lunes, mayo 17, 2010

Perdonar

El regreso del hijo pródigo (Rembrandt)



PERDONAR

¡Lo saludable que es perdonar!

Perdonar es la mejor manera de librarse del rencor que todavía podemos guardar en lo más profundo de nuestro corazón. Al desprenderse de los recuerdos dolorosos, llegamos a ser plenamente libres; sino seremos esclavos de los sentimientos de victima dolida, somos presos de resentimientos que revivimos y traemos al presente. Decía un autor que “el resentimiento es una autointoxicación psíquica. Un envenenamiento de nuestro interior que depende de nosotros mismos”.
Los beneficios del perdón han sido desvelados por la ciencia muy recientemente, aunque las religiones, desde antiguo, siempre lo promovieron y lo han pregonado a lo largo de la historia de la humanidad. Los cristianos tenemos el Padrenuestro, la oración que hace mas de dos mil años, Jesús nos enseña, y muchos pasajes del evangelio nos invitan al perdón. También el budismo enseña el perdón para liberar el sufrimiento.
Al no perdonar, la persona dañada esta encadenada a la persona que le hizo el daño, y mientas no le perdona no podrá sustraerse al poder que el ofensor y la ofensa tienen sobre ella. Una cosa es el dolor (que es normal que lo tengamos, al menos por un tiempo), y otra cosa son los sentimientos de rencor y venganza. La venganza lleva a la violencia y hay que erradicarla de nuestro corazón.
Para erradicar estos sentimientos de odio, rencor y venganza, hay que desarrollar sus opuestos: AMAR Y LA BONDAD (Fluir y servir como el agua)... Si de verdad se siente respeto y amor por los demás, el perdón es mucho más fácil de alcanzar.
Para los taichistas , taoistas y cristianos, tenemos una frase que realizamos mientras respiramos conscientemente:
DEGUSTAR LOS DISGUSTOS CON MUCHO GUSTO.


PENSAMIENTOS DE SAN JUAN MARIA VIANNY

“Me resulta mas difícil evitar la tentación de la desesperación que la del orgullo. Conozco mi profunda miseria. ¿Como queréis que sea tentado por el orgullo? Mi debilidad y mi miseria me entristecen, pero vuestra misericordia, OH Dios, me tranquiliza. (Cura de Ars).

Maribel

14 comentarios:

Manuela dijo...

Hola Maribel,

Pocas personas pueden perdonar y yo creo que es la solucion de todo odio en el Mundo.
Muy interesante como has escrito Maribel. Yo, perdona, como Alemana siento que los mayores en el Mundo no pueden perdonar por exemplo Alemania por su crimen a la humanidad. Yo tambien creo que lo mas importante es perdonar a si mismo--como en el caso de mi Patria y todo sale bien.
Creo que los Alemanes han perdonado su crimen , pero no han olvidado---eso es mal!
Siempre hay algo en el corazon que pica.
Mejor perdonar a si mismo y olvidar. A lo demas?
Claro, si tu eres capaz perdonar a ti mismo tu puedes al reves.

Manuela

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Hola, Maribel!
Hola, Manuela!

El texto de Maribel es magnífico y preciso.
Sin deseo de corregirlo, me gustaría añadir:
El PERDÓN nos resitúa en el presente, descargándonos del peso del pasado y liberando nuestros actos futuros.
El AGRADECIMIENTO nos desviste del orgullo y nos dispone a la humildad.
La FE nos recarga la esperanza y orienta nuestro diario caminar.

Creo que estamos verdaderamente necesitados (como colectivo y como individuos) de PERDÓN. ¡Ojalá fueramos sabios para darlo y recibirlo!

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Nada más sano ni más difícil que perdonar, se necesita ser muy de Dios para hacerlo de corazón, estar muy equilibrado, en paz, para que cuando venga un achuchón de esos que duelen...no responder con el abrupto y luego encadenarse al rencor y a las ganas de aclarar, decir, "poner los puntos sobre las ies"...je je, son necesarias muchas tablas, muchas, ser realmente humano, es decir: conocer el barro del que estamos hechos...como para no sorprenderse con el asalto de lo desagradable...y poderlo tomar con sana paciencia: quitarle importancia al asunto de marras, pues cada cual ve las cosas a su manera, diferentes a ti, pues tienen otras prioridades, otra sensibilidad.

Resumiendo, como dice Peter, que este tema me parece tan útil como necesario. Meerci Maribelita...¡y me pongo manos a la obra, que falta me hace!

Anónimo dijo...

Me responsabilizo de lo anteriormente dicho.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

INVOCACIÓN

Ven Espíritu Creador e infunde en nosotros la fuerza y el aliento de Jesús. Sin tu impulso y tu gracia, no acertaremos a creer en él; no nos atreveremos a seguir sus pasos; la Iglesia no se renovará; nuestra esperanza se apagará. ¡Ven y contágianos el aliento vital de Jesús!
Ven Espíritu Santo y recuérdanos las palabras buenas que decía Jesús. Sin tu luz y tu testimonio sobre él, iremos olvidando el rostro bueno de Dios; el Evangelio se convertirá en letra muerta; la Iglesia no podrá anunciar ninguna noticia buena. ¡Ven y enséñanos a escuchar sólo a Jesús!
Ven Espíritu de la Verdad y haznos caminar en la verdad de Jesús. Sin tu luz y tu guía, nunca nos liberaremos de nuestros errores y mentiras; nada nuevo y verdadero nacerá entre nosotros; seremos como ciegos que pretenden guiar a otros ciegos. ¡Ven y conviértenos en discípulos y testigos de Jesús!
Ven Espíritu del Padre y enséñanos a gritar a Dios "Abba" como lo hacía Jesús. Sin tu calor y tu alegría, viviremos como huérfanos que han perdido a su Padre; invocaremos a Dios con los labios, pero no con el corazón; nuestras plegarias serán palabras vacías. ¡Ven y enséñanos a orar con las palabras y el corazón de Jesús!
Ven Espíritu Bueno y conviértenos al proyecto del "reino de Dios" inaugurado por Jesús. Sin tu fuerza renovadora, nadie convertirá nuestro corazón cansado; no tendremos audacia para construir un mundo más humano, según los deseos de Dios; en tu Iglesia los últimos nunca serán los primeros; y nosotros seguiremos adormecidos en nuestra religión burguesa. ¡Ven y haznos colaboradores del proyecto de Jesús!
Ven Espíritu de Amor y enséñanos a amarnos unos a otros con el amor con que Jesús amaba. Sin tu presencia viva entre nosotros, la comunión de la Iglesia se resquebrajará; la jerarquía y el pueblo se irán distanciando siempre más; crecerán las divisiones, se apagará el diálogo y aumentará la intolerancia. ¡Ven y aviva en nuestro corazón y nuestras manos el amor fraterno que nos hace parecernos a Jesús!
Ven Espíritu Liberador y recuérdanos que para ser libres nos liberó Cristo y no para dejarnos oprimir de nuevo por la esclavitud. Sin tu fuerza y tu verdad, nuestro seguimiento gozoso a Jesús se convertirá en moral de esclavos; no conoceremos el amor que da vida, sino nuestros egoísmos que la matan; se apagará en nosotros la libertad que hace crecer a los hijos e hijas de Dios y seremos, una y otra vez, víctimas de miedos, cobardías y fanatismos. ¡Ven Espíritu Santo y contágianos la libertad de Jesús!

José Antonio Pagola


Juan 14, 15-16.23b-26

maribel dijo...

Muchas gracias Manuela
Muchas gracias Andrés
Muchas gracias Gaviota de SFG:

Manuela: Creo que es hora de olvidar lo que pasó en tu país. Es historia y no se podrá olvidar, pero es cada corazón quien olvida y perdona.
En España tenemos “La memoria histórica”, que no hace más que remover “caca” y enfrentar a unos con otros. Estoy de acuerdo con Andrés hay que vivir EL PRESENTE, sin odios, sin rencores, amando y sirviendo. LA VIDA ES UN SOPLO DE AIRE. Tenemos que aprovecha y vivir en paz.

Isabelita: Aunque no te hubieras identificado, te he reconocido.

Abrazos

DonTranquilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Serenando el deseo del ego, que siempre ha de decir algo..logramos aclarar la mente y entonces necesitamos decir menos, y lo poco que digamos se entiende.

Lo esencial es calmarnos...

Maribel, pues sí, soy la gaviota de SFG y además de ojos verdes...ja ja ja

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

DON TRANQUILO: Usted hace su comentario y luego se elimina a sí mismo. ¿Se averguenza acaso?

A.Z

Anónimo dijo...

