martes, diciembre 08, 2009

El Futuro del Taichi

EL FUTURO DEL TAICHI por Andrés Guerrero
¿un tai chi sin futuro? ¿un futuro sin taichi?

Hace ya días -por no decir años- que se me vienen a la cabeza estas preguntas, pero casi siempre o bostezo una respuesta o grito un vaticinio. Hoy, tras un intercambio de correos con Ana (Josef), encuentro la ternura necesaria como para escribir algunas líneas sin que mi acento suene chirriante ni –intencionadamente- ofensivo.

Cuando Peter empezó hace algún tiempo a preguntarse “¿qué será de este grupito? ¿qué será del tai chi?”, nosotros –me refiero a Esthercita y a mí- hacía ya años que nos lo preguntábamos y nuestras respuestas eran de todos los colores, menos optimistas. Tiempo después, Peter empezó a manejar el término “cariñito familiar” con exhaustiva y exacerbada repetición y constancia y creo -personalmente- que no se le ha entendido bien.

Por otra parte, hace ya tiempo que Peter me pide que escriba algo que resuma o que muestre mi experiencia en estos años de taichi a su lado. El 28 de enero se cumplirán 18 años junto a él, aunque Esthercita –siempre pionera- me saca una semana de ventaja y siglos de claridad. No quiero hacer de este –desearía breve- texto unas memorias, pero sí quiero aprovechar para mezclar mi experiencia –personal, muy personal- y mis reflexiones.

¿UN TAI CHI SIN FUTURO?

No puedo creerlo, sinceramente. No puedo creer que nuestro taichi, que la forma en que Peter ha sembrado esa semilla al viento, que el mimo con que la ha plantado, la ha cuidado, la ternura que ha puesto en ella y, también, el carácter y la determinación que ha empeñado en su desarrollo vayan a quedar sin fruto aparente, sin continuación, sin –llamémoslo- “premio”.

Creo que lo que nos ha enseñado, lo que nos ha transmitido es toda su experiencia vital, todo su modo de hacer las cosas, de enfrentarse a los problemas vitales de cada día, a nuestra inmensa y muchas veces dolorosa tarea de ser personas. Creo también –en contra de lo que muchos pensaban y ahora ya no sé si piensan o han desaparecido de nuestra constelación familiar- que todo cuanto Peter nos ha contado es fruto de su coraje, de su historia, de sus circunstancias y sobre todo de su experiencia, de su reflexión, de su sensibilidad, de su creencia y de su fe. Curiosamente no puedo pensar en Peter sólo como un hombre de fe, entendiendo como tal una persona con una base firme religiosa. Siempre he visto a Peter –desde que lo conozco- como una persona llena de fe en nosotros, en sus alumnos, en sus discípulos, en las personas, en la humanidad, en la VIDA. Por eso, sé que el futuro de nuestro taichí está en nosotros mismos, en nuestra capacidad de dar fruto, en nuestra capacidad de desarrollarnos hasta el final sin pereza y sin limitación, en nuestra capacidad de ponernos al servicio de los demás, de entregarnos a la causa de ser “taoístas” hasta la MUERTE y de ser cristianos hasta la VIDA.

¿Qué futuro tiene nuestro taichí? Exactamente el que nosotros queramos que tenga, el que nosotros alimentemos día a día, hora a hora, segundo a segundo. Con nuestra práctica, con nuestra experiencia, con nuestra dedicación, con nuestra transmisión, con nuestro servicio, con nuestra entrega. Si no hacemos de nuestra práctica la base de nuestro día a día, podremos llamarnos como queramos, pero no seremos lo que la semilla plantada guarda para nosotros.

¿UN FUTURO SIN TAICHÍ?

Recuerdo que me quedé patidifuso, estupefacto, cuando a la llegada a unas convivencias, los compañeros nos contaron: “Peter apenas hace ya tai chi”. No podía creerlo. Tantas horas empeñadas en movernos suave, dulce y sin tensión quedaban aparcadas a un lado a cambio de más tiempo de charla, procesos mentales, mantras, oraciones y liturgias –muchas veces- inacabables.

Hacía ya tiempo que Peter venía anunciando: “¿Cuándo acabará esta comedia?” y no le entendíamos. No sabíamos por qué decía estas palabras. Para nosotros no era una comedia, sino que era nuestro alimento, nuestra ilusión. Tener en nuestra agenda apuntada la asistencia a una convivencia, fuera donde fuera, era nuestro “leiv motif”, nuestro motivo vital, para superar las circunstancias que se nos presentaran hasta aquel momento. No lo entendíamos.

Para nosotros, acostumbrados a dos o tres horas de taichí por sesión, acostumbrados al calentamiento que había aumentado de 40 a 90 minutos, acostumbrados a menos hablar y más sentir… aquello se nos hacía incomprensible. ¿A qué comedia se refiere? ¿Qué tiene que acabarse?

Finalmente dejó de hacer taichí y nos quedamos –yo al menos- un poco descolocado, sin asidero. Para mí había llegado a ser un verdadero placer el estar allí de pie, moviéndome al compás de no sé qué sobre lo que Peter imponía su ritmo vital, sintiendo el peso, el cansancio, la cabeza torturadora, la comparación, el calor, el frío, las presencias, etc… Me pareció atrevido y arriesgado, pero lo acepté por ser una decisión de Peter. El tiempo y la decisión tomada limpió el grupito de personas y nos dejó reducido a eso: a un grupito. Recuerdo una convivencia en Santander en que nos juntamos hasta 150 personas a su alrededor. Después de aquella decisión, apenas llegábamos en los mejores momentos a una veintena.

El tiempo ha pasado y aún no me atrevo a ponerle calificativo a tal decisión. No sé si fue buena o si fue mala. Sólo sé que la vitalidad de las convivencias y la variedad y diversidad de personas se vieron mermadas. Se perdió el taichí, que quedó reducido a apenas unos minutos, fuera de programa, en los jardines y con aún menos asistencia de la prevista y deseada. Y así se nos perdió el taichí. Más tarde, se le pasó la cuchilla al fresquito-calorcito y se fue dejando a favor de la continuación de charlas extensas y las más de las veces agotadoras y recurrentes. Lo único que iba en aumento es la liturgia, las caras de santos de los asistentes, el hambre en las comidas.

EL FUTURO DEL TAICHI

Me reconozco estimulado, animado, motivado por el coraje, la valentía, el ánimo y la confianza de Yolanda y sus compañeros de México al abrir un centro, un rincón de la Paz, de la Calma, del Silencio en esas tierras con su sola ayuda. Y siempre me pregunto por qué aquí no somos capaces de nada, apenas de reunirnos en convivencia, pero sin más futuro que el de los días de Peter.

Reconozco en mí ese ánimo, esa fuerza, ese interés, esa ilusión de primerizos a los que se nos abría la VIDA. Era entender la vida, la misión vital, las capacidades a nuestra disposición, vislumbrar la verdad subyacente a las cosas y era, sobre todo, sentir que teníamos en nuestras manos la pluma mágica, la que hacía volar a Dumbo en la película de Walt Disney. No era un sueño, era la realidad, era ver la posibilidad de cumplir un sueño para el que nos sabíamos dispuestos, pero del que desconocíamos su dificultad. Eso es lo que yo ahora he visto en el grupito de México y me da esperanza pero también me da tristeza.

¿Qué nos pasa que no podemos hacer nada? ¿Qué hay en nuestro interior que impide desarrollar ese germen de cariño? ¿Qué ocurre que detiene o difiere esa capacidad de confiar y compartir? Sé que pensaréis inmediatamente en que debo ser yo quien me aplique el cuento en lugar de venir con cantinelas hacia el grupo. Sinceramente debo deciros que si escribo esto es porque realmente me siento el primer implicado y el primer culpable.

Me gustaría, para terminar, reflexionar sobre dos puntos, a mi modo de ver muy importantes: el MENTALISMO y el CARIÑITO FAMILIAR.

El mentalismo ha sido un término acuñado por Peter para expresar que lo que se estaba diciendo o el modo en que se veía la realidad no era realista, no era correcto, no era ajustado a la verdad inmanente de las cosas. Es curioso pero siempre que he recibido ese término por parte de Peter, siempre me ha hecho reflexionar más allá de lo que mis palabras querían reflejar y siempre he conseguido –más tarde o más temprano- ver dónde estaba el engaño urdido por mi cabeza o por mi desmesura.

Sin embargo, he oído muchas veces a nuestros camaradas, colegas, compañeros o lo que seamos, decir a otra persona: “mentalista” y la verdad es que me ha sabido a cuerno quemado. No sé si estaba en lo cierto o no, no sé si era adecuado o no, pero no me ha gustado nada cada vez que lo he oído. Creo que olvidamos en esas situaciones y una vez pronunciado dicho término, que nosotros también lo somos; que la viga también ocupa gran parte de nuestro ojo; que si juzgamos seremos juzgados… pero, sobre todo, olvidamos que la otra persona se está expresando, está expresando toda su BUENA VOLUNTAD, todo su deseo de acertar con la pregunta, con el término, con la verdad de las cosas, con lo que su ser “piensa” o “siente”. Creo que al olvidar esta buena voluntad inmanente en las personas que conviven, hacemos un muy flaco favor a nuestro taichí, poniendo palos en las ruedas en lugar de ayudar a mantener el equilibrio.

No sé, pero si pudiera prohibir algo, si pudiera tener autoridad para algo, lo primero que haría sería prohibir en otras bocas diferentes de la de Peter, la palabra “mentalista”.

Con respecto al CARIÑITO FAMILIAR, sigo pensando que no lo entendemos bien. ¿Qué cariñito familiar si no nos sentimos familia? ¿Qué cariñito familiar si no nos demostramos ser familia?

En una familia lo primero es la sangre, lo común a los que la forman, con sus diferencias y con sus aciertos y desaciertos. Lo de menos es la antigüedad. Si –como los taoístas- buscamos el otro lado de las cosas, la antigüedad, los años no significan lo bueno de nosotros, sino nuestra estulta incapacidad para progresar y evolucionar adecuadamente. Por tanto, el abusar de nuestra preeminencia por la antigüedad no es más que eso: vanidad. El problema es que ponemos la vanidad por encima del servicio y descargamos con mano diestra el peso de nuestros años en las pobres espaldas de quien comienza o quien está en una etapa de descoloque o de orientación.

Cariñito familiar –para mí- no es más que caridad y generosidad. Es hablar a las personas de lo que ellas sienten, no de lo que nosotros hemos adquirido por la gracia de años de práctica o de éxtasis mistéricos o de lecturas en idiomas bárbaros.

Creo que si, en lugar de cargar a los que empiezan, a los que siguen o a los que conviven con nuestras hazañas y nuestros logros y nuestras espiritualidades o nuestras beaterías, fuéramos generosos a la hora de escuchar a las personas, de buscar ese punto donde duele al tocar o al hablar, de sentir su brutalidad o su debilidad, entonces podríamos ser verdaderamente taichistas, aliviando y suavizando, curando y cicatrizando, acariciando y mimando con CARIDAD y con TERNURA todo lo que los demás soportamos malamente en nuestras vidas y arrastramos como una cruz, que a todos nos gustaría dejar fuera de la casa, pero que llevamos a cualquier lugar a donde vamos.

Resumiendo. El futuro del taichí, con taichí o sin él, no está en las palabras de Peter nada más, sino en nuestra generosidad, en nuestra caridad, en nuestra ternura para hacerlas servir de bálsamo a las personas que con nosotros se relacionan y conviven.

Por eso, el ejemplo del grupito de México debe hacernos reflexionar muy profundamente sobre nuestra experiencia, nuestra disposición y nuestro futuro. Sólo así lo tendremos. Sin ello, habremos perdido nuestro tiempo, nuestro esfuerzo y, lo que es peor, la entrega vital de Peter para que salgamos de la ciénaga.

Gracias por vuestra paciencia.

Andrés Guerrero
Zaragoza, noviembre 2009



33 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Andrés:
Creo que tus palabras nos vienen muy bien a toda nuestra familia taichista para hacernos reflexionar, siempre con cariñito.

No se lo que llevó a Peter tomar la decisión de no hacer más taichi, pero lo que si es cierto es que es la base de nuestro grupo. No deberíamos olvidarlo NUNCA. De hecho, tu mencionas que las convivencias fueron a menos en cuanto a número de participantes.

Creo, también que le damos mucha importancia al grupo de México y nos olvidamos de lo que tenemos aquí. No quiero decir que no la tenga, sino que como es lo último nos olvidamos de lo que ya lleva tiempo funcionando. Me refiero al Rincon del Silencio de BCN.

Ayer ví a las Yolandas y les comenté precisamente ésto y Yolanda Padilla me dijo "Bueno vosotros tambien teneis aquí el Rincón" y es verdad. Yo hace tiempo que quiero expresar ésto porque veo que nos olvidamos. Hay una Escuela, Centro, llámese como se quiera, que lleva 30 años funcionando y bien, gracias al taichi. A los alumnos lo que les interesa es el taichi, el fresquito-calorcito, el calentamiento etc. y todo lo demás es complementario. No deberíamos olvidar que el futuro es taichi.

Un abrazo muuuuy grande a todos
HILDA

Anónimo dijo...

REPARTIR CON EL QUE NO TIENE

La Palabra del Bautista desde el desierto tocó el corazón de las gentes. Su llamada a la conversión y al inicio de una vida más fiel a Dios despertó en muchos de ellos una pregunta concreta:¿Qué debemos hacer? Es la pregunta que brota siempre en nosotros cuando escuchamos una llamada radical y no sabemos cómo concretar nuestra respuesta.
El Bautista no les propone ritos religiosos ni tampoco normas ni preceptos. No se trata propiamente de hacer cosas ni de asumir deberes, sino de ser de otra manera, vivir de forma más humana, desplegar algo que está ya en nuestro corazón: el deseo de una vida más justa, digna y fraterna.
Lo más decisivo y realista es abrir nuestro corazón a Dios mirando atentamente a las necesidades de los que sufren. El Bautista sabe resumirles su respuesta con una fórmula genial por su simplicidad y verdad:«El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo». Así de simple y claro.
¿Qué podemos decir ante estas palabras quienes vivimos en un mundo donde más de un tercio de la humanidad vive en la miseria luchando cada día por sobrevivir, mientras nosotros seguimos llenando nuestros armarios con toda clase de túnicas y tenemos nuestros frigoríficos repletos de comida?
Y ¿qué podemos decir los cristianos ante esta llamada tan sencilla y tan humana? ¿No hemos de empezar a abrir los ojos de nuestro corazón para tomar conciencia más viva de esa insensibilidad y esclavitud que nos mantiene sometidos a un bienestar que nos impide ser más humanos?
Mientras nosotros seguimos preocupados, y con razón, de muchos aspectos del momento actual del cristianismo, no nos damos cuenta de que vivimos "cautivos de una religión burguesa". El cristianismo, tal como nosotros lo vivimos, no parece tener fuerza para transformar la sociedad del bienestar. Al contrario, es ésta la que está desvirtuando lo mejor de la religión de Jesús, vaciando nuestro seguimiento a Cristo de valores tan genuinos como la solidaridad, la defensa de los pobres, la compasión y la justicia.
Por eso, hemos valorar y agradecer mucho más el esfuerzo de tantas personas que se rebelan contra este "cautiverio", comprometiéndose en gestos concretos de solidaridad y cultivando un estilo de vida más sencillo, austero y humano.


José Antonio Pagola

3 Adviento (C)
Lucas 3, 10-18

pedro dijo...

Estoy de acuerdo con Hilda en todo.

Hace muchos años que funcionamos, han pasado muchas personas, monitores que de forma gratuita han hecho posible que el Rincón funcione, tanto cuando ha habido medios economicos como no.

En muchas provincias de España se imparte el taichí de Peter Yang y han salido muchos monitores que lo hacen en diferentes centros, incluso cobrando dinero.

Creo que me siento optimista

Anónimo dijo...

Quisiera añadir algo más.

Todos sabemos que el taichi, junto con la enseñanza de Peter, significa conocerse a sí mismo, mirar en nuestro interior, respirar, relajarse, desapegarse, no preocuparse en exceso etc, pero si leemos los comentarios de nuestras compañeras de México (o aquí sería lo mismo)lo que todas buscan principalmente es el relajarse y estar tranquilas y eso se encuentra en el taichi y el fresquito-calorcito. Después viene todo lo demás, el transmitir esa paz y sosiego a la familia, dejar de lado lo malo, los problemas, las angustias, las preocupaciones, aceptar lo que viene... y lo que ya todos sabemos.

EL FUTURO ES TAICHI.

HILDA

Anónimo dijo...

A mi me llamó la atención cuando fuí consciente de la importancia que Peter dió una vez durante el calentamiento, ya lo venía diciendo, y es que hiciéramos lo mismo, estemos donde estemos.
Me dió que pensar en el significado de la importancia que le concedía.
Yo ahora mismo me voy a ir donde mi nmdre, la estoy tomando cariñito y la necesito.
Con el grupo es lo mismo. Gracias Andrés `por recordarnos lo fundamental. De todas formas cada uno lo puede ver a su manara, a mi desde que Peter me independizó sentí rabia porque dentro me encontraba como pez en el agua, quizá demasiado y desatendía lo demás. El caso es que no he podido recuperarme de ello, porque realmente me independizó, corto lazos y ataduras. El volver ya tendría que ser por otros medios.
De todas formas quiero llevaros en el corazón siempre
Ana

lago dijo...

Un sólo cuerpo, un sólo espíritu.

Anónimo dijo...

Hola a todos:
Recién acabada de llegar de la convivencia de Valladollid y con el buen sabor de boca que me ha dejado, os vuelvo a recordar que ahí teneis el blog de Maribel, que como una hormiguita cada semana nos refresca el alma con sus escritos y comentarios. Además tiene varios links que merecen la pena, una con el blog de Hilda, donde encontrareis fotos de convivencias. A mi esta vez no me ha salido ni una, andaba mal de pilas y de técnica. Pero yo os animaría a todos los que teneis fotos, las mandeis a Maribel Bayona. Ella se encarga de darselas a Hilda. Yo al menos lo hago así, y si teneis muchas-muchas, pues una selección de las mejores. Por otra parte Peter encargó a Mónica que abriese un blog sobre cariñito familiar y el link lo teneis en el blog de Maribel. Mónica además de juntar comentarios sobre "cariñito familiar" nos acerca las charlitas de Peter con sus resúmenes. Ya ves, que los taichistas siempre tenemos mucha labor.
Como comentario de Valladolid unas palabritas.
La vida es GRACIA, si no sabemos aprovecharla desgraciados, no sirve para convivir, ni para cariñito familiar, porque molesta. ¿Cómo vivir con gracias? DEGUSTANDO LOS DISGUSTOS CON MUCHO GUSTO, para eso tenemos F/C. A practicaaarrrr ¡¡¡¡¡¡

Un abrazo
Edurne

Anónimo dijo...

La cuestión está en el enamoramiento y en la capacidad de este para atraer más amor.
El espacio entre el cielo y la tierra, utilizando significados del Tao Te King (cap V) semeja a un fuelle, cuanto más aire coge, más aire saca, su mecanismo es inagotable.
No se trata de buenos y malos, obedientes y desobedientes, eso valía para cuando las cosas estaban en su estado natural; hoy dia, la marcha de los tiempos, hace ver que eso ya no es así, que quien haya podido tener vislumbres de pura inocencia fuera de la primera infancia, tiene que ser en un estado extraordinario de consciencia y que fuera de él es como cualquier otra persona, atrapada en la marcha de los tiempos.
Se sabe, porque forma parte del legado que el hombre debe pasar, que hay formas y modos de conservar una imagen, no virtual, de lo que es la autenticidad del estado humano primordial. Todas las religiones tienen su origen en esto. Pero también se sabe, que esto nunca fué lo suficiente por si mismo, sino que tenía que dar frutos auténticos, y que es en estos dónde residía ese poder de conservación y de transmisión de lo que siempre, en todas las épocas fué conocido como la fuente, lo auténtico.
Se sabe también que hoy día no existe relación entre la religión, al uso en occidente y una línea de conservación de esta autenticidad. Hay buenas voluntades individuales, pero sin conexión establecida y sin línea de continuidad, y sin vehículos de transporte de algo que es espiritual y que aunque exista en el corazón de todos, como está imposibilitado de adquirir un desarrollo con todas las circunstancias del mundo actual, existe, pero se queda sin manifestación. Y las personas viven y pasan generaciones y en sus diversos medios de existencia se ha llegado a incluso olvidar en la misma oficialidad de estos medios de existencia, este aspecto que siendo real, necesita un vehículo para que sea efectivo.
Parece que el papel de la madre como transmisora directa y encargada de la concepción, podría tener la clave de un mantenimiento de este algo que en sí no es carne ni materia. Si, la mujer conserva ciertas características mediadoras; aun así, son inherentes como mujer, y su eficacia no depende de ellas mismas, sino del valor que toda una sociedad les imprima. Aquí se puede poner el ejemplo de Jesús de Nazaret, no es suficiente que el verbo se manifieste, tiene además que haber bajada del Espíritu Santo, el Verbo por si solo no hace nada. El cariñito familiar podría ser el intento del hombre de vivir bajo un mismo espíritu aquí en la tierra, de contrarrestar los efectos devastadores que la carencia de autenticidad provoca en aumento veloz sobre todos los aspectos de la vida.
(continua)

Anónimo dijo...

Este cariñito familiar, tampoco viene así, como facilmente, y porque a alguien se le ocurra que es una solución, ojalá fuera así de facil. Este, viene acompañando la esencia de una civilicación milenaria, la china, y la conjunción de una personalidad que teniendo raices en la tradición milenaria, ha tenido desarrollo social y cultural y religioso occidental. Así nos aparece cómo un grupo de personas se benefician de beber en la fuente de una felicidad que hacia ellas ha llegado, y que ni querian ni podían resistirse. Yo lo he conocido.
Quizá el designio de Dios es que eso pueda genaralizarse. Lo que es claro, es que Tao, el Supremo Dios abarca todo, y el hombre como tal, o mas bien el estado humano, tiene limitaciones, y la mayor limitación es desconocer como es el estado ideal, y la única guia solo puede ser el cerazón, y aunque el corazón solo tenga un único funcionamiento, el aspecto corporal de cada cual es particular, así como el aspecto del corazón que abarca esta función corporal, también particular. Y es aquí dónde un corazón puede ser materno, paterno, o ambos. Es aquí donde incide una mentalidad, una psique y un alma particular. Es aquí dónde al ser humano actual le toca hacer su papel, lo otro mencionado depende de estados suprahumanos, angélicos; pero es en esta corporeidad del corazón, dónde adquiere los matices propios de un indivíduo, donde sa abre un mundo de posibilidades que hay que llegar a realizar, por supuesto siempre con la idea suprema de un solo corazón, pero primero esto otro. No se pueden desechar individualidades sin haberlas primero llegado a conocer. Por otro lado el tema del perdón Divino, también supremo, debe ir precedido del perdón humano, que es el que en el orden corporal, recoloca los elementos del alma distorsionados.
En este conjunto de desarrollos y posibilidades, son los peldaños individuales, los que aportan consistencia al grupo, y a más largo plazo, es la tendencia a abrazar la autenticidad lo que aporta luz y claridad. Y esta es la fase en que está actualmente el grupo.
Ana

Manuela dijo...

Hola a todos
aunque no estoy capaz entender todo de vosotros---faltan conocimientos del idioma--quiero decir que Edurne y Hilda sus Palabras me van bien.
Mi experiencia en las Convivencias de verdad no eran siempre a mi gusto y he visto muchas cosas o simplemente me sinti triste sobre palabras , comportamientos de algunas y asi....
Sin embargo yo siempre tengo animo para convivir con el grupo--es durante de todas mi experiencia
un gran ayudo aprender convivir mejor
con tu etorno--en mi caso aqui en Alemania. Estoy agradecido a todos de vosotros que me gustan o no. Eso no es importante, para mi es importante La buena voluntada, la paciencia y la alegria para tener oportunidad convivir en un grupo
extranjero--para mi!!!
Poco a poco yo entiendo Saborear la convivencia a traves de los desgustos con mucho gusto--con el tiempo no te molesta nada y nadie.
Vivir con GRACIA__ANMUT--quiero decir en Aleman. Es un regalo que tenemos descubrir y vivir.
Andre en caso tu lees mis Palabras como te gusta mi traducion por GRACIA con ANMUT?
Saludos a todos, me siento muy agradecido
Manuela

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maribel dijo...

Querida Manuela: Yo te admiro, por tu tesón, por tu voluntad, por tu paciencia y por tu valentía.

En algunas convivencia que yo he asistido, tú apareces desde muy lejos para estar con todos los taichista y para escuchar a Peter.
Peter nos ha dado "palos" a todos, lo que él llama: "psicoacupuntura", pero a mi me ha ido muy requetebien, he aprendido a decir desde mi corazón; "A MI QUE".

Gracias Manuela, por tu cariñito y por estar ahí.

Saludos a tu familía.
Siempre dispuesta a servirte
Maribel

Anónimo dijo...

Saludos Francisca

3ª LECTURA: Lc 3, 10-18
En aquellos tiempos la gente preguntaba a Juan: ¿Qué debemos hacer?» Y él les respondía: «El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo.» Vinieron también publicanos a bautizarse, que le dijeron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?» Él les dijo: «No exijáis más de lo que os está fijado.» Preguntáronle también unos soldados: «Y nosotros ¿qué debemos hacer?» Él les dijo: «No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas y contentaos con vuestra soldada.»
Como el pueblo estaba expectante y andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo, declaró Juan a todos: «Yo os bautizo con agua; pero está a punto de llegar el que es más fuerte que yo, a quien ni siquiera soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. En su mano tiene el bieldo para bieldar su parva: recogerá el trigo en su granero, pero quemará la paja con fuego que no se apaga.» Y, con otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Nueva.

COMENTARIO: Juan Bautista, apunta a la conversión de corazón, imprescindible por los que querían bautizarse. Se presentan ante Juan tres tipos de personas: gente en general; publicanos arrepentidos deseosos de cambiar de vida y soldados. A la gente en general les invita a compartir lo que tienen, a ser solidarios con las necesidades de los demás; “El que tenga dos túnicas, que las reparte con el que no tiene; el que tenga para comer que haga lo mismo” A los publicanos les responde que deben actuar según las normas de la justicia, para que no se aprovechen de los pobres y los opriman en beneficio propio; “No exijáis más de lo que os está fijado” A los soldados les dice que se conformen con la soldada: “No hagáis extorsión a nadie…contentaos con vuestra soldada”
¿Porqué tiene tanta fuerza la predicación de Juan? Juan es coherente en lo que vive y lo que predica… Es el primero que vive la justicia y el amor, y eso le hace testigo, y aunque sea solamente una voz humilde y débil, su voz tiene fuerza para arrancar de las personas la conversión, creando en ellas interrogantes como hemos visto. Él ha escuchado a Dios en su corazón y sabe bien que nunca exige a nadie lo que es superior a él.
Nuestro mundo también anhela ver testigos auténticos, ¿No podríamos ser nosotros, que arrancáramos de ellos la conversión como Juan? ¿No sería esto la llave de nuestra alegría? La autenticidad es un don del Espíritu, que recibimos en la oración. Lo que Dios nos comunica cuando oramos, es la gracia que la gente espera, y que nosotros la comunicamos gratuitamente, es lo que realmente hace tanto bien a los que la escuchan.

ORACIÓN: Señor, que este tiempo de adviento sea para cada uno, un tiempo apasionado de oración y escucha de tu Palabra. Nos ilusiona transmitir a los demás la novedad de tu Amor.

pandora dijo...

Sólo hace seis años que conozco el Rincón, pero fue oir a Peter y saber que lo que siempre había sentido en mi corazón, junto con la fe que mi madre me dio, estaban ahí, y me quedé entre vosotros, contenta y agradecida, porque conozco un grupo de gente cristiana que respira en paz..sin ñoñerías ni fanatismos de ningún tipo, sino con sencillez...es decir, lo mejor que puede.

Sí, en BCN existe un Rincón, y otro en México, y en Alemania, y en otras partes de España, incluso existe Rincón donde uno sólo se aúna con el Universo y reza a Dios...como yo aquí, sola frente a mi playita de S F de Guíxols, en Girona... donde hay uno ahí están todos, ahí está Dios: UN SOLO CORAZÓN Y UN MISMO ESPÍRITU.

Como siempre sucede, Andresillo del alma, bravo y generoso, sincero y amable, compañero, cuando el padre vive la familia se relaja...a veces...¡es tan feliz de verlo!, a veces juegan e incluso el padre los regaña ¡más atentos!...pero todo es AMOR, NO PASA NADA, y hay cariñito familiar, sino no se notaría,y yo lo noto cuando estoy y cuando me escribo con Maribel cada día y cuando me escribo contigo o salpico con Hilda alguna cosilla,en las Misas de cada mes en el Rincón, en la comida de después...en la forma de hablarnos y de reir, de distendir...jajaja VIVA LA PEPA, y lo noto en este Blog, el cariñito está...es incluso internauta.

Calma, mucha calma, Peter se irá como nos iremos yendo todos, como partió Jesús y los dejó a todos ateridos...de miedo...¿qué haremos? se decían, esperaban...rezaban, procuraban así no ser mentalistas, cabezones, malpensados, miedosos...como lo somos todos, yo la primera.

Es muy grande el Rincón y sé que cuando el padre de esta gran familia parta lo será aún más, porque el hijo crece solo,coge seguridad enfrentando solo y llevamos ya años de prácticas... Supongo que hay miedo al adiós, siempre sucede, y lo que Peter nos ha remarcado es el ir con UNO MISMO, y ahí está el cariñito, con sus dimes y diretes...naturales como la vida misma.

Quiero acabar diciendo que los sudamericanos son de una naturaleza amorosa más manifiesta, y que es normal que cuando algo empieza emocione...es el enamoramiento, nada comparable con los años de convivencia que se llevan en BCN o en otros lugares, todo lo que empieza es una explosión, calma y más calma,no comparemos, no, cada ser es diferente, cada lugar, cada Rincón, y esa es su maravilla ¡y viva Sevilla!(...para distendir el tema en cuastión)

Gracias Andrés por tu escrito,amoroso también, gracias Maribel por tu Blog y a todos los que escribís en él, porque además está amaneciendo en el horizonte del mar...con unos rojor de amor...que te ponen las pilas.

Un fuerte abrazo a todos.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

El Centro.
Surgió la idea, la imagen, y para que no quedara el hueco vacío, me conecto, y hallo este exuberante y honesto relato. Ya no tengo nada que decir aquí, está expresado en el la idea que me estaba surgiendo, y más ámplia, más redonda, más acogedora, así que vuelvo a ver si era eso exactamente lo que me surgía, y veo que pujaban otras cuestiones del yo personal que él mismo quería exponerse.
Hay un gran sol empezando a salir y todo lo entibia con su calor.
Vuelvo a mi persona y me digo, ¿ahora qué?, ¿eso que se te escapaba casi, de lo que querias decir de una espiritualidad que no estuviera manipulada por lo psíquico, libre de estas cosas?, bueno, en otro momento.
Noté un error rectificado, pero lo noté. Me deja Peter una tarea sin resolver, que para mí es universal, aunque solo sea para mí.
Esperaba haber podido notar una cercanía que estuviera por encima de los acontecimientos personales, que prendiera solo de lo indistinguible. Pero son cosas que no me fluyen ahora, me deslumbra el sol, necesito la claridad de la luna
Ana

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Hola a todos!!
¡Por fin es viernes!

Muchas gracias a todos por vuestra generosa participación. De verdad, lo más importante nunca es lo que yo digo, sino lo que vosotros decís como reacción. Me sirve y mucho.
De momento, hay algo muy claro: no vemos las cosas igual. Sin embargo, esto -lejos de ser malo- es bueno, ya que educáis vuestra paciencia aguantando mis rollos y mis largos textos.

Gracias de nuevo a todos.
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS:
ESPAÑA,ALEMANIA,MEXICO,¡EN EL LUGAR QUE SEA! TODOS ESTAMOS UNIDOS POR EL MISMO CARIÑITO FAMILIAR Y CON EL MISMO OBJETIVO.
EN AGS,MEXICO CIERTAMENTE APENAS COMENZAMOS,PERO ESTAMOS CONVENCIDAS A SEGUIR SIEMPRE CON EL TAI CHI Y LE DOY LA RAZON A ISABEL:POR FAVOR NUNCA COMPAREMOS,TODOS SOMOS UN SOLO CORAZON-UN MISMO ESPIRITU.
RECIBAN TODOS UN FUERTE ABRAZO A LA MEXICANA Y UN BESO.

LICHA VILLANUEVA.E.

pandora dijo...

Licha, sí, lo más grande del amor e ssu vuelo sin distancias e internete lo favorece, me alegra tu escrito, aunque debo de añadir alo a lo que dije antes, cada Rincón es diferente, no comparemos, pero también es cierto que la lejanía del padre, en este caso de Peter, hace que los "hijos" espabilen y sean creativos, se expresen más y más DESDE SÍ MISMOS ...y esto es quizá algo que está sucediendo en México, la cercanía de Peter en BCN es un don inigualable...pero también es cierto que aquí le escuchanos, le escuchamos, le escuchamos...y estamos menos habituados a expresarnos nosotros. Todo está bien, todo es natural y bello, pero diferente.
De ahí que no valga comparar, pero sí reconocer esas diferencias y a partir de eso...ver qué hacer para seguir creciendo.

Por eso es tan valioso el escrito de Andrés, habla por sí mismo, se expresa desde su experiencia. El Cenáculo en BCN es un intento de expresión personal, aunque creo que nos ceñimos en exceso al texto escrito, a los datos, a lo que sabemos..., pero todo es un camino como digo, y estamos en ello, caminemos.
Para mí Andrés ha abierto un camino lleno de cariñito familia.

Fuerte abrazote

Isabel Moreno

Manuela dijo...

Hola a todos

Mi antigua profesor y el era un alumno de Peter siempre no dicho que el Tai- chi es todo--universal.
Por eso no me plantearme ese pregunta si Tai-chi tiene futuro o no. Es una pregunta de creer en la vida . Poco a poco creamos cada momento, cada segunda la vida.
No es importante si tiene el Tai-chi el Nombre de Peter y yo creo a el tamboco.
Lo mas importante es que damos un testimonio de una vida personal
a los demas. Y los demas se notan.

Saludos de un invierno alemana

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Manuela tiene razón en su exposición. Sin embargo, me pregunto: Si el futuro del tai chi no es importante, ¿Por qué Peter pregunta tanto sobre el futuro de nuestro tai chi?
Si todo es personal e individual, ¿Por qué Peter insiste en cariñito familiar?
Si todo es individual y personal, ¿Por qué nadie habla de lo personal y lo individual y todos repetimos las palabras de Peter como si fueran nuestras?

Son preguntas que resuenan en mis oídos continuamente. Será el invierno frío del valle del Ebro.
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Andres, ¿Por qué te interesa tanto lo que Peter crea o piense ahora?
¿Por qué preguntas acerca de los demás el mismo por qué que te planteas con Peter?
Quien esperas que te lo conteste?
La respuesta eres tu
¿Acaso para ofrecer cariñito familiar existen fórmulas?
Uno concede realidad a todo con lo que se identifica, y un poco antes de sentir cariñito y de darlo hay que amarse y amar
Es importante haber llegado a sentirse íntimo del ser de uno mismo, que es el que mas cercano nos queda, hacer taichi con el, dormir con el, y llegará el dia en que nos vayamos de él, para ser todavia otro ser mas importante e influyente, y consciente y ifinitamente...
Ahí el cariñito Familiar tendrá color.... y todo todo sera por si mismo y facil
Ahí quedamos ¿vale?

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Hola, Anónimo!

No sé quién eres y por tanto no sé de qué me conoces. Si te identificaras, sería más fácil. Pese a ello y yendo contra mi costumbre ante los anónimos, te contestaré.

Primero, lo que dice Peter y su opinión me interesan en tanto en cuanto no concibo a Peter diciendo o preguntando tonterías sin sentido solo por el divertimento de preguntar. Por lo tanto me interesa para entender lo que subyace a sus intenciones y me interesa descubrir qué hay detrás que me puede ayudar o afectar.

Segundo. Las preguntas las hago para todo el mundo, especialmente para personas como tú. Si no contestas, entonces todo cuanto escribo no es más que papel mojado, no solopara ti, sino también para mí.

Tercero, considero que el cariñito familiar notiene fórmulas, pero son necesarias las personas para poder experimentarlo. Sin ellas no hay familia ni posibilidades de expresarlo. Por otro lado, es evidente que lopersonal es esencial para que pueda brotar el cariñito familiar.

Cuarto, perdóname, pero nunca me quedo ahí, donde tú te quedas. Siempre intento seguir adelante unpaso más, especialmente para ver qué hay en tierra ignota. Si quieres seguir conmigo, adelante, pero yo no me quedo donde tú estás.

Saludos cordiales

Manuela dijo...

Hola a todos

a mi el tema de Andres me interesa cada dia mas--yo me hago mas pensamientos en proofundizarlo--porque vala la pena!!!
Porque Peter se hace ese pregunta de nuestro Tai-chi Zen en especialsobre el carinito familiar?? Mi respuesta muy ,muy personal consiste que a veces faltaentre nosotros que quieren juntar sobre todo Taoismo con Cristianismo una Alianza que nos une. Pero poco a poco he notado en Espania que ha cambiado algo. En mi ultimo estancia en el Rincon sinti algo especial que he nunca sinti antes--mas Unidad????
Creo es el resultado tambien en las Palabras de " Carinito familiar". Los Espanioles entienden Mas el Palabra que tenemos en Aleman. En Aleman mas el entendimiento mutuo y desear algo bueno a los demas en el sentido de "carinosamente". Yo creo personalmente que Peter quiere que las personas que quieren seguir el Taoismo--Cristianismo somos un grupo de una Alianza a traves del "carinito familiar" no separemos , unimos como ha pasado en mi pais---destruimos el muro del Odio que han construido los politicos , la sociedad---somos una fasmilia( en nuestro caso una Alianza alemana.
Cada region lo suyo pero un solo espiritu --unidad.
Seamos un corazon en el mismo espiritu.
Saludos del los grados bajo cero en Alemania sin frio en los corazones.
Andre si tienes interes yo tengo unarticulo de un profesor filosofico aqui en Würzburg que su trabajo es investigar las dos culturas Oriente de Confuzius y del occidente empezando por Kant.
En una ocasion yo voy a traer a Espania , yo no soy capaz traducirla porque el idioma filosofico es dificil para traducir. Pero aqui en Würzburg existe una investigacion entre dos culturas--yo intento seguir su trabajo mas.
Manuela

Anónimo dijo...

Hola Andrés
Era una misma quien escribió el anónimo.
Entiendo que hay que revolverse todo, bien lo que se puede, o lo que uno debe o cree.
Por plantear una pregunta no estoy tocando con ello tu ser. Tampoco conozco tus profundidades. Con la pregunta nmás bien que indagar en otro, expongo yo, tu reflejas lo expuesto por mi y así yo conozco, lo mio, también lo tuyo, vamos,lo de este ser y lo del otro ser, en eso el entendimiento no ha de diferir.
Mi identificación con este ser no tiene por qué ser mayor que con el otro, lo mismo hablando de comprensión. No intento hablar desde una identificación, personal, otra cosa es que realmente consiga esta distancia. Lo que pienso, hago digo, es intrascendente a mas no poder, solo por necesidad debo hacerlo.
Lo que si debo es apreciar donde esta la felicidad
Si te parece coincidir en esto o en lo que realmente entiendas de todo esto, pues adelante;
Cuando creo entender a la felicidad no le pongo peros a nada
En esto todos los humanos coinciden o debieran coincidir, no necesariamente en el tiempo ni en el espacio, ahí voy
Saludos
Ana

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Hola a todos!
Hola, Ana!
Hola, Manuela!

Muchas gracias por vuestros últimos correos (disculpa, Ana, si no te reconocí en tu estilo de comentario).

Me gustaría poder explicarlo un poco mejor, pero dudo que pueda.

Para mí el planteamiento surge de mi concepto de MISIÓN VITAL. Para mí, la misión vital es cumplir lo que la vida tiene preparado para mí y hacerlo del mejor modo posible y, si es posible, del más gustoso también. Sin embargo, si mi progreso o mi éxito (Dios lo quiera) en mi misión vital, no lo puedo transmitir, compartir, disfrutar con las otras personas de mi vida, creo que mi misión vital será exitosa, pero inútil cien por cien.

Por eso, digo lo que digo. Necesito el trabajo individual, el mío, constante y paciente, tranquilo y liberador para poder acometer dicha misión. Sin mi trabajo, no hago nada. Soy yo el primero que tiene que hacer su trabajo, por ssupuesto. Sin embargo, no puedo hacer mi trabajo sin compartirlo con los demás, sin las demás personas. No puedo expresar mi amor o mi cariño si no hay nadie a quien expresárselo, para eso necesito a la familia. Pero para ser familia necesito algo más que una fe común o un deseo común. Necesito el sentimiento de que soy parte de esa familia. A partir de ahí es cuando podré experimentar o colaborar en el corazón único y sentirme imbuido por un mismo Espíritu.
Si no me considero familia porque no percibo esa hilazón, entonces de nada me vale llamarme familia o lo que quiera. No hay nada ni nadie con quien compartir.

Por otro lado, qué duda cabe que yo solo experimentaré caídas y bajadas, altibajos y etapas de desaliento o de decepción. Ahí también está esa familia o grupo o las demás personas, para poder reconocer mi lugar y poder continuar ocupando mi espacio, levantándome y pudiendo retomar la misión gracias a su existencia y a su actividad.

Por todo esto, para mí el futuro del taichi no tiene futuro si es individual, si cada uno termina su experiencia a su marcha y a su bola. Pero tampoco tiene sentido si al final de todo no nos sentimos familia, sino un gentío alrededor de un centro, sin más hilazón que el nombre o la presencia del maestro.

Finalmente, Manuela, gracias por tu oferta del artículo ese de Confucio y Kant, pero hace siglos que no leo filosofía y mucho menos en alemán, del que no me quedan apenas recuerdos excepto para pedir cerveza. Gracias.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Visto así, como lo explicas, Andrés, bien pudiera ser que tener un centro y en él la presencia de un Maestro ya es más de lo se puede conseguir con solo "aspirar" a algo.
Y esto sin otras connotaciones mas individuales. ya que estamos hablando en lo que de personas nos toca trabajar etc. etc. En la expresión del grupo como tal hay homogeneidad en el punto de cada palabra, en la forma de colocarlas, y en toda la cadencia expresiva, que denota una influencia de ese centro, ya referido al corazón de cada uno.

El grupo se ha definido y autoconfirmado a sí mismo, empieza a funcionar autónomamente, tiene corazón propio, o te une, o si no tendrás que verte tu mismo. Tendrás si puedes que llegar al mismo corazón, del grupo, y tuyo; y esto a su vez puede dinamizar al grupo.
Es como una nueva iglesia naciente;
en las cosas del corazón no hay nada que objetar
Ana

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Querida Ana:
Tener un centro y en él un maestro para mí es insuficiente, especialmente porque el maestro me ha enseñado a buscar más y más. No puedo serle infiel.

Efectivamente, el grupo puede haberse definido perfectamente e incluso autónomamente. Y si yo estoy fuera, dependerá de mí insertarme en él.

El problema es ver si esa cohesión y esa definición de la que hablas es duradera o ficticia, verdadera o simplemente circunstancial.

Mi opinión ya la conoces. Insistir más creo que sería injusto e incluso desagradable.

Saludos cordiales y gracias por tu generosa paciencia.

Anónimo dijo...

Andrés, yo tampoco ya lo puedo vivir como verdadero, hasta ahora estaba anclada ahí parece ser que por mis egoismos. Al haberse cortado de raiz mi anclaje, lo único que puedo decir es lo que veo, pero todo lo que ahora veo carece de vida, tanto eso como el resto de lo qu emis ojos ven.
Agradezco que haya alguien que crea que hay algo mas que eso
Saludos
Ana

Anónimo dijo...

18 de noviembre de 1936



287. D.: Se dice en la Srimad Bhagavad Gita: «Realiza al Sí mismo con un intelecto puro y también por el servicio al Gurú y por la indagación». ¿Cómo han de reconciliarse éstos?

M.: Iswaro Gururatmeti —Iswara, el Gurú y el Sí mismo son idénticos. Mientras el sentido de la dualidad persiste, usted busca a un Gurú considerando que él está aparte. Sin embargo, él le enseña la verdad y usted obtiene la comprensión.

D.: Tenga a bien explicarme esto: ahameko name kaschit nahamanyasya kasyachit naham pasyami yasyaham tam na pasyami yo mama (yo soy solo; nadie es mío; yo no soy de nadie más; yo no veo a nadie de quien yo sea, a nadie que sea mío).

M.: Este sloka aparece en diferentes escrituras, en diferentes libros sagrados, por ejemplo: el Bhagavata, el Maha Bharata, etc. También constituye el lema del capítulo XI de la Auto-Realización.



Aham —«yo», es sólo uno. Los egos son diferentes. Ellos están en el Sí mismo Único. El Sí mismo no es afectado por los egos. «Yo» es uno sólo. «Yo» es la Verdad. Todo lo que sigue tiene por objeto refutar el sentido de dualidad.

Manuela dijo...

Hola a todos

Agradesco mucho a Andres por sus pincelados muy personal, a mi me ayudo mucho para ver donde estoy y a donde voy, que es importa y ser sincero conmigo mismo y con los demas. Yo soy la unica extranjera en el grupo en Espania y a veces me falta intercambio profundos --hasta ahora no estoy seguro si me falta de verdad o solo viene de mi cabeza--porque soy una alemana que le gusta hablar , profundizar y no seguir solo un maestro, lo que sea.
Adelante Andres, estoy aprevechando tus escritos y a la Ana por ellas. Me gustan mucho..
tambien para conoceros y entenderos mejor.
Sabes que realmente carinito familiar es para mi ?
Solo estar aqui y ahora con las personas que son justamente a tu lado--las otros comportamiento te hacen dano--creo para todo el mundo

Manuela

Anónimo dijo...

Manuela, no hay que engañarse, cariñito familiar es cariño humano
Ana

Andrés Guerrero Serrano dijo...

¡Cuánta razón tienes, Ana!

Ninguna receta más mágica: cariñito familiar es cariñito humano, ni más ni menos.

Cariñito del bueno, del que no ata, del que libera, del que cura, del que actúa como bálsamo.

Por eso nos gusta tanto el cariñito familiar, aunque luego lo nuestro sea como bailar con puercoespines (jeje)

Anónimo dijo...

Nunca mejor dicho lo de bailar con puercoespines, el famoso "espinete" de la tele. Bueno¡ con mantenerte a distancia, es nuestra autodefensa.
Se necesita relación directa con la "fuente", hasta para sacar el chiste verdad que sí Andrés?, yo creo que Jesús así lo hacía. y le costaba mantener el tipo, proteger su suavidad interior, su bálsamo. Muchos años lo debió notar en su propia intimidad, sin darle ni siquiera un nombre.
Yo durante muchos años tenía el pensamiento de Peter en el origen de todo, una referencia. Eso es lo que significa la palabra GURU, MAESTRO. Así diciendo esto le rindo mi homenaje particular. Cada cual a su manera.
A ambos les cuesta y lo sufren.
Os voy a decir una de esas cosas que de muy muy joven me venía a la mente: era un pensamiento en forma se sensación vital, era ver la cadena humana en la que yo estaba: familia, y por fuera de eso el lugar de estudio, y después un abismo, ese abismo era en sí la sociedad, el orden social, me perdía ahí, me entraba un pánico muy real. Esa sensación sigue estando ahí, la sociedad es como un pulpo (mas o menos), la escuela de Peter me ha permitido verlo de tu a tu, me ha permitido, facilitado ese viraje inicial, separación, para cambiar de rumbo y quien sabe si algún dia hacerme con mi propio timón.
Peter llama cariñito familiar a eso justo que la sociedad no te ofrece y además lo impide, es lo contrario de la generalización.
Ahora bien, lo considero una situación ambiental, una característica de la personalidad que ha de estar a flor de piel en las personas, en todas, y uno ya que lo conoce, tiene el deber de hacerlo saber, de que los demás también lo saquen, pues lo tienen.
Una ya casi no tiene nada, pero menos hace falta para estar de esa manera. Me acuerdo con frecuencia de esas convivencias de antaño de cuando néramos jóvenes. Ahora también la sociedad ha cambiado, y tomo refugio en la obra que dejó René Guènon
Ana