miércoles, junio 05, 2019

Pustina Comprendida, Vida Enmosaicada


PUSTINIA COMPRENDIDA, VIDA ENMOSAICADA                                           Altura, marzo 2019


El libro "Pustina, Espiritualidad rusa para el hombre occidental", cayó en manos de Peter a principios de los 90. En la convivencia de los cien días de Majadahonda estudiaron las páginas de la 62 a la 65. Hace poco Pilar compartió con nosotros estas páginas y me han encantado porque, aunque había oído miles de veces lo de la “vida enmosaicada”, la palabra pustinia no conseguía comprenderla.

Transcribo los párrafos que a mí personalmente me llamaron la atención:
El pustinik es un labrador que cultiva su campo arrancando las malas hierbas. Trabaja sin descanso para poder recoger toda la cosecha. Cuando esté bien limpio, Dios podrá sembrar la buena semilla a su gusto. El pustinik se esfuerza por hacer florecen el desierto. Este trabajo de limpieza y cultivo constituye el papel esencial del pustinik. Tal compromiso comporta un gran riesgo, porque se expone a la tristeza y la alegría. Se desposa con Cristo, y por eso se desposa con las dos. (pag.62)

Lo de estar expuesto a la tristeza y la alegría me ha tocado personalmente por lo mucho que puede desequilibrar andar entre esas dos polaridades. Nosotros cantamos nada tristeza, nada alegría… aunque en realidad sólo queremos quedarnos con la alegría. Cuesta aceptar las dos emociones tal como vienen y tendemos a aferrarnos a una de ellas. Desde mi punto de vista cuando esto se experimenta de forma consciente puede ser útil para sintonizar con las alegrías y las tristezas de nuestro alrededor y desarrollar la empatía.

Una de las causas principales de ese sentimiento de culpabilidad que nos hace creer que estamos separados de la comunidad, se fundamenta en la idea occidental de producción.
Los sacerdotes que trabajan en parroquias, una de las cosas que pueden hacer es sencillamente recorrer a pie su barrio y dejarse ver por la gente, haciéndose presenta a todos. A veces tienen la impresión, si no hacen otra cosa, de que están malgastando su vida Uno debe estar en paz, cuando no tiene otra cosa que hacer más que estar y orar (pag.63)

A veces veo a mi alrededor y entre mis compañeros de trabajo que nos sentimos estresados, esclavizados, atrapados en la rueda de la productividad y el individualismo. Me he dado cuenta que no hay nadie que más presione, más esclavice y más estrese que uno mismo, a pesar de que siempre tratamos de echar la culpa a cualquier “no-yo” que pillemos. Es tan fácil engancharse a la energía emocional negativa de los miedos, preocupaciones, enfados, tristezas...

Es muy duro aprender a vivir en la pustinia como un idiota, sin "hacer nada"... Para un hombre o una mujer de nuestro siglo tiene que resultar sumamente duro contentarse con pasar a los ojos de los demás como un idiota de Jesús. (pag.65)

En mi caso, aunque cada nueva situación laboral sigue produciéndome cierto estrés tengo la sensación de que el período de adaptación, a pesar de ser igual de intenso, es cada vez más corto. He observado que cada vez que empiezo en un nuevo sitio, la inercia que tiene mi ego es a liarse con el mismo discurso del “no puedo, no sé, no valgo”. Es difícil no compararse, no competir y respetar el propio ritmo. Espero que con el tiempo esa reacción automática y dolorosa pueda convertirse en una respuesta consciente que no me haga sufrir. Llegar a sentirme conforme conmigo misma transmitiendo buenas vibraciones a mi alrededor y pasar por un idiota de Jesús.

*************

Las tertulias que tuvimos en la casita de Flor hubo estuvieron muy interesantes. Me gustó una anécdota que contaron de aquella vez que a Peter le dio por preguntar en una convivencia “¿Qué es la vida?” Claro, nadie acertaba. Pasó por allí un niño al que le hizo la misma pregunta y éste, después de quedarse pensando, se encogió de hombros y dijo “¡Vivir!”. Muy bien, muy bien - dijo Peter - La vida no se puede explicar, solo experimentar.



También se habló de que la diferencia entre un cuerpo inerte y uno con vida es el aire que entra y sale, o sea, el movimiento. Me di cuenta de que tengo vida gracias a que el aire o Espíritu penetra en mi cuerpo y éste no puede hacer otra cosa que entregarse a Él.
Se habló de que la Pustinia es el desierto, es el sabio que "no hace nada que no sea necesario" (wu-wei), el ermitaño en medio de la plaza del pueblo. Tan sólo paseando entre la gente e irradiando su paz interior tiene un efecto positivo para la comunidad. Es la figura de monje urbano. 
No tuve ocasión de comentar la relación que yo encontraba entre la pustinia y el hoponopono (arte milenario hawaiano de resolución de problemas basado en la reconciliación y el perdón). Para mí en ambos casos se trata de limpiar los ambientes a base de limpiar el propio corazón.



Ni que decir tiene que la convivencia fue entrañable y las fricciones cada vez más suaves. Se nota que vamos madurando, algunos floreciendo y otros fructificando. Mención especial a la labor de la nueva socia colaboradora, siempre dispuesta a servir aun en los perores momentos de caos.


Marisa



lunes, mayo 06, 2019

Ni Euro, ni Salud. Eterna Juventud


De nuevo el grupo de “Un solo corazón” estamos aquí para compartir nuestra reflexión a esta frase de Peter.

“NI EURO NI SALUD, ETERNA JUVENTUD”


diez mil; años; verde (arriba señor y abajo luna)
 年青 = juventud
Peter como alma creativa y original, sacaba partido de todo y en esta ocasión, le sirve la popular canción “Tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor, y el que tenga estas tres cosas, que le dé gracias a Dios”. Suponemos que esta canción le dio pie a crear el lema sobre el cual hemos hecho nuestra reflexión, el grupito de “Un solo corazón”.
***
Lo que más me sorprende del hombre occidental es que pierde la salud para ganar dinero, después pierde el dinero para recuperar la salud (Dalai Lama)
“Trabajar para comer, comer para vivir, vivir para rejuvenecer, cada día más jóvenes…. hasta hacerse como niños” Peter
Los niños son indiferentes a la salud y al dinero. Los chinos pagaban a un médico mientras estaban sanos y dejaban de hacerlo cuando enfermaban.
El hijo pródigo cuando pierde la salud y el dinero, regresa a la casa del Padre y encuentra la felicidad.
Pero nos hace falta el dinero y queremos tener salud. Entonces ¿por dónde empezamos? ¿Qué significa eterna juventud?  Euro y salud pertenecen a la vida horizontal, sin embargo eterna juventud vienen del amor divino, es vida vertical y vida espiritual.
“No acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen (…) Por lo tanto, no os preocupéis, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos? O ¿con qué nos vestiremos? Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas: que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis de todas estas cosas. Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana: porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas. “
No preocuparse por el dinero ni por la salud, eso ya es estar curado. Nuestra solución es “Convive con la paz y la tranquilidad y nada más”. Jesús nos da la paz y el fresquito calorcito la tranquilidad, y con eso lo tenemos todo.
El Punto fijo, la creencia, nos ancla a la vida con la inocencia del niño, con el frescor de la juventud. Eterna juventud en chino está compuesto de tres caracteres, el último carácter significa= color verde. Pero es un verde muy chino, de las montañas brumosas al amanecer. Es el verde que con el carácter anterior se transforma en el significado de juventud. El color verde asociado a juventud nos trae la sensación de fresco, verde de jugoso, de una persona que se renueva constantemente, vive de sorpresa sin ideas preconcebidas, con curiosidad, con ánimo de vivir. Como no está programado, ni tiene expectativas, es creativo, original, sin esfuerzo. Camina y no se cansa. Saborea la vida, sin competición, con gusto.
¿Qué podemos hacer? Entretenernos en cuidar el cuerpo con taichí cada día, el alma con calma más calma robustece el alma, el medio ambiente viviendo y dejando vivir, sin olvidar el fresquito-calorcito para lentificar nuestras respiraciones y sonreír.
En eterna juventud no hay tiempo, solo ¡Viva la Pepa! “Aquí, ahora y ahorra”.
“La canción de la salud” nos da pistas, para ir más allá de la salud, je, je. Vivir con inocencia pero desde la experiencia, sin juzgar los acontecimientos, bien más bien requetebién, sin interpretar el pasado, ¡todo está bien, Viva la Pepa!
Tenemos nuestra manera de llegar al cielo como niños, con fresquito-calorcito. La vida es aire y quien no siente el aire no siente la vida, y el aire es el medio y el camino para llegar al Espíritu. Con la respiración consciente podemos escuchar el latido del corazón (Jesús que nos dice Aquí estoy) y nuestra respiración se tranquiliza y como dicen los chinos que tenemos contadas las bocanadas, nuestra vivencia también se alarga. Concienciando el movimiento con taichi cada día (suave, flexible, redondo y lejano), manteniendo las articulaciones flexibles, como bolas de algodón, nuestra casa terrenal se hace acogedora a un Espíritu que lo transforma y lo hace todo nuevo en cada momento. Y tenemos la sonrisa, otro ejemplo a imitar de los niños, la prueba del algodón para entrar en el cielo. Los niños sonríen un promedio de 40 veces al día, los jóvenes 16 y los mayores muy poco o incluso nada. La sonrisa es un signo de felicidad, dejemos a la memoria traicionera en su sitio, dormido, y vivamos con corazón tranquilo, rostro sonriente, ETERNA JUVENTUD¡¡¡¡
“Ni cogeré las flores, ni temeré las fieras, y atravesaré los puentes y barreras” (San Juan de la Cruz)
Jing: tranquilo: Un joven tumbado en la hierba  



Jing está formado por un radical (verde), y el otro carácter es el de un joven  tumbado. Es decir la imagen de jing (tranquilidad) es un joven tumbado en la hierba 青争 .

miércoles, marzo 13, 2019

Calma, Tanquilidad y Serenidad




El grupito de “Un solo corazón” (Ana, Adela, Alejo, Carlos, Edurne, Mª José, Marisa, Nacho y Ricard) hemos reflexionado sobre estas tres frases de Peter y Mª José ha preparado la síntesis que os ofrecemos en el blog. Espero que encontréis algo que os toque la fibra (del corazón).


CALMA MÁS CALMA ROBUSTECE EL ALMA
TRANQUILIDAD MÁS TRANQUILIDAD AUMENTA LA VITALIDAD
SERENIDAD MÁS SERENIDAD ENALTECE LA PERSONALIDAD



Calma, tranquilidad y serenidad son sinónimos, por lo que vamos a ver cómo experimentamos estos tres aforismos que nos ha dejado Peter, ya que los tres nos llevan en una misma dirección.
Los tres adjetivos son usados también para describir fenómenos meteorológicos o atmosféricos; la atmósfera está compuesta de aire, aire que conecta la materia con el espíritu.
El “más” nos indica que está en proceso de desarrollo: nos llevará a la ATENCIÓN SIN TENSIÓN, de aquí al MOVIMIENTO SIN ESFUERZO (como en el taichí) que nos permite absorber y degustar con los cinco sentidos y ¡VIVA LA PEPA!

Calma: sin ella no hay descanso, ¿cómo voy a sentir el alma? Según apuntes de tertulias de Peter, alma es ánimo de vivir, el intervalo en el F/C, la habilidad del espíritu para usar la materia. Si no la siento, ¿cómo la voy a robustecer?
Puedo sentir el alma en las pulsaciones del corazón. Esta actividad del corazón genera un campo electromagnético en forma de toroide alrededor del cuerpo físico que es la primera barrera defensiva ante cualquier elemento (físico o psíquico) externo, y este campo se ve fortalecido al latir en calma.

