martes, diciembre 22, 2009

Corazón de la Navidad

dibujo de Maria Àngels Comella




NAVIDAD 2009

El corazon de la Navidad

Navidad es, ante todo, adoración y gracia; que debe traducirse en oración gozosa de alabanza, en intimidad y en encuentro con el Dios que nace. No hay verdadera Navidad sin oración, sin participación en la Eucaristía.

Navidad es también encuentro con el prójimo, vivir la fraternidad y la caridad, el amor y la acogida. Hemos de imitar a los pastores que en Belén fueron anunciados por el ángel: “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra Paz a los hombres de buena voluntad”. Ellos humildes y sencillos fueron los escogidos para ir a adorarle.

"Conoce el buey a su amo, y el asno, el pesebre del dueño. Israel no conoce, mi pueblo no recapacita" (Is 1,3).
Este texto de Isaías fue uno de los que inspiraron a San Francisco de Asís, allá por el año 1223, para realizar la primera representación del belén.
San Francisco entendió que la presencia del buey y del asno en la representación del belén esconde una velada referencia al dolor de Dios por no verse acogido por la humanidad, representada en los habitantes de Belén: "Vino a su casa, y los suyos no le recibieron" (Jn 1, 11).

El reproche de Yahvé - "Israel no conoce, mi pueblo no recapacita" - es una referencia del peligro de la insensibilidad espiritual a la que nos conducen los desmedidos afanes y preocupaciones materiales de la existencia.
Sin embargo, el buey y el asno no son sólo el signo profético que denuncia el rechazo del Hijo de Dios, sino que también nos representan a cada uno de los que deseamos acogerlo. ¡Tal vez, haya llegado el momento de aprender algo de los animales! ¿Y si le pidiéramos a Dios en esta Navidad la gracia de ser el "burrito" de su belén?

Una Sagrada Navidad para cada uno de vosotros os deseo desde mi corazón.
la Paz Eterna y el Amor de la Sagrada Familia.
¡Feliz Año 2010!

"US DESITJO A CADASCÚ DE VOSALTRES UN SAGRAT NADAL I UN FELIÇ ANY NOU

Con cariñito familiar autentico


Maribel

20 comentarios:

Anónimo dijo...

LES ENVIAMOS UN ABRAZO MUY FUERTE Y NUESTROS MEJORES DESEOS PARA QUE ESTA NAVIDAD JESUS SIGA ESTANDO EN SUS CORAZONES Y LOS LLENE POR SIEMPRE DE ALEGRIA Y PROFUNDA PAZ,NOS DE POR SIEMPRE LA OPORTUNIDAD DEL CRECIMIENTO(BUENOS CRISTIANOS).
CON MUCHO CARIÑITO FAMILIAR.
SUS AMIGOS TAICHISTAS DE AGUASCALIENTES,MEXICO.
¡FELIZ NAVIDAD!

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Querida Maribel y queridos taichistas de uno y otro lado del océano. Os deseamos una feliz Navidad y un año nuevo lleno de ilusión y de alegría.
Espero poder seguir leyéndoos y esscribiendo con vosotros.
Feliz Navidad!!!
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

25/12/2009
La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo
Hoy celebramos el cumpleaños de Jesús; recordamos en esta fecha el día en el que la virgen María dio a luz al Hijo de Dios, al que se convertirá en el Redentor de mundo; un antes y un después para los cristianos en la Biblia, en la cronología, en la relación de Dios con los hombres y, en definitiva, en la historia del universo.

De ahí que hoy sea un día de fiesta, fiesta mayor para todos los cristianos. El recuerdo de que Dios amor se encarnó por amor a cada uno de nosotros, para traernos su mensaje de redención y de salvación y para conducirnos, si así lo elegimos libremente en este mundo, a la vida eterna.

¿Quién puede festejar más celebración que ésta? Así pues, demos gracias al Señor y recemos por seguir todos el camino que Jesús nos marcó y oremos por los fallecidos que, aún sin purificar, esperan a las puertas del cielo nuestra oración para encontrarse cara a cara con Dios amor.

