martes, septiembre 10, 2013

Sorpresa en el Cenáculo





CENACULO CON SORPRESA
   
En la reunión tenemos que comentar el capítulo 59 del Tao Te  King,, pero tenemos una sorpresa, viene Peter a hacer tertulia. Lo traen con coche desde la residencia, en el momento de entrar, aplauso general y nos dice: “Si uno no hace nada, todo esta hecho.”
Preguntamos:¿Cómo se encuentra?  El pregunta:¿Cómo nos encontramos?  A esto se llama vida convivencial. La vida convivencial es como se vive con los hermanos y parientes. La vida convivencial es el cariñito familiar.
¿Cómo empieza el cariñito familiar?: Empieza por la madre, el cariñito familiar es matriarcalista. La madre es trasmisión de instrumento de paz, la madre es la que trasmite y empieza el cariñito familiar.
     

Después nos explica: “Cada mañana yo me despierto y yo me pregunto: ¿Qué hago?, la respuesta es: Respirar, respirar de verdad,  seguir respirando y vivir el presente con el aire. Solo los chinos no pierden aire.
¿Hemos perdido aire? ¿Qué contestamos?. Yo siempre a la orden. Después de 36 años de Rincón del Silencio, pedimos perdón a Dios por no saber saborear el aire, pedir perdón por perder el aire.
¿De donde viene el aire? Es soplo del creador y aliento divino.
    Dice que el tiempo es muy cortito y que cada uno por la mañana es tiempo de respirar y de sentir la respiración. Aplauso final al marchar y oigo que dice: “Cariño mata.”

Los comentarios del capitulo 59, la próxima semana.

8 comentarios:

hilda dijo...

Eso sí que es una sorpresa!!!! aunque yo estaba convencida que Peter volvería al Rincón. Imaginaba que en silla de ruedas, pero ha sido aún mejor, con el andador!!!. Señal de que aún quedan fuerzas y ganas de andar.
Saludos a tod@s

Anónimo dijo...

Que sobresa tambien parA MI VER A pETER CON EL CAMINADOR. Estoy muy feliz que vosotros hacais puesto esos fotos para participar con los demas ese Sorpresa. Gracias a todos en Barcelona, si eso se llama Carinito familiar. Gracias muy grande a Tessa y Carlos...claro y a todos
Saludos desde Alemania
Manuela

Anónimo dijo...

Ponernos de acuerdo todos en una sola cosa, ¿si?, de acuerdo. Esa cosa no debe ser la negación pura y simple de lo que en occidente entendemos por la personalidad (la negación del oriental de la persona es justamente la prevalencia de la personalidad sobre lo demás del ser).
Esa sola cosa tampoco puede ser un ser humano, (en el sentido que en occidente tenemos de lo que es un ser humano), pues sus límites son bastante evaluables por cualquier otro ser humano, con lo que la resultante es una superposición que excluye la base fundamental de un acuerdo.
Un pensamiento, no es válido porque carece de realidad propia.
Un sentimiento es un "pensamiento" corporal, y le acaece lo mismo.
Ajustar la plabra a su significado, importa.
Ajustar la palabra a la raiz, al origen, si se consigue, es recuperar una ciencia tradicional.
En definitiva, tanto "nosotros", "vosotros, "ellos", etc. necesitamos recurrir a algo que sea totalmente válido, y ese algo no puede ser otra cosa que el origen, que el principio metafísico.
Si, que al joven pastor le toca mantener su pequeño rebaño, pero un día puede pasar que el rebaño no sea lo fundamental, es curioso como me ha venido a la mente el caso de Krshina, en su infancia juventud en Vrindavan, etc.
La literalidad de la mater materia prima es maya (etimológicamente "lo que no es"), se podría decir que usted es Él, que Ella es Él, estoy convencida de que no puede ser de otra manera. Sólo desde el centro merece la pena cualquier pèrsèctiva, cualquier ilusión (de alegría), cualquier opinión mínimamente seria, cualquier planificación gustosa, Sólo desde el centro la madre deja de ser maya y es Él (y aquí no es utilizar los términos contrarios y equivalentes del yin-yang, es lo que acoge a ambos, que visto desde "arriba" el yin se le acerca, y desde "abajo" se le acerca el yang, luego depende del punto de vista del observador, lo que se ve primero. y si es una posición central, bueno, aquí hay diferentes tipos de ternarios, y cada uno tiene su caracter. Yo, lo que quiero decir es que le pido permiso a la Virgen María para que me deje ver el "mundo transcendental" con todo su permiso de "mater primera", y que sea gracias a eso que me permita con total libertad, sabiendo que eso siempre es gracias a lo cual este ser se puede "mover", descubrir ese más allá de esa "materia primera", ese viaje que aunque sea en compañía, sus descubrimientos parten, se promueven desde el puro individuo (la superficie). Hace un tiempo que ya estoy ahí apuntada, yo ya iba predispuesta, pero que mucho, y a Peter le sonsaqué las claves que necesitaba, el dice que robadas, yo digo que afiné la puntería gracias a él, el caso es que desde entonces, desde que tomé la decisión, ese puzle por si solo ha empezado a jugar ficha, y como soy bastante autista, digo un "color" cuando el caleidoscopio está a rebosar, y así con todo, así que ya sabeis por qué no paro de escribir en este blog

pandora dijo...

Muy emocionante, sí, el regreso de Peter al Rincón.

Respirar y respirar...nos dice, ser conscