miércoles, abril 02, 2014

Recordando a Peter desde Cantabria

En esta entrada nos hacemos eco del homenaje al padre Peter de los taichistas de Cantabria. Carlos Sotres nos lo narra


Homenaje a Peter
Cantabria

   Aunque -por cuestiones de organización- con unos días de distancia respecto de la fecha del fallecimiento de Peter, los taichiístas de Cantabria hemos querido reunirnos este sábado 29 de marzo para recordarle y homenajearle juntos.
   Ya un pequeño grupo habíamos asistido el día de su entierro a una misa en su memoria, pero luego hemos organizado más despacio este encuentro del sábado, en el que hemos hecho una reunión, hemos asistido a una misa y hemos comido después en el restaurante chino donde tradicionalmente y en los últimos años se comía con él cada vez que venía aquí a alguna Convivencia.
   Durante unas dos horas, estuvimos reunidos unas 20 personas, recordando a Peter: viendo alguna foto suya, escuchándole en alguna grabación de alguna de sus charlas y hablando cada uno de sus recuerdos, sus impresiones o sus vivencias con él. Reinó el “cariñito” y todos, o la mayoría, destacamos su bondad, su picardía, su profundidad e inteligencia, su versatilidad…, además de manifestar nuestro agradecimiento personal hacia él, el reconocimiento de lo que nos ha legado y lo que ha significado en la vida de cada uno de nosotros.
   Después de esta primera reunión, nos fuimos a la iglesia de los Jesuitas (-él había estudiado con ellos, ¿no?-) de Santander, donde asistimos a la misa habitual de ese sábado, que habíamos pedido que se ofreciera por Peter Yang; en la Misa, el sacerdote tuvo unas palabras muy cálidas -y emocionantes para algunos- para el “sacerdote chino” que había “oficiado tantas misas en la catedral de Barcelona” y que nos había enseñado, a nuestro grupo, “técnicas orientales”, dijo. A esta misa se sumaron algunos taichiístas y antiguos taichiístas más que no habían estado en la reunión de la mañana (y tuvimos un recuerdo especial para la difunta Margarita).
   A continuación, nos fuimos a comer al restaurante chino “La Gran Muralla”, donde nos juntamos unas 25 personas. Fue todo muy agradable.
   Y todavía un pequeño grupo se fue, después de comer a hacer tai-chi a la Península de la Magdalena…
   
Peter solía decirnos y repetir mucho, en los últimos meses de su enfermedad,  lo de “¿qué será de nuestro grupo?”. A él le preocupaba eso (si es que se puede decir que le “preocupaba” algo). Pues bien, parece que, tanto aquí en Cantabria como en los demás sitios en que Peter dejó su semilla, ésta ha dado buen fruto. Desde luego, aquí seguimos con el grupo con tanta o más fuerza, decisión  y cohesión, si cabe, que antes de la “marcha” de Peter. Dentro de dos sábados volveremos a tener la mini-convivencia habitual (que venimos haciendo desde hace ya tiempo) de todos los sub-grupos de la región en nuestro periódico encuentro del “grupo de taichí de Cantabria”.
   Y este verano volveremos a organizar una Convivencia en Montesclaros (aunque de menos días), en la que, por supuesto, os esperamos encantados a todos los que queráis venir.
   Con Peter en nuestro recuerdo y teniéndole siempre presente, un abrazo a todos.



6 comentarios:

hilda dijo...

Carlos, creo que sí le preocupaba lo que pasaría con nuestro grupo cuando ya no estuviese.
Es verdad, la semilla sigue y todos le recordamos
Un abrazo

hilda dijo...

He subido unas fotos de Cantabria a mi blog
Si quereis verlas ya sabeis como teneis que hacer
Saludos desde BCN

hilda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
hilda dijo...

He puesto unas fotos que hizo Wilma en Madrid

pandora dijo...

Muy hermosa la intensidad del relato. Gracias, sobre todo porque vivimos un momento de cambio que toda partida trae consigo y es sano que este cambio sea natural, sin miedo, para que cada grupo y cada uno individualmente pueda asimilarlo y enriquecerse de la valiosa semilla que nos legó Peter.
No veo peligro alguno porque desde el cielo el padre nos bendice...y el camino es sencillo si no lo complicamos.
Es momento ahora de esperanza confiando en el saber de todo lo aprendido...y compartirlo.
Fuerte abrazo
Isabel Moreno

Anónimo dijo...

Si, totalmente de acuerdo contigo Isabel!!
El camino es sencillo cuando no hacemos una mentalidad. Es natural.
Peter bendice todo y acompana nosotros. Yo de mi parte yo siento esto y por eso ! VIVA LA PEPA! Viele Grüsse aus Germania
Manuela