¡MUCHAS FELICIDADES PARA TODOS USTEDES!

A.Z

Anónimo dijo...

Jesús nos vino hace ya posiblemente algo más de dos mil años, y no fue recibido, y aun así inspiró unos cambios profundos en las mentes de todo un mundo que lo convirtió en paradigma.
Para entonces, el mundo occidental ya vivía y construía las bases de lo que ahora es.
Y me digo, más que preguntármelo, si no fue utilizado este símbolo que es JESÜS, para utilizarlo en solo su aspecto que convenía.
De la misma manera que ya se está diciendo que al mundo occidental le falta de forma generalizada, lo que se está viniendo en decir, que le falta un tornillo, o que falta una o mas vueltas de tuerca; también a Jesús de Nazaret se le encaja posiblemente en esta forma ya sistematizada de una civilización, si es que se la puede llamar así, que vive con y para las consecuencias de esta falta de ajuste en sus mismos principios, si es que se puede llamar así a lo que no parece existir ya, al menos como tales, en lo que su acepción estricta está en la base de cualquier civilización, y que no tenemos ni siquiera la capacidad (por nuestra conformación) de poder llegar a entender por nuestros propios medios.
Creo que al Jesús de Nazaret que rememoramos en nuestros ritos, estamos lejos ya de su pista perdida.
La confusión en aquella época, que recaía en quien estaba al servicio mas de lo mundano que de cumplir la palabra de Dios, dada a través de la Tradición, no afectaba al común de los mortales, por lo menos en lo que ahora eso se puede entender, aunque ya la clase sacerdotal estuviera tan tocada como las demás clases en cuestión, sobre el verdadero significado y sentido dados a la palabra (logos) "privilegio".
Cuando tenemos la fortuna de que nos llegue la brisa de oriente, refrescante para nosotros y en nuestras condiciones, nos damos cuenta que el significado de tener privilegio queda oculto solo a quienes comprenden el significado profundo de sus libros sagrados, sin que haya factor humano que representándolo, lo pueda desvirtuar.
Aquí los mismos representantes (del privilegio, del logos) pueden tener la potestad de limitar significados verdaderos en aras de algo que por ninguna parte es real, hoy dia han desaparecido argumentos primarios y conclusiones efectivas de los mismos. Hoy día los representantes ya, de lo que deviene “una nada" se anuncian en la televisión como un evento mas, hoy toca al hombre puente (Pontífice) celebrar el rito navideño, etc etc, llega a todos los hogares, pero, ¿qué es lo que llega?
En el otro extremo está la posibilidad que siempre ha estado más o menos en potencia, y que es el desarrollo del germen espiritual, que en el verdadero oriente, en el oriente tradicional, pulula por doquier, y solo tiene que ser captado oportunamente por quien tiene las condiciones de alimentarlo y desarrollarlo.
Esto, que antaño era la meta de toda tradición, incluida la tradición de la vida Cristiana, cuando existía La Cristiandad, solo nos quedan de ello tenues reflejos que solo pueden ser vistos bajo lentes especiales.
Ha surgido una envoltura de "moralidad" que no deja ver directamente el espíritu de las cosas. Todas estas cartas archivo que con tanto gusto nos mandamos y recibimos es una buena prueba de ello, son una especie de vestidura uniforme que no deja manifestar lo que de genuino tiene cada persona, que al fin y al cabo es en ella siempre, donde puede ir parejo el auténtico mensaje espiritual, traducido, adosado a los componentes intemporales y aespaciales del alma, que expresamos, que comunicamos en cada hecho, en cada testimonio
Decir que conocemos a Jesús y que lo deberíamos imitar es una verdadera incongruencia.
La persona que conoce a Jesús no puede ser otra que Jesús mismo.
(CONTINUA)

Anónimo dijo...