Como cada circunstancia tiene su correspondiente causa, no hay motivo alguno que justifique la no conveniencia de su conocimiento cuando de ello uno mismo puede poner de acuerdo su razón con el corazón.
El no uso de la razón encamina al pragmatismo exclusivo.
El uso exclusivo de la razón deja fuera de su alcance lo universal.
La intuición sigue siendo dependiente de la Mente.
El sentimiento y el pensamiento, ambos igualmente son producidos dentro de una determinada mentalidad.
¿Dónde colocar al corazón?, en el sentimiento?, en el pensamiento?, en la razón, en la intuición?, en el pragmatismo?, en todo ello?, en un lugar desconocido de acceso indeterminado y caprichoso que satisfaga unicamente el egotismo?

Anónimo dijo...

3ª LECTURA: Jn 20,19-23
Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros.» Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.
Dicho esto, sopló y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonaréis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

COMENTARIO: “Como el Padre me envió, también yo os
envío” La misión es para todos, todos somos enviados, para hacer el bien, y para realizar la misma misión de Jesús, que es buscar lo más perdido, y crear espacios donde la persona pueda crecer. Jesús nos envía a descender a la realidad, porque es en la realidad que encontramos las alegrías y los problemas…necesitamos todos la fuerza del Espíritu, su poder en nosotros lo hace todo más llevadero, y nos anima a actuar con misericordia con la miseria humana que nos encontramos en el caminar diario. No se puede dar a nadie por perdido, y vale la pena, estar abiertos ante una sociedad tan necesitada de salvación, es allí que nos envía el Espíritu.
“Recibid el Espíritu Santo” Nos pueden ayudar dos imágenes para entender que sin el Espíritu no hay unidad: Así como la harina para convertirse en pan necesita el agua, del mismo modo nosotros para que nuestra vida se convierta en “amor” necesita el agua del Espíritu, como también lo necesitan los campos secos por la sequía. El Espíritu ha sido derramado como el agua en nuestros corazones, para que demos sus frutos: entrega, servicio, amor…
El Espíritu es también el gran consolador, él es el que consuela en tantos momentos de desolación o cansancio ante el caminar cotidiano, y nos da la paz que necesita nuestro corazón, Él se presenta siempre como este aire fresco que nos permite vivir, sintonizando con las vivencias de los otros, descubriendo con más profundidad a los hermanos, que tantas veces conscientes o no piden una mano amiga, alguien que sepa compartir su dolor o su alegría.
Ven Espíritu Santo, quien espera de verdad el Espíritu acierta en su esperanza, porque no deja nunca de venir.

ORACIÓN: Te damos gracias Padre, porque nos das tu Espíritu de adopción que nos hace hijos tuyos y hermanos de todos los hombres. Gracias porque nos diste una familia, un hogar, donde todos encuentran alimento, cariño, comprensión, alegría. Y gracias porque nos has dado a María, que nos protege y acompaña en todos los momentos de la vida.


Saludos Francisca

DonTranquilo dijo...

vergüenza no es el caso, pero si no se entiende mejor lo quito... no crees? graciaaaas...

Manuela dijo...

Hola a todos

Los comentarios siempre me ayudan mas de vosotros para entender en el sentido como los Espanioles se entienden.
Claro, yo veo muchas veces las cosas en un otro sentido, como en el caso de nuestra historia.
Creo tiene otros problemas que en Espania y asi....

Lo esencial como nos explica muy bien ---la Isabel--- es calmarnos
y callarnos porque no nos entienden en muchas casos lo mismo.
Gracias a Isabel, claro a Maribel, el Andres y Don Tranquilo ( no s

Anónimo dijo...

Buenar tardes Maribel; parecería bonita la palabra amistad. Y a veces no viene acompañada de esos ingredientes que a priori puedan parecer que la conforman ineludiblemente. Lo que la conforma es esa "presencia" sin una forma, pero no por ello menos neta, no por ello manos claramente evidente. Es esa persona que se asoma a la ventana de su personalidad y te das cuenta la buena pinta que tiene, te das cuenta que ella misma es la que se saca adelante y se forja, y así cuando la ves, el reflejo que te produce es hondo y claro. No es sumergirse en nadie, simplemente es que su reflejo te va bien, te gusta; sabiendo que así es suficiente, porque amistad nunca pide nada a cambio.Entre amigos no hay nada que perdonar

Ana