambio la flexibilidad, el bambú, puede superar situaciones adversas sin romperse. Nacho también nos habló de un concepto del que se está hablando bastante, resiliencia. Tiene una acepción puramente física, es la capacidad de un material de regresar al estado inicial tras cesar la circunstancia que lo ha perturbado. También se considera como la capacidad de superación y adaptación a una nueva situación vital de las personas, en este caso no se vuelva nunca al punto anterior.
¿Cuándo me siento débil? Cuando reconozco mis incapacidades, mis oscuridades,  mis mal hechos, mal hablares, etc. eso que no me gusta de mí mismo. Pero ese sacar a la luz lo que está oculto es lo que da fortaleza, porque el asumir es integrar en la vida, es dejar de repetir acciones inconscientes. En su libro “Chi Kung cristiano” en la página 219, (para practicar el wu wei porque acción nos lleva a reacción y si seguimos a violencia” Peter dice “enseñar paciencia y esta comienza por la madre. Así el débil es el fuerte, el que aguanta”. Jesús ya nos lo dijo, “vosotros solos no podéis nada”. Ya sabemos que aceptar es el primer paso, Nacho nos dijo que es el más difícil y que para animarse se dique que con eso ya está el 75% cumplido. Soltar, sacudir, dejarlo pasar como las nubes (entre nube y nube un trozo de cielo para gozar). ¡Con lo fácil que es! ¿Por qué nos cuesta tanto? ¿Por qué somos tan cabezones? Txema nos dijo que lo que le mueve es la curiosidad, como un niño va indagando y nos dimos cuenta que esa capacidad de jugar, de disfrutar, de ser espontáneo con experiencia es lo que nos lleva a la madre. Jesús nos dijo “si no os volvéis como niños no entraréis en el reino de los cielos”. Dijimos que vamos tomando conciencia de ese niño que demanda atención y cariño, en la medida que vamos quitando coraza. Cristina nos recordó la respiración de un bebé, con todo el cuerpo, la sonrisa interior que es tan curativa. Carolina mencionó esa respiración en la que nos sentimos respirados. Cap. LII “Quien conoce al hijo y se queda con la madre está libre de peligros durante toda su vida”. No perder ese hilo que nos une a la madre, a lo natural, otra vez el dejarse hacer, el acto humano, solo moverse por necesidad. “Mantén cerradas las puertas y no tendrás penas hasta el final de tus días”. El lunes se leyó el Evangelio de Jesús cuando en la barca llega a tierra de los gerasenos y encuentra un endemoniado encadenado al lado del cementerio. Jesús pregunta “¿Cómo te llamas? “Legión”. Tener cerradas las puertas, significa tener la determinación para no pensar, no hablar, no dudar y no excitarse. Creo que por fin he entendido lo que significa “Soy como soy, estoy como estoy, estoy como soy, soy como estoy”. Para mí es en cada momento decidirse por  “todo está bien en este momento”. Lo relativo y lo absoluto se encuentran en ese momento, punto crucial.


Tuvimos la visita sorpresa de Gonzalo que apareció el domingo a la tarde mientras hacíamos el taichi. Nos alegramos mucho de verle, compartimos la tertulia y nos contó que hace de monitor para un grupo en la ONCE, con personas con grandes deficiencias en la visión. 
También hablamos de que en el corazón han encontrado un número importante de neuronas, lo que le da a este órgano la capacidad de cordializar y armonizar las experiencias humanas. Entonces me vino la imagen del equilibrista con los brazos abiertos, es otra  cruz, y me di cuenta que en el punto crucial está el corazón.
¡Muchas gracias querida familia¡