Jesús no fue conocido, ya que no fue aceptado. Todo lo más fue amado con amor humano, de Pedro, de la Magdalena, etc..., aún así no fue conocido por ellos. Tenemos que decir los humanos, debido a nuestra incapacidad del verdadero conocer, los occidentales me refiero, que la frase "amar es conocer", esta era la única forma que tenía Jesús para ponerles en disposición de que pudieran tener una visión mínima de ese "conocer".
Y, como tampoco ni siquiera hemos llegado a poder amar como Jesús nos dijo, pues, hemos ido degenerando también en el amor, y tampoco el amor se ha salvado para poder ejercer su función.
¿Que nos queda?
Nos queda todo lo que no hemos sabido o podido aprovechar, y nos queda además el aprendizaje obtenido de ese desaprovechamiento.
Esto nos debe dar alas, para aprovechar cuanto más y cada vez más.
Debe ser un aliciente.
Ya que no somos capaces de afrontar ni el verdadero conocimiento, ni el verdadero amor, lo que nos toca afrontar, debe llevar, sea lo que sea, el adjetivo "verdadero" acompañando al "hecho". Si, es un hecho, en lo que consiste lo que todavía nos queda, lo que Dios nos reserva, es un "Hecho", individual, o mas que decir individual, es Personal, y es un hecho que ha de ser verdadero. Esto nos puede salvar y preservar con ello el corazón del universo
Que tengamos todos verdaderos hechos con los cuales conformar un único corazón, no se necesita nada más

Ana

Anónimo dijo...

Jesús no fué conocido, ni siquiera comprendido. El, Palabra Hecha Carne, tampoco muchos le recibieron.
Hizo falta que viniera el Espíritu de la Verdad para que en nuestros corazones sea recibido, conocido y comprendido.

VIVIR Y CAMINAR DE VERDAD, es lo único que se necesita.

Un abrazo para todos

Maribel

Anónimo dijo...

El Espíritu de la Verdad no tiene cambios de lugar ni de tiempo, participa en el TODO, forma UNO con EL

Ana

Anónimo dijo...

Nº de Octubre de 1935, pág. 156:

Estudiante. - Estoy particularmente interesado por una frase de la respuesta de A. W. Y. a la pregunta sobre el Sello de Salomón. Dice: "El 'Uqdat Seyidnâ Suleymân', o 'Nudo de Salomón', cuya significación es muy próxima a la del Sello de Salomón... etc." ¿Cual es la forma de este "Uqdat Seyidnâ Suleymân"?

A. W. Y. - He aquí la figuración del "Nudo de Salomón":
Nudo de Salomón
Existen, claro está, algunas variantes más o menos complicadas, pero esta presenta simbólicamente lo esencial.

En cuanto a la frase: "...por razones completamente diferentes de las que piensan los modernos" quiere decir que, en todas las tradiciones, el verdadero simbolismo del corazón se refiere al intelecto puro (en tanto que distinto de la razón) y jamás al sentimiento o a la emoción. Habrá siempre que tenerlo en cuenta puesto que se trata, no solamente del corazón del hombre, sino igualmente del "Corazón del Mundo".

Anónimo dijo...

Marcar este mensaje
[L'Harmonia del Drac] ¿NOS AMAMOS?


Comencemos hoy recordando la frase de Jesús: "...ama al prójimo como a ti mismo...". Como la hemos oído desde siempre, no le hemos dado la importancia que tiene.
Primero observemos nuestro caso particular: ¿quién es el prójimo? Pues es ese en el que estáis pensando, el más cercano, la persona con la que convivimos o nos relacionamos más, ese es el prójimo.
En este "aquí y ahora", la Ley de Atracción hace que esta persona esté a nuestro lado y así nos permita conocernos mejor, viendo nuestro reflejo en ella. Sin embargo, le discutimos constantemente lo que nos disgusta de su forma de ser, pasando por alto lo que nos gusta; eso nos pasa desapercibido, solamente miramos un lado de la moneda. Y no creáis que esa moneda solo tiene un lado, tiene dos; como todo en este nivel en el que vivimos.
Al centrarnos en una parte, cada vez la reforzamos más y más, sin ser conscientes de que estamos discutiendo con nuestro propio reflejo.
Si por un momento pudiéramos mirar mas allá de la forma, nos daríamos cuenta del mensaje.
No cambiaremos la situación si antes no nos miramos y nos aceptamos a nosotros mismos “tal como somos” ahora. Así nos damos cuenta de que no podemos amar al prójimo como a nosotros mismos, ya que “ahora” no nos amamos.

