lunes, febrero 11, 2008

Carta de Carmina a San José

Imagen del Santuario de San José de la Montaña de Barcelona

Carmina, desde Valladolid, ha enviado esta hermosa carta que ha escrito a San José, y que se ha publicado en una revista dedicada al padre de Jesús en la tierra.


Valladolid 21 Noviembre de 2007

Querido S. José, Don Tranquilo:

Quiero compartir contigo un descubrimiento que me ha inducido a acercarme a tu maestría José con la finalidad de aprender de ti a vivir y servir felizmente con la tranquilidad con que alumbraste tu vida y la de todo el que quiera mirarte. Bien sé que tú me conoces mucho mejor que yo, pero quizá esta cartita llegue a alguien que le pueda animar a escucharte y pedir tu favor. Tal descubrimiento no ha sido de golpe, sino que ha tenido en mí un proceso nada corto.

Para que puedas entender y hacerte partícipe de lo que siento te comunico que llevo varios años practicando Taichi Zen en principio y, poco a poco ésta misma práctica me condujo suavemente a lo que hoy día mueve mi vida: Tai chi Zen Cristiano. Sin ahondar, pues ya llegará el momento, si así tú lo quieres, te resumo en breves frases que Taichi Zen se apoya en el Taoísmo como cultivo de la persona, con todas sus cualidades como ser humano, a través del movimiento íntegro, atento a la respiración y cuanto el instante del aquí y ahora depara a cada criatura, en otras palabras se trata de tomar conciencia con la paciencia, aprovechando la experiencia y la ciencia para de aquí llegar a la creencia por convencimiento no por temor ni por costumbre o tradición.

Fue así como mi mente confusa y difusa se ha ido aclarando y dándose cuenta de a dónde y a quién /-es mirar para llegar a ser persona de verdad. En este trayecto he sido acompañada por buenos camaradas que me han mostrado su manera de transitar firme, segura, equilibrada y en armonía con los demás. A los que doy gracias al Cielo por cruzarlos en mi camino.

Un pasito más fue la lectura del libro El Evangelio de S. José del P. Román Llamas y comprobar que lo leído en el libro se acercaba mucho a lo mis amigos taichistas cristianos comentamos en nuestras convivencias. Así, pues, hemos llegado al convencimiento de la necesidad que el mundo tiene de hacerse alumno de san José.

Paso a analizar algunos porqués:

En la Tierra no existe ninguna escuela que nos enseñe a ser mansos y humildes de corazón, en definitiva felices; ninguna clase que nos adiestre a transportar nuestra carga un poco más ligera cada día y llevar con mayor suavidad el yugo/-os. que nos oprime/en.

A mi modo de ver, tampoco la Iglesia, dentro de la cual me incluyo, favorece con acierto el cómo seguir la invitación del Señor, sí habla mucho, pero le falta pisar tierra y moverse de su silla más o menos cómoda.

Actúa (actuamos) en demasiadas ocasiones como gallo, extiende a voz en grito, con mucho papeleo y parloteo, los cuatro evangelios por todos los lugares, pero no está tranquila como José, ni tiene Paz como la Virgen María, ni sus hijos son obedientes como Jesús. Hay que transmitir con ternura, dulzura, hermosura como una madre gallina a sus polluelos.

María es como una gallina, al igual que este animal cuida a sus hijos con ternura, les protege, siente amor maternal por su hijo. María es la paz en la tierra que precede a la Gloria en el Cielo: Paz en la Tierra y Gloria a Dios en el Cielo a los hombres de buena voluntad.

Ante esta situación y gracias a la Providencia por conducirme tan saludablemente, se me ha descubierto que la única escuela en la Tierra que de verdad nos puede enseñar a vivir y caminar de verdad es La Sagrada Familia: Escuela de Mansedumbre - Humildad – Tranquilidad y Obediencia, cada uno de sus miembros es un modelo de maestría.

José, junto con su esposa María, enseñó personalmente a su hijo Jesús el movimiento sacramental de la vida. Gracias a la educación de los dos padres: María, la Paz real, y José, la tranquilidad real, instruyeron a su hijo con dulzura, ternura, hermosura y fue a sí como nació el hijo obediente de verdad.

Jesús clavado en la cruz nos dio a su Madre María a través de Juan para que fuese desde ese momento también nuestra madre, así nos convirtió en hijos de tan dulce Madre. Con esta donación, María se hace responsable de todos nosotros; gracias a Jesús estamos bajo su responsabilidad para llevarnos hasta Él.

Una apreciación personal es que María en la Tierra, no podría vivir con tanta preocupación como le causamos. Por esta razón su Hijo la llevó al Cielo y desde allí, ante la Presencia, le pide incesantemente por cada uno de sus hijos de la Tierra, que no se le pierda ni uno.

Como bien nos escuchas, querido José, los taichistas- taoístas cristianos cantamos desde hace unos años el ‘sí, mamá’ para darle un poco de alegría en medio de tanta tribulación como la que le producimos. Jesús como nosotros, estoy segura que también canta el ‘sí, mamá’ y, como hijo perfecto nada le niega a su Madre. De igual modo Jesús intercede por nosotros ante el Padre que le encomendó cuidar de todas las ovejas de su rebaño. Estoy segura que quien dice ‘sí, mamá y cumple como hijo ya está salvado.

Si alguien quiere aprender ha de matricularse en esta Escuela y comportarse como auténtico alumno, empezando por serlo del más cercano a nosotros, S. José, vivó una vida callada, observando todos y cada uno de los designios que Dios le fue dando desde el principio hasta llegar a la Meta.

En dicha escuela aprenderemos que san José es cultura (Jesús Nazareno también); María es religión y Jesús en medio de los dos es obediencia y salvación.

Con S. José se une TaoísmoCristianismo. Taoísta entendido como cultivo natural de uno mismo dentro de la vida profesional - confesional, fue carpintero como cualquiera de nosotros desempeñó una tarea social y personal y familiarmente hablando, como padre y protector de Jesús y María cumplió a la perfección este destino en la Tierra. Cristiano porque cumplió todos los mandatos del Cielo.

Para aprender de S. José necesitamos indagar todo lo referente a su camino, de dicho camino muy poquitas personas nos hablan, él tampoco, lo hizo con palabras sí con hechos. Se mantuvo callado y recorrió cinco silencios, si alguien quiere aprender de José y desea llegar realmente como él a Don Tranquilo tendrá que saber cuáles son, qué sentido contienen.

A ti lector de esta carta te comunico que no importa si eres taoísta o cristiano, lo que importa es aprovechar tu corazón. El corazón de la persona está preparado para ser instrumento de paz, de amor, de tranquilidad, felicidad... No tiene ninguna importancia de dónde eres ni cuál es tu religión o cultura. Lo que hace falta es aceptar ser un instrumento.

Me despido con alegría por darme la oportunidad de estar un ratito contigo y, tal vez, alguien que nos escuche también se acerque a matricularse en tu escuela, en el nivel que le corresponda.

Gracias y hasta siempre.

Tu párvula, Carmina.

9 comentarios:

maribel dijo...

El 12 de Febrero es santa Eulalia, copatrona de Barcelona junto con la Virgen de la Merced. Hay quien dice que es la patrona de invierno.

Eulalia quiere decir "la que habla bien" Eu=bien, Lai=habla.

Nació para el cielo, siendo muy joven, por defender a Cristo.

Felicitats a las Laias y Eulalias

Con cariñito Maribel

Ana dijo...

Me ha producido contento lo delicioso que es leer esta carta, y he de reconocer que me ha producido exaltación. Psicológicamente temo cometer traspiés e indiscreciones debido a ello, como me parece haber hecho ya. Temo que sean malinterpretados, tanto en el ambiente en que ahora estoy, como incluso en el propio del taichí, me explico, ya que se me puede decir que no tengo la suficiente psicología como para evitarlo, ¡cómo si solo fuera cuestión de eso! Quizá lo que hay es que tener psicología para hacer interpretaciones y juicios de valor. La prudencia es una virtud nunca poco valorada, tanto en uno como en el otro aspecto (yo no se si soy o no prudente, realmente ahora no lo sé, aunque antes si creía que lo era, hay un cap del Tao, el XIX, en la primera o segunda línea en que cambia la palabra sabio o sabiduría, por prudente, en sentido peyorativo, en la traducción de Lin yu Tan?, ¿o en la de Onorio Ferrero?)
Lo inmediato posteriormente a tal sensación de metedura de pata, es un revoltijo por dentro, las entrañas y lo que detrás de ellas está: la psicoinmunobiología. A veces pienso que no puedo ser de este mundo. Hace un momentito, me encuentro en la cafetería del hospital (el trabajo), a Julia, una señora que tiene la misma edad que Peter, de gran temperamento y que se mueve en una silla de ruedas motorizada; la conocí en la consulta, ella regalándome bombones y yo dándole un trato personal, le evité una mastectomía a cambio de una radioterapia que la ha dejado con fuertes dolores de hombro. Yo también la visito en la residencia donde ella vive. Todo esto lo digo para anteceder a lo que voy ahora a contar, y es que después de bastante tiempo que no la veía, me la acabo de encontrar en la cafetería, como ya he dicho, y la acompañaba alguien que era del hospital y voy toda espontánea y le digo ¡Qué Julia, todavia no te has muerto?, porque siempre se me está quejando de una u otra cosa. Si yo ahora os cuento esto, es porque después de la euforia del momento, en que por orden cronológico va desde que leo la carta a San José, pasando por mandársela por email a las monjitas de clausura que me alojan (y que la carta me vino como anillo al dedo), a continuación bajar a cafetería, invitarme a un café una de las pocas personas sin doblez que aquí en el hospital me tratan, Macarena, encontrarme a Julia y yo decirle eso que os he dicho (entre otra cosas, claro está), volver de nuevo a la biblioteca (mi lugar habitual de estar), hablar por teléfono con mi tio Segundo (de los pocos familiares, casi el único con el que mantengo una relación actualizada), saber que va muy bien a pesar de su cancer, el deseo que le expresé de tener una comunión familiar con mis hermanos y su familia organizando una comida que nos junte; y siguiendo en el hilo de la euforia, me siento a la mesa del ordenador y de golpe me viene la frase que le he dicho a Julia, y me argumento para poder haberla dicho inocuamente, como lo dije, que desprecio el concepto de muerte y que utilizo la palabra, así tan libremente porque me veo desprovista de cualquier miedo que la referencia a tal palabra pudiera producir. Esta argumentación me vale, pero me resulta incompleta para reparar lo que pienso que pudo haber dado ocasión de pensar sobre mí a quien lo haya escuchado, en este caso alguien del hospital, anónimo para mí, pero que se puede sumar a lo que sospecho que buen número de personas oyen decir sobre mí y mi cualidad psíquica. Estoy voluntariamente sometiéndome a consulta en psiquiatría para sacar parte de lo que nunca se ha dicho, lo que nunca he hablado sobre mi actuación como profesional y parte de la previa existencia de una acción de "mobbing" laboral en la cual viví desde el año 90 en que pertenezco a este servicio. A veces las cosas suceden así de rápido y para mí lo natural en este caso ha sido esto que he hecho, acudir a contarlo en el blog. Podeis inquirirme, me vendrá bien. Perdonad y además muchas gracias si después de leerlo os da "buena vibración"

Isabel dijo...

Hola Carmina, hace tiempo tenía ganas de saludarte, leo tu carta a S José y me pregunto si tendrás el libro de ES TAO DE SAN JOSË,que recientemente publicó EL RIncón, porque lo que dices me recuerda mucho a él, sino es así, yo te lo envío encantada,aunque en las convivencias lo podreis encontrar seguro.
Fuerte abrazo.
Isabel Moreno

Anónimo dijo...

Ana, yo también soy muy espontanea y esto me ha acarreado algun conflicto, pero no podemos hacer nada, tan solo pedir a la Virgencita que nos ayude a controlar la lengua.
No pienses en lo que has dicho, pertence al pasado, sabes por Peter que la otra persona necesitaba oir eso y nosotros pedir perdón a Dios por nuestra manera de hablar. TODO ES LECCION O MAESTRIA.

Los que seguimos al padre Yang, nos entienden poco y nos ven un poco "chalados", pero ....."¡¡¡a mi queeee!!!!".

La prudencia es una virtud del Espiritu Santo y hemos de ejercitarla, yo ,tú y todos.

Sigue expresandote como quieras que para esto está el blog, siempre que no ofendamos a nadie.

Un abrazo y me alegro que te ha gustado la carta de Carmina, se lo puedes decir a ella.

Maribel

Anónimo dijo...

Hola Maribel¡¡

Guay del Paraguay¡¡¡


Tu sí que ERES



a Carmina fué lo primero que hice, comunicárselo, es de ley


Esto me recuerda a La Contra de hoy de la Vanguardia


Chupi Chupi Guai
Ana

Anónimo dijo...

¡Hola Famíli! Que la cuaresma sea un camino para
descubrir más el amor, para hacerlo vida en los que
convivimos.
Un abrazo Francisca


3ª LECTURA: Mt 17, 1-9
En aquel tiempo, toma Jesús consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los lleva aparte, a un monte alto. Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías que conversaban con él. Tomando Pedro la palabra, dijo a Jesús: «Señor, bueno es estarnos aquí. Si quieres, haré aquí tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» Todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y de la nube salió una voz que decía: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco; escuchadle.» Al oír esto los discípulos cayeron rostro en tierra llenos de miedo. Mas Jesús, acercándose a ellos, los tocó y dijo: «Levantaos, no tengáis miedo.» Ellos alzaron sus ojos y no vieron a nadie más que a Jesús solo.
Y cuando bajaban del monte, Jesús les ordenó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos.»

COMENTARIO: “Jesús se transfiguró ante, Pedro, Santiago y Juan”
Este domingo, contemplamos tres llamadas; la llamada de Abrahán, la de Pablo y Timoteo y la del evangelio que llama a los apóstoles a participar de la transfiguración de Jesús. Las tres ocurren en momentos de oración…Abrahán escucha la voz de Dios y le responde obedeciéndole a su plan. Pablo y Timoteo, responden a la llamada por encima de los sufrimientos y dificultades. Los tres apóstoles participan en la transfiguración, en donde Dios se manifiesta con un signo visible…Jesús en su oración se transforma y hace participes a sus apóstoles. Es un misterio de comunión todos ellos participan de la divinidad…”Señor, que bien se está aquí” Son momentos intensivos de oración en donde se experimenta una auténtica paz interior y un bien estar inexplicable, pero pronto pasó aquel momento.
Después de la contemplación, conviene ir de nuevo a la vida normal, “Levantaos, no tengáis miedo…Ellos alzaron sus ojos y no vieron a nadie más que a Jesús solo” es hacer camino con Jesús solo, afrontando todo lo que la vida lleva, tanto de sufrimiento, como de alegría. Nada es perdido si lo vivimos todo en Dios, experimentando que nuestros actos se pueden transfigurar, viendo las cosas y las personas con los ojos de Dios.
La transfiguración aparece, como que, en un momento de la vida, ilumina y conforta al hombre con la Palabra, que nos libera por dentro y nos capacita para servir y amar a los hermanos.

Pregunta: Contempla la lectura una y otra vez, hasta que te veas a ti transfigurado. ¿Cómo explicarías estos momentos?

ORACIÓN: Señor, gracias por el don de la oración, sabemos que lo que nos transfigura es el contacto contigo, los diálogos, el tu a tu, nos cambia por dentro nos da nuevas fuerzas y nos capacita para aceptar a toda persona, incluso al enemigo. Gracias, por tantos momentos de transfiguración de gozo en nuestro camino de fe. Gracias por tu transfiguración en la eucaristía, que bajo las especies del pan y el vino está tu presencia real que nos alimenta. Señor transfigúranos cada vez más en Ti, para pode

Anónimo dijo...

El domingo día 17 en el RINCON DEL SILENCIO, se celebrará el Año Nuevo Chino "Año de la Rata".
La Misa a las 12 y luego a comer al restaurante chino habitual.
¡¡¡Animaros!!!

Anónimo dijo...

Me encantaría ir a la Misa como cada 3er domingo, pero no sé si debo hacerlo pues ando con la gripe desde el miércoles y ni siquiera sé si bajará a bcn este finde. Las cosas son así, es mejor respetar al cuerpo que siempre dice su lección, ahora descanso mientras me inspira la inmensidad del mar, su calma..., tan enorme y tan quieto...con todo lo que arrastra y el genio que nos muestra a veces..., así nos habla la naturaleza, Tao es aprender el camino que ella enseña.

Fuerte abrazo a todos

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

Buenos días, aquí saludando desde mi balcón al mar; el sol sale hoy diáfano, lineal sobre el horizonte, pero envuelto en una dulce niebla que no le deja mostrar su esplendor, son las 7.30

Este es el cuarto día sin salir de casa por una gripe, mi compañía el mar, las gaviotas,los barcos,lecturas,exámenes por corregir,dibujos,alguna peli, algún programa de tv archivos de internet,emails,alguna amiga con un mínimo de tiempo, algún sms... y vosotros.
Así vamos acompañándonos unos a otros.
Pero si las cosas van y vienen, las personas viene y van...quien siempre PERMANECE es el AMOR, amor a cada ratillo,a cada quehacer, a cada pensamiento o persona...a cada recuerdo.
Amor silencioso,constante y amable,que vive lo que hay con gracia,sin quejas, moviendo bien el culo que dice Peter; en realidad es Él quien ha estado siempre conmigo en estos días y de su mano he ido degranando cada hora con calma y más calma ..que robustece el Alma...,para no pedir más y dejar que cada cual camine su camino : TAO.

La soledad es una gran lección y el un buen encuentro con Dios, acogedor y padre, lleno de gracia y encanto.

Buen finde a todos.

Isabel Moreno