miércoles, enero 17, 2018

Mirar al Horizonte



MIRAR AL HORIZONTE
Ha sido un placer compartir unos días la recogida de aceituna en la finca de Altura. Haciendo esta tarea, o cualquier otra labor, percibes lo que es la felicidad de estar en Flor de Melocotón, una mágica desaparición del tiempo.
La convivencia mejora el conocimiento de quiénes somos, estamos abiertos. Una expresión como, por ejemplo, "¿qué tal va el chaval?" puede convertirse en una explosión de risa entre Esperanza, Edurne, José Ángel, Daniel, o Wilma, y es algo que no se puede explicar si no estás aquí y ahora.
Para mí ha sido muy especial ya que también fueron mis dos hijos mayores (Mario y Manuel) que ayudaron a las labores junto a los dos mayores de Daniel (Mateo y Marco), pudimos ver cómo se están haciendo hombres.
Agradezco mucho el paseo memorable que di con Wilma, y la historia tan bella que me contó sobre su familia. Supe que empezó su carrera como docente en Summerhill (un proyecto muy innovador y radical que tuvo mucha importancia en España durante la Transición al exponerse como modelo a seguir en la enseñanza). Y también (de lo que a continuación trataré) lo que comentó sobre un médico chino que conoce en Escocia quien le dijo que lo único importante es  ¡mirar el horizonte!
Como taichistas entendemos perfectamente la simplicidad de esta receta. En esta posición cumples los cuatro principios del movimiento: suave, flexible, redondo y lejano. Está bien repasarlo y practicarlo, al menos, por lo siguiente:
El horizonte es abierto, es claro, amplio, ancho, inalcanzable, vital, está siempre despejado.
Cuando estás de pie los ojos siempre están a la altura del horizonte.
Es en la postura vertical desde donde mejor oteas lo horizontal.
Si miras de verdad al horizonte, entiendes la contemplación.
Con ese gesto estás aquí, lo lejano se acerca a tí, y te entra.
El horizonte está un poquito más elevado que la vista normal por lo que la mirada, además, despega.
Es previa al ejercicio "cardio-vídeo-digital" que nos proponía Peter (seguir con el movimiento del dedo el recorrido de un avión imaginario que se desplaza por el espacio rodeando la tierra), que es más avanzado y requiere mucha más práctica.
El horizonte es propio, no llegas a salir de la atmósfera, estás dentro de la casa común.  
Es el punto de encuentro entre el cielo y la tierra y por tanto es el espacio del hombre.
En los días nublados frente al mar, o por la noche, desaparece la división entre cielo y tierra del horizonte, se confunden, nos enseñan que en realidad todo es Uno. 
Al mirar al horizonte sigues un punto que recorre la curvatura de la tierra mostrándote que lo natural es redondeado.
Te libra de mirar hacia abajo, y por tanto de desequilibrios y caídas. De vista corta, de pensamientos cerrados.
Te libra de mirar hacia arriba, y por tanto de evadirte en alguna nube, de perderte en nada.
Mirando al horizonte vislumbras lo cercano.
La linealidad del horizonte se sincroniza con el hilo del movimiento.
Al moverte con la mirada al horizonte te diriges en fin, sin querer, hacia lo nuevo. Pasas del pasado. Sabes el destino. Descubres tu misión.
Diciembre 8, 2017

jueves, enero 11, 2018

Cenaculo Noviembre Capitulo XXII

"Abandonar, ceder, doblarse, vaciarse, consumirse y no tener nada"
Así  se inicia el capítulo y aquí está toda su fuerza. El resto de él es sólo una consecuencia.

"Envejecer es renovarse" dice, porque
esta sabiduría de soltar...de renovarse y dejar ir, la da la edad. Las decepciones, los cambios,
ensoñaciones o ilusiones banas...todo ello con la experiencia de los años te lleva a lo único real: Dios.

Milarepa en la página 195 del libro de Peter dice:
"todos los propósitos mundanos no tienen sino una conclusión inevitable, la aflicción. Las adquisiciones terminan en dispersión,  las construcciones en destrucción,  los encuentros en separación,  los nacimientos en muerte. Sabiendo esto habría que renunciar a la adquisición y la acumulación,  a la construcción y al encuentro y entonces  proponerse la realización de la verdad. ..haciéndose uno con la Verdad Suprema, Una y Última "
Por lo tanto, la realidad real es Dios.
Pgn.253 del libro de Peter:
"para nosotros ser realista consiste en trillar la paja, separando el grano con el aire del f-c. La trilla ha de ser natural, sin resistir, el  trillar es sufrimiento; superarás cualquier bache, contrariedad u obstáculo si te has enfrentado a las pequeñas renuncias, dificultades y padecimientos  del día a día"

Este capítulo del TAO pide humildad:
"si no tienes humildad no eres nada" nos sentencia  el cura de Ars.
Humilde es  ser "humus" o tierra o suelo, según la etimología u origen de esta palabra. Humilde es estar abajo reconociendo al fin que nada sabes y por lo tanto humilde es quien no compite y " nadie compite contigo" que dice el capítulo.
La humildad da el abandono, el ceder, el doblarse y vaciarse, el no poseer...para ir poco a poco siendo uno con el UNO.
"Por lo tanto abraza el Uno"
Ésta es la frase central del capítulo, porque la realidad no es lo que sucede en el teatrillo agitado de la vida, sino que el humilde puede ver desde abajo que lo real es Dios.

El desapego de todo y de todos es el camino del TAO.
Pero además, conforme dejas recibes; no es ésta una visión negativa, porque  si cedes te conservas integro, si te doblas te enderezas, si vacío te llenas, si te consumes renuevas y no tener es poseer.
La vida del abandono en la humildad regala vida plena. Vida Perfume de Amor. Vida vivida en paz.
Sólo Dios llena o sólo ÉL basta, que dice el poema.

Isabel Moreno

miércoles, diciembre 13, 2017

Dormilón





DORMILÓN OCTUBRE 2017
Estoy muy a gusto en la cama, he cogido con ganas, hay veces que empezaría a gritar, no sé lo que es. Casi todo el tiempo vienen recuerdos, tranquilos. Yo solamente quiero respirar y sentirme; lo demás que lo haga el Espíritu.
He tenido un recuerdo de una persona (temas recientes) y he sentido la tentación de enredarme, pero he tomado aire, que el Señor me limpie. Sentir lo que siento, vivirlo (respirarlo, no bloquearlo) y que se vaya como el agua sucia: Renacer, revivir, reanimar, renovar y resucitar. La 5 R de Religión.
La cabeza no para, constantemente me ofrece imágenes antiguas, recientes, he recordado unas cuantas películas. Es como en el F/C te vas y sigues a las imágenes y luego regresas a la respiración para encontrarte. El primer momento duro fue cuando sentí rechazo al sirope, al segundo día. Nunca me había pasado, lo he tomado siempre con gusto. Al segundo día ya no puedo tomar los dos vasos seguidos, solo puedo uno y hago 2 horas de descanso y vuelta a tomar. Tuve que convencerme de seguir, si seguía al rechazo se acaba el dormilón. A veces aprovechaba para hacer Cardio-Vídeo-Digital. El segundo día por la mañana soñé profundamente, el resto del tiempo solo adormilada.
Otro momento dificilillo fue la tercera noche, estaba muy despierta y tiesa, así que me dije “acéptalo”, pero aquello no paraba, así que al final gracias a que me aferré al “Erruki Jauna”  (Señor ten piedad de mi) me dormí.
También noté que al recordar a ciertas personas, se me encendía algo, pero al final, no sé cómo fue, se me pasó, y sentí que había hecho un reseteo emocional
Al despertarme por la mañana del tercer día están las emociones negativas al acecho y lo que en días pasados eran leves visitas, hoy han entrado hasta el fondo y he empezado con mis mantras, y le he pedido al Señor que me ayude. Entonces me ha venido “sonríe”. Hace tiempo que voy experimentado que cuando sonrío ”lo que sea” no se apodera de mí y me he puesto en la postura de 5 corazones miren al cielo, y me ha venido muy fuerte una emoción negativa,  la he mirado con paz, diciéndome eso también eres tú, no es de otra persona, esa emoción es parte de ti. Al verla como mía se ha disuelto como una nube. Luego han venido recuerdos familiares que me producen dolor y me he dicho que al menos puedo rezar por ello y encomendárselo al Señor.
Las dos primeras noches al declinar la luz de la calle sentí temor, pero luego ya no.
Al mediodía finalicé el dormilón contenta y creo que más serena que otras veces. Di una vuelta hasta el pueblo, en otras ocasiones no he tenido energía para ello.
Finalizar el dormilón siempre me da alegría, pero después luego siempre viene lo más duro. Fue cuando toda la energía negativa se volvió contra mí, mucho más fuerte que la que había sentido hacia otros. Solamente la oración volvió a apartarme de esa locura. En Misa he sentido que tengo que dejar de pensar en ello y dejarme llevar. La imagen de la barca ante un estrechamiento, ¿qué tengo que hacer? dejarme llevar.
He ido a caminar por el pueblo disfrutando de escenas muy bonitas, los árboles, el edificio del ayuntamiento…, y me puse a caminar como vi en China, (1, 2, 3, echando todo el peso del cuerpo en un pie), luego he hecho taichi y he sentido mucho gusto en la planta del pie.
PD. El dormilón es una práctica que nos recomendó Peter. Consiste en estar 3 días de ayuno, en la cama, solo tomando líquidos y sin entretenimientos (sin lectura, música, etc) con la respiración,  con uno mismo. Es una práctica que te lleva al autoconocimiento. Yo suelo comprar el sirope de arce y palma que venden en las herboristerías. 
Edurne