Si nos sinceramos en nuestro diálogo interno, nos damos cuenta de que hay muchas cosas de nosotros que querríamos cambiar y no “podemos”; sin embargo, intentamos a toda costa que lo haga el otro, sin darnos cuenta de que el otro, no está ahí para que lo cambiemos, sino para que cambiemos nosotros.
Nuestro principal objetivo es, en primer lugar, reconocernos tal como somos en este justo instante; siguiendo después con la plena aceptación de lo que hemos reconocido aquí y ahora, (no dentro de cinco minutos ni mañana cuando seamos de otra forma). El momento de amarnos es ahora, tal como somos, con lo que nos gusta y no nos gusta de nosotros mismos, en el lugar donde estamos y en la actividad que desarrollamos, porque es ahí donde nos ha puesto la vida, con nuestros gozos y nuestras sombras, creyendo firmemente que en cuanto aceptamos de forma auténtica todo lo que somos y hacemos, comienza a producirse un cambio de frecuencia favorable en nosotros y extensible a los demás.
Esa es la forma de amarnos, incondicionalmente. Si pensamos amarnos cuando seamos “mejores”, ese mismo pensamiento implica que ahora somos “peores”, con lo cual siempre queremos algo que no tenemos y no queremos lo que tenemos, el aquí y el ahora, tal como somos.


EJERCICIO PRÁCTICO:
Silénciate, busca el instante santo dentro de ti mismo, ayúdate de tu respiración y déjate guiar por tu Ser Interior. Escucha lo que te dice, no dialogues con tus pensamientos, deja que pasen y descansa en tu Ser.
Haz una observación sincera de ti mismo, sin juicios; reconócete tal como eres física, emocional y mentalmente; acéptate aquí y ahora; ámate ahora, porque este instante ya ES; no proyectes el mañana, acepta ahora, ama ahora y lo demás…se te dará por añadidura.
Silencio.

Gracias por vuestra atención

Anónimo dijo...

D.: Yo no puedo hacer que mi mente medite.

D. (Otro): —Cuando está libre un elefante, pone su trompa aquí y allá y se siente inquieto. Si se le da un trozo de cadena, la trompa la agarra y ya no está inquieto. Similarmente, la mente sin una meta está inquieta; con una meta permanece en paz.

D.: No, no, todo eso es teoría. He leído muchos libros. Pero de nada me sirvieron. Es prácticamente imposible hacer que la mente se concentre.

M.: La concentración es imposible mientras hay PREDISPOSICIONES. Éstas también obstruyen a bhakti.

Anónimo dijo...

RECUPERAR A JESÚS

Los creyentes tenemos múltiples y muy diversas imágenes de Dios. Desde niños nos vamos haciendo nuestra propia idea de él, condicionados, sobre todo, por lo que vamos escuchando a catequistas y predicadores, lo que se nos transmite en casa y en el colegio o lo que vivimos en las celebraciones y actos religiosos.
Todas estas imágenes que nos hacemos de Dios son imperfectas y deficientes, y hemos de purificarlas una y otra vez a lo largo de la vida. No lo hemos de olvidar nunca. El evangelio de Juan nos recuerda de manera rotunda una convicción que atraviesa toda la tradición bíblica: «A Dios no lo ha visto nadie jamás».
Los teólogos hablamos mucho de Dios, casi siempre demasiado; parece que lo sabemos todo de él: en realidad, ningún teólogo ha visto a Dios. Lo mismo sucede con los predicadores y dirigentes religiosos; hablan con seguridad casi absoluta; parece que en su interior no hay dudas de ningún género: en realidad, ninguno de ellos ha visto a Dios.
Entonces, ¿cómo purificar nuestras imágenes para no desfigurar de manera grave su misterio santo? El mismo evangelio de Juan nos recuerda la convicción que sustenta toda la fe cristiana en Dios. Solo Jesús, el Hijo único de Dios,es «quien lo ha dado a conocer». En ninguna parte nos descubre Dios su corazón y nos muestra su rostro como en Jesús.
Dios nos ha dicho cómo es encarnándose en Jesús. No se ha revelado en doctrinas y fórmulas teológicas sublimes sino en la vida entrañable de Jesús, en su comportamiento y su mensaje, en su entrega hasta la muerte y en su resurrección. Para aproximarnos a Dios hemos de acercarnos al hombre en el que él sale a nuestro encuentro.
Siempre que el cristianismo ignora a Jesús o lo olvida, corre el riesgo de alejarse del Dios verdadero y de sustituirlo por imágenes distorsionadas que desfiguran su rostro y nos impiden colaborar en su proyecto de construir un mundo nuevo más liberado, justo y fraterno. Por eso es tan urgente recuperar la humanidad de Jesús.
No basta con confesar a Jesucristo de manera teórica o doctrinal. Todos necesitamos conocer a Jesús desde un acercamiento más concreto y vital a los evangelios, sintonizar con su proyecto, dejarnos animar por su espíritu, entrar en su relación con el Padre, seguirlo de cerca día a día. Ésta es la tarea apasionante de una comunidad que vive hoy purificando su fe. Quien conoce y sigue a Jesús va disfrutando cada vez más de la bondad insondable de Dios.

José Antonio Pagola
2 domingo después de Navidad
Juan 1, 1-18

Manuela dijo...

Hola a todos

Tambien de mi parte un ano nuevo lleno de Paz y verdad en todas nuestros pasos.
Vivir y caminar de verdad es la salvacion de nosotros conjunto "Tu fe te ha salvado".
Maribel gracias por existe el Blog Manuela

Anónimo dijo...

Para que la Iglesia lleve a cabo la misión a la que está destinada deberá restituir a la doctrina el sentido esotérico y metafísico que ella posee, sin cambiar en absoluto la forma religiosa

Anónimo dijo...

Para todos los que leeis y escribiis en este blog mis mejores deseos para el año 2010.

Con mucho cariñito familiar

HILDA

Manuela dijo...

Hola a todos

Me han llegado desde Mexico las Palabras de " Sentir las Pensamientos y pensar los sentimientos" ?
Me gustaria que creais los Espanioles--es posible???
A mi no en ningun parte--esta dentro el sentido de aqui y ahora--solo estar presente y atontado como puede ser ese?
Que los reyes magigos se acomparan
nuestros pasos.
Saludos
Manuela

Anónimo dijo...

Manuela, el estado de "atontamiento" no puede ser otra cosa que cuando uno reconoce que existe algo incomparablemente superior al estado humano, o mas bien que reconocerlo, que ya sería una perfección muy grande, lo entrevee, lo intuye, porque aunque no se llegue a ver, uno ve las propias limitaciones de uno mismo, y ya eso es un paso importante, para obtener paz y sosiego (lo que se podría llamar así a un relativo atontamiento)

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo de lo que decís del ATONTAMIENTO, es como llegar a LA SANTA INDIFERENCIA, que nada ya importa sino los cosas de Dios. La persona, como dice el comentario anterior, se reconoce las culpas, las propias limtaciones e incluso de épocas lejanas, pero al mismo tiempo hay dulzura en el arrepentimiento.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, felicitaciones y enseñanzas.

Os deseo: ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Siempre dispuesta a serviros
Maribel

Anónimo dijo...

Benedicto XVI a los terroristas: “¡Abandonad el camino de la violencia!”
Llamada a sus conciencias en el rezo del Ángelus

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 1 de enero de 2010 (ZENIT.org).- El Papa invitó a los terroristas a dejar la violencia, este viernes antes de rezar el primer Ángelus del año desde su ventana ante miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro.

