lunes, julio 09, 2007

COMENTARIO DEL CAPITULO III DEL TAO TE KING


dibujo de Isabel Moreno

San José en su Sabiduría es uno más entre la gente del pueblo; pasea en paz por sus plazas, porque no exhibe, no intriga, no pelea.


No enaltezcas al sabio, así el pueblo no disputará, ni forjará revoluciones

Uno de los pilares del taoísmo es la no acción, la no competición. En este capitulo nos manda algo más, no hacer nada que favorezca la competición. Si se alaba o enaltece a alguien, se favorece la competición . Según Peter en las escuelas chinas no daban calificaciones. Todos cumplimos una misión , lo mejor que podemos, pero sin crear envidias. Una sentencia china dice: “Lo que uno no escucha, no le agita la mente”.

Observemos que es un mandamiento de tipo negativo, “No enaltezcas al sabio”, de los 10 mandamientos que Dios dio a Moisés, casi todos son de tipo negativo: “No robará, no matarás ect...Jesús en el evangelio nos dice: “El que se enaltece será humillado, el que se humilla será enaltecido”

A Peter no le gusta alabar o enaltecer ni a los santos, dice que “Los santos son eclipses de Dios”. Si no se diesen premios, no se lucharía por el triunfo, y seria realidad el final del capitulo III.

Con la practica de la acción desinteresada, todo queda en orden”

Joaquín & Maribel.

Hemos sido educados en la comparación y la competición, pero Lao Tse nos recomienda no querer competir ni alabar, ambas cosas es un deseo, que hay que ir desapegando y despellejando. También Lao Tse dice “que el sabio se gobierna a si mismo” y disfruta del presente (“aquí ahora y ahorraaaaaaa”), entonces se vive en armonía con la naturaleza y todo fluye de forma natural., disfrutando de “la dulce monotonía” ¡Viva la pepa!

Maribel


9 comentarios:

Anónimo dijo...

"Comprende que aparte de la mente
no existe nada.
Sabe que la mente misma es irreal."

Asanga

Anónimo dijo...

Gracias, Maribel, por compartir estas enseñanzas con nosotros a través de tu blog. Me gusta mucho leerlo todas las semanas, y el de ésta me ha gustado especialmente; nos metemos a menudo en competiciones sin sentido, que alteran nuestra paz y nuestro equilibrio. Gracias de nuevo.
Mercedes

Maribel dijo...

Gracias Mercedes, pero ignoro quien eres, tengo varias amigas con ese bello nombre y me gustaria saber de ti.
Me anima ver que este blog sirve para algo y se que los comentarios gustan a muchos

Un abrazo Maribel

serra dijo...

M.R.XIX 44:
"Hagamos todo lo necesario para agradar a Dios y soportemos pacientemente los juicios ciegos del mundo, sin desafío ni justificación profana."

Quien busca agradar o desagradar a los hombres, no está en la Vía de Dios. El caso contrario es la no acción, la acción desinteresada, con ella es seguro que se hace la Voluntad de Dios y no la nuestra.

No Acción-Vía de Dios. Fácil vía, simple propuesta, magnífica promesa, suave yugo, pero camino pedregoso.

Encajar con la misma indiferencia los salivazos del mundo que sus halagos; titánica hazaña. Y el camino propuesto lleva más salivazos que halagos, por eso, aunque es simple la vía, es elegida por muy pocos por desgracia para Dios ya que el mundo es muy gratificante y tira demasiado: poder, riqueza, posición social, obtener el reconocimiento y la admiración de la gente, crear una empresa fuerte, o una familia unida, o penetrar místicamente en la unidad universal; conseguir la seducción de las masas y/o de las mujeres, curar a los enfermos, abanderar la defensa de los desfavorecidos, la paz mundial, organizar un mundo ideal, viajar, adquirir cultura, ser un triunfador, o un abnegado héroe forjado en mil batallas, o un santo varón entregado por entero a los demás... Vanidad de vanidades!, pero que fácil es seguir la ancha vía del mundo, sobre todo cuando se es jóven y, aunque la vida es terriblemente corta, por falta de perspectiva se cree uno inmortal.

La propuesta es sencilla, el yugo ligero, pero la vía es estrecha y el camino no deja de ser duro viviendo en el mundo, y las tentaciones múltiples y el autoengaño con mil vestiduras. Sólo la oración, la práctica, la Buena Voluntad en Dios, la Fe en Acción, en los ratitos que nuestra persona-mundo nos deje; y poco a poco el tiempo irá decantando la cosa en favor de Dios y no en favor nuestro.

Feliz elección, paciencia en el camino y feliz hallazgo en Dios.