lunes, noviembre 13, 2017

REUNION CENACULO OCTUBRE 2017

Capítulo 23: Lo único Permanente es el Cambio 


 Hablar poco es lo natural.
Un huracán no dura toda la mañana. Un aguacero no dura todo el día.
¿Quién hace estas cosas? El cielo y la tierra.
Sí las cosas del cielo y la tierra no pueden durar eternamente,
¿cómo pretende el hombre que sus cosas sí lo hagan?
Así, quien acepta al Tao, se une al Tao.
Quien acepta la virtud, se une a la virtud.
Quien acepta la pérdida, se une a esa pérdida.
Quien se identifica con una de estas cosas,
por ella es acogido y podrá avanzar plenamente.
Ábrete al Tao, después confía en tus respuestas naturales
y todo encajará en su sitio.
      Para Lao Tse la única enseñanza posible es una enseñanza con pocas palabras, por eso desconfía del hablar demasiado. Las formulaciones son breves, incluso abruptas, el texto es  corto y discontinuo, pudiendo a veces parecernos deshilvanado. Las palabras están para explicar las imágenes; pero una vez captada la imagen, uno ha de olvidar la palabra. Las imágenes están para expresar las ideas; pero, una vez captada la idea, uno puede olvidar la imagen. Es como la trampa cuya razón de ser es la liebre: capturada la liebre, se olvida la trampa. O como una nasa cuya razón de ser es el pez: capturado el pez, se olvida la nasa. La captación de la idea radica en el olvido de la imagen; la captación de la imagen radica en el olvido de la palabra.
     Las traducciones son distintas. Unas son  más pedagógicas  y muestran más lecciones y consejos. Otras son más simbólicas usan  más imágenes que conclusiones. Es bonita la imagen de los fenómenos caóticos y violentos como el diálogo entre el cielo y la tierra, el intercambio entre dos cosas hasta volver de nuevo al reposo, al equilibrio.
     Este capítulo rescata nuevamente a la naturaleza como modelo de conducta equilibrada. Los procesos naturales son graduales y perduran cierto tiempo, no hay exceso en la naturaleza. Si la lluvia fuera violenta y durara por siempre, la armonía desparecería.
“Es de sabios hablar poco y de inteligentes mantener la calma.”
“Hasta el necio pasa por sabio e inteligente cuando se calla y guarda silencio”
“Si hemos nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua, es porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar.”
Donde ABUNDAN las PALABRAS nunca falta el PECADO, el que refrena sus labios es un hombre precavido. (Proverbios 10:19)
"Cuando HABLES, trata que tus PALABRAS sean mejores que el SILENCIO.”
"Tienes que saber que a veces el SILENCIO es la MEJOR RESPUESTA" (Dalai Lama)
"No es necesario DECIR todo lo que se PIENSA, lo que sí es necesario es PENSAR todo lo que se DICE"