“En el primer día del año, querría dirigir una llamada a las conciencias de los que forman parte de grupos armados de cualquier tipo”, señaló.

Y dijo: “A todos y a cada uno digo: ¡deteneos, reflexionad y abandonad el camino de la violencia!”

“En un primer momento, este paso os podrá parecer imposible, pero, si tenéis la valentía de cumplirlos, Dios os ayudará, y sentiréis volver a vuestros corazones la alegría de la paz, que quizás desde hace tiempo habéis olvidado”, continuó.

Y añadió: “Encomiendo este llamamiento a la intercesión de la Santísima Madre de Dios, María”.

El Papa destacó la necesidad de respetar la creación y la vida humana. “Si debemos cuidar las criaturas que nos rodean, ¡qué consideración deberemos tener con las personas, nuestros hermanos y hermanas! ¡Qué respeto por la vida humana!”, exclamó.

También abordó la necesidad de custodiar lo creado para cultivar la paz, tema del Mensaje del Papa para la XLIII Jornada Mundial de la Paz, que se celebra el primer día del año.

“Un objetivo compartido por todos, condición indispensable para la paz, es el de administrar con justicia y sabiduría los recursos naturales de la Tierra”, constató.

Recordó que al escribir el Mensaje de esta Jornada, se estaba celebrando la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno sobre el clima en Copenhague, “donde ha emergido una vez más la urgencia de directrices acordadas en el ámbito mundial”.

Pero añadió que en este primer día del año quería destacar que “todos somos responsables de la protección y del cuidado de lo creado”, así como “la importancia que, en la tutela del medio ambiente, tienen también las elecciones de cada uno, de las familias y de las administraciones locales”.

“Por ello, también en este campo, es fundamental la educación: para aprender a respetar la naturaleza; orientarse cada vez más “a construir la paz a partir de opciones de gran calado en el ámbito personal, familiar, comunitario y político”, dijo, citando el Mensaje.

El Papa concluyó compartiendo sus esperanzas para este año: “A todos auguro que el año que acaba de comenzar sea un tiempo en el que, con la ayuda del Señor, podamos encontrar a Cristo y la voluntad de Dios y así también mejorar nuestra casa común que es el mundo”.

Anónimo dijo...

Discurso protocolario.
Hay que sacar de ello lo que bien se entienda y practicarlo.
Enmarca una utilidad de bien común para toda la población que le sea receptiva.
Evidentemente forma uno más, y eso es lo que parece pretender.
Si a cada uno le aporta fuerza y bienestar, enhorabuena y afortunados.
Y que siga en su puesto con el talante que se requiere.
En última instancia todo depende de la actitud de cada paersona, y solo la no acción de un espíritu elevado puede sostener un mundo en paz (cap XXXV del TTK)

Anónimo dijo...

"Pero sin duda el obstáculo más grave es esa especie de desconfianza de que se da muestras, en demasiados medios católicos, y aun eclesiásticos, con respecto a la intelectualidad en general; decimos el más grave, porque es una señal de incomprensión hasta entre aquellos mismos a quienes incumbe la tarea de enseñanza. Han sido tocados por el espíritu moderno hasta el punto de no saber ya, lo mismo que los filósofos a los cuales antes aludíamos, lo que es la intelectualidad verdadera, hasta el punto de confundir a veces intelectualismo con racionalismo, facilitando así involuntariamente el juego a los adversarios. Nosotros pensamos, precisamente, que lo que importa ante todo es restaurar esa verdadera intelectualidad, y con ella el sentido de la doctrina y de la tradición; es hora de mostrar que hay en la religión otra cosa que un asunto de devoción sentimental, otra cosa también que preceptos morales o consolaciones para uso de espíritus debilitados por el sufrimiento; que puede encontrarse en ella el “sólido alimento” de que habla san Pablo en la Epístola a los Hebreos"