M.R.XIV 66:
"Si me amas y me busacas con todo tu espíritu, con toda tu alma, y con todo tu cuerpo, pondré un espíritu de discordia entre tú y el mundo a fín de que ningún consuelo ajeno te aparte de vía recta; tus allegados te odiaran y rechazaran..., dice el Señor oculto; incluso tu compañera se levantará contra tí y tus hijos se burlarán de tí por mi causa.
Palabras crueles para el mundo ignorante; amor santo y perfecto para el que sabe, pues cuando le hayamos encontrado, todo nos será devuelto según nuestro deseo e incluso mucho más"

Anónimo dijo...

Comentario del Evangelio del próximo domingo, por la hermana Francesca.


3ª LECTURA: Lc 10,25-35
En aquel tiempo, se levantó un legista y dijo, para ponerle a prueba: «Maestro, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?» Él le dijo: «¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo lees?» Respondió: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.» Díjole entonces: «Bien has respondido. Haz eso y vivir.
Pero él, queriendo justificarse, dijo a Jesús: «Y ¿quién es mi prójimo?» Jesús respondió: «Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de salteadores que, después de despojarle y darle una paliza, se fueron, dejándole medio muerto. Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo. De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo. Pero un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo compasión. Acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y le montó luego sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y cuidó de él. Al día siguiente, sacó dos denarios y se los dio al posadero, diciendo: `Cuida de él y, si gastas algo más, te lo pagaré cuando vuelva.

COMENTARIO: “Maestro, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna? Esta pregunta nos lo hacemos todos, ya que todos queremos ir al cielo… ¿Cómo se llega al cielo? El camino del cielo tiene un nombre “AMAR”. Para que lo entendieran Jesús les cuenta una parábola quedando claro lo que es el amor.
¿Quién es el buen samaritano? no tiene nombre, pero sí tiene sentido común, capacidad de acción y comunicación, posee la manera practica de encontrar la manera de llegar a los otros para prestarles lo que necesitan… “Acercándose, vendó sus heridas, echando en ellas aceite y vino”
Jesús con esta parábola nos quiere decir que el camino del cielo empieza por la tierra. Dice un autor: “El hombre cuando más divino más humano” El amor según el evangelio se concreta, practicando las obras de misericordia en personas concretas que se encuentran en el camino de la vida diaria.
Este evangelio, nos lleva a una espiritualidad encarnada, donde a Dios se le descubre en las personas. La misma Palabra de Dios nos dice: “A Dios nadie le ha visto, pero si os amáis allí está”

Pregunta: Cuando surge algún problema ¿Dónde buscas la solución, en la tierra o en el cielo? ¿Qué es para ti la vida eterna?

ORACIÓN: Gracias Jesús, por ser nuestro buen samaritano, que con tu Palabra y tus sacramentos te haces próximo y, como el samaritano del evangelio; nos levantas, nos curas las heridas y nos montas en tu misma cabalgadura. Queremos contemplarte para aprender de Ti, que sólo el amor y la comprensión curan a las personas. Que seamos testimonios de tu bondad y de tu amor.

Anónimo dijo...

El hombre apaleado y medio muerto es Nuestro Señor. Los salteadores son los Príncipes que gobiernan este bajo astral y que son reverenciados y adorados. Nosotros somos los que pasamos de largo, atareados, con nuestros proyectos, sublimes buenas intenciones para con el prójimo... El día que aparezca ese buen samaritano que se gire hacia su Señor y le atienda, no tardará en descender del Cielo la Medicina Universal que regenerará la Creación en su Totalidad y volveremos a habitar nuestra Patria perdida.

Anónimo dijo...

Hola Maribel,
La mercedes que te escribió el otro día soy yo, Mercedes Checa, y ya lo creo que el blog sirve para algo. Muchas gracias de nuevo y adelante con él.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

La frase que pone Maribel, de Lao Tse: "El sabio se gobierna a si mismo", tiene mucho que ver con "el proximo" del evangelio de esta semana, primero somos nosotros que tenemos que gobernarnos, para luego asistir a los demás, sino lo unico que les damos es falso. NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE...

Querer al proximo como a tí mismo, es desear al otro todo nuestro corazón puro, equilibrado y bien armonizado con la naturaleza.

Saludos a todos los blogqueros

PD. Me alegro que alguién que no se llame Isabel o Maribel, entre en el blog

Anónimo dijo...

El sabio no somos nosotros, el Sabio es Nuestro Señor cuando se levanta de la fosa donde yace, para volver a ocupar el trono de su Reino; nosotros sólo estamos enmedio entorpeciendo,creyendo que gobernamos nuestas vidas cuando de hecho son las estrellas las que nos rigen, creyéndonos dueños de nuestras vidas, de las que sólo Dios es su propietario. Sólo entregando a Dios nuestro gobierno podrá liberarnos de esa esclavitud y despertar su semilla en nosotros y purificar nuestro corazón entenebrecido que le pertenece. Sólo entonces ese corazón purificado podrá Multiplicarse y ser ofrecido a los demás, no como deséo sino como sustancia. Pan Supersubstancial de Dios entregado a los hombres.