Otra dificultad  para entender el Tao Te King es la forma de enseñar. En Occidente, el alumno sigue una vía de conocimiento lineal, el maestro permanece junto a él, lo asiste y le transmite su saber. El maestro taoísta, opera completamente dife­rente. Concibe y elige la vía más ardua y más larga. No enseña en el sentido tradicional del término; su rol parece consistir, por el contrario, en no enseñar, quebrar los prejuicios y las conven­ciones. Como me recuerda esto a Peter Yang. Podríamos decir que en esta sabiduría, no se trata en ningún momento de adquirir un saber, es una cuestión de ser, sentirse y actuar. Practique Ud. nos decía Peter. En el Tao Te King la estructura del lenguaje no es lineal, se recurre a una forma cíclica,  A es A, pero es también no A. A no es ni A ni no A, etc. El adagio, “el que sabe no ha­bla, el que habla no sabe”, si lo aplicamos literalmente, debe­ría hacernos abandonar toda tentativa de pensar, de hablar o de escribir sobre el Tao.
       Peter en el Chikung Cristiano también nos habla del callar. En la página 49: “Saber callar es otra forma de paciencia que nos hace merecedores de confianza. Si uno tiene solución para un problema, que hable, que lo solucione. Pero si uno no tiene solución, pues que se aguante y calle.” En la página 181 explica las diferentes maneras de callar: “Existe callar de uno mismo, se llama humildad. Callar de los demás es caridad. Después está callar de lo que sabes, que es sabiduría; callar el sufrimiento es ser valiente; y el callar cristiano, que es aceptar la cruz. También está callar la verdad (demostrar la verdad), que es el caso de Jesús y Pilatos.”
Para acabar el comentario que publicamos en el boletín del Rincón del Silencio hace años:  
IDENTIFICACIÓN CON TAO
La naturaleza dice pocas palabras.
He ahí que un chillido no dura toda una mañana.

   Para identificarnos con Tao, nos pone como ejemplo la naturaleza; primero identificarnos con la naturaleza, teniendo presente que “La naturaleza dice pocas palabras”, los procesos naturales habituales suceden de manera gradual, poco a poco, “chino-chano campechano”, la naturaleza es el modelo de conducta equilibrado. Cuando la naturaleza tiene procesos violentos, son de corta duración, hasta que vuelve de nuevo al reposo. En la naturaleza nada violenta es de larga duración.
        Las enseñanzas taoístas son de pocas palabras y estas palabras están para explicar imágenes, una vez captada la imagen hay que olvidar las palabras. Las imágenes están para expresar las ideas, una vez captada la idea se puede olvidar la imagen. Las ideas solas tampoco sirven para nada, hay que realizarlas, hay que practicarlas, “buena idea realizada, vida maravillada”.
        Las palabras de Jesús las tenemos en el Evangelio y también llega a la misma conclusión, que las realicemos, que las practiquemos: “Todo el que me ama, guardará mi palabra, y mi padre la amará.” Juan 14-23. “Dichosos los que oyen la palabra de Dios y la cumplen.” Lucas 11-28. En la parábola del sembrador, es el propio Jesús quien nos la explica: “La semilla es la palabra de Dios…” Lucas 8-11.