Una gacela está comiendo en la sabana africana, tranquila, serena, en calma. Cuando percibe un peligro se prepara huir o enfrentarse. Una vez que la sensación de peligro ha pasado vuelve inmediatamente a la tranquilidad de inicio.

Tranquilidad: cada cosa a su tiempo, dejar el pasado que no podemos cambiar y el futuro que está por venir, aquí-ahora y AHORRRA energía, dejamos nuestra “mochila” a Jesús. Al ahorrar energía nuestra vitalidad aumenta. Al dejar de intervenir recuperamos la tranquilidad.
Vivir en calma y tranquilidad permanentemente no es posible, viene y va. Requiere un aprendizaje. Tenemos que aceptar los momentos de “tormenta”, sea miedo, estrés, ira, euforia, para llegar a la verdadera calma: “soy como soy y estoy como estoy, estoy como soy, soy como estoy”. Cuando se va, pierdo pie con la realidad, pierdo vida (tiempo, atención al F/C). Mi responsabilidad es estar limpio para reflejar la luz, como el mar en calma refleja la luna. Aprender a mantener la calma incluso en medio de la tempestad, como Jesús en la barca.
Para ello, cuidar el cuerpo, alma y espíritu: movimiento y respiración, dormir bien, buena alimentación, no pensar mal, convivir, amar y servir. Ayuda seguir el orden del día, y practicar especialmente:

  • Fresquito-calorcito: sentarse, aunque sea un “nada”, enraizarme, ir con todos los sentidos a ese lugar interior (punto fijo) donde conecto con la energía universal que anima el alma.
  • Salivación consciente: que actúa directamente en el cerebro, mandando un mensaje de “no peligro”

Serenidad: la conciencia sin nubarrones, aparece nuestra verdadera personalidad. Como nos enseñó Peter, recordamos la imagen de la rueda (persona, personaje, personalidad), todos participamos de Una sola personalidad, en Cristo. La verdadera, la única. Es el hueco central en el que se acopla el eje y permite que todo funcione (cap. XI del TTK).

También el toroide que forma a nuestro alrededor la energía electromagnética generada por la actividad del corazón tiene un hueco central. Al estar sereno, sintonizo el pálpito del corazón, esta vibración, con la vibración de Jesús (llamando a mi puerta: toc-toc...). Se enaltece la personalidad. Está demostrado cómo aumenta el poder de un grupo de personas meditando, consiguiendo en NY que disminuyera el índice de delincuencia.



Tranquilidad y calma proporcionan vitalidad al cuerpo y fortalecen el alma, lo que nos da equilibrio en nuestra vivencia personal.
La serenidad nos aporta armonía en nuestra convivencia con los demás.

Como dice el cap. XVI del TTK:

“Alcanzar el vacío es la norma suprema, conservar la quietud (tranquilidad) es el máximo principio”.

lunes, febrero 11, 2019

Convivencia de Tai Chi Zen Cristiano, Donostia, Enero 2019




Edurne nos resume la convivencia de Donosti de este pasado mes de enero



CONVIVENCIA DE TAI CHI ZEN CRISITANO EN DONOSTIA, ENERO DE  2019

Este año ha sido la doceava edición de la convivencia y estoy sorprendida por el número de personas que nos hemos reunido y lo bien que hemos convivido. ¡Muchas gracias Peter!
Desde que nos reunimos sin la presencia física de Peter nunca hemos llenado la casa, nos hemos apañado muy bien, nos adaptamos a la nueva situación y hemos seguido adelante. Este año ha sido como los tiempos de Peter¡
Climatológicamente ha habido de todo, días muy lluviosos, truenos incluidos en los que hemos tenido que hacer vida dentro de la casa, hasta un día luminoso y soleado que nos permitió hacer el calentamiento en la calle. Nos dio mucha alegría ver un grupo nutrido haciendo taichi. También fue precioso hacer taichi a la tarde y ver el sol casi ocultándose tras las montañas, un momento muy especial. La relación con las hermanas es muy buena, se nota que nos aprecian mucho. Me lamenté un poquito a la priora de que sea una convivencia de invierno y me animó mucho diciéndome “mucho mejor, imagínate en verano, se te escapan todos a la playa”. Así que ahora me parece la mejor época para encontrarnos. Al sacerdote que viene todos los días a celebrar la Misa le pedimos que  la Misa del domingo la ofreciese por Gonzalo. Cuando fui a darle las gracias me dijo” Ahora os ayudará desde el cielo” ¡No lo había visto desde esa perspectiva!
Respecto al capítulo del Tao, el 37, le dimos unas vueltas, a mí me gustó mucho cuando pusimos moderador y participamos de una manera activa y fluida, muy variado. Distinguimos entre deseos y Esperanza: deseos hay muchos pero esperanza solo una.
La práctica del f/c, del taichi nos lleva a no dejarnos arrastrar por los deseos. A ser como el tao, que sin actuar, todo lo hace. Cuando  dejamos que las cosas sean como tienen que ser, que el agua siga por el camino que hemos elegido, todo queda hecho. Peter le llamaba también “vivir de sorpresa”. Hablamos de no acción, sin iniciación, por necesidad (instintos bajos, comer, dormir, alimentarse, evacuar, respirar).
Últimamente doy mucha importancia a las imágenes y vi que Peter en su libro “ChiKung cristiano” nos propone la imagen de un perro dormido (dio mucho de sí el comentario de esta imagen). Wu Wei también tiene que ver con hacer las cosas con tranquilidad y gusto, disfrutando. Aquí está María, que se olvida de todo, y se dedica a escuchar a Jesús. Marta podía haber hecho la comida con la misma actitud pero (deseos) quiere que María le ayude y protesta (pierde la paz).
Durante la convivencia salieron otras imágenes, el Tao siempre está en movimiento, como el agua de un fregadero que cuando se acerca al desagüe hace un remolino. Comenté lo que me cuesta entender que punto fijo y movimiento van de la mano.
También se comentó que cuando un remolino en el agua te arrastra hacia dentro, no hay que resistirse (se dice fácil), porque el propio remolino te arrastrará hacia arriba.
La importancia de empezar por uno. Creo que Peter nos decía, una perra primero tiene que alimentarse ella para poder dar leche a los cachorros. Una taichista lo comprendió en el avión cuando te explican las medidas de seguridad. Primero tienes que ponerte tú misma la mascarilla (en caso de que falte oxígeno) y luego ayudar a los próximos.
Todo es energía, nuestros pensamientos, nuestros gestos, nuestras acciones, y tienen sintonía y efectos. Por ejemplo, cuando nos acordamos de alguien con cariño, todo eso le llega a esa persona. Mapi nos mandó un texto escrito en el Vaticano, en el que se describía como una forma de oración. También tiene efecto sobre animales, plantas, etc. y no hace falta estar físicamente al lado, solo vale traerlo a tu consciente.
También se me quedó muy grabado un consejo de Carolina. Poner la atención en la planta del pie, notarlo apoyado relajadamente sobre el suelo, los dedos bien extendidos. Empezar a construirnos desde el suelo, el resto del cuerpo se ordena en sintonía con ese principio y se coloca correctamente, sin esfuerzo. ¡Me encanta por su simplicidad y su profundidad!

También hubo sus pequeñas dificultades de convivencia, pero creo que todos vimos que vamos limando asperezas y se solucionan mejor, dejándolo todo en manos del Señor y nuestra Madre¡
Así que gracias a todos los que habéis estado conviviendo con nosotros y a todos los que os habéis acordado y enviado vuestro cariñito y estad seguros que lo hemos recibido, gracias a todos.
La aceptación de una misma y las circunstancias aplaca mis deseos y me devuelve a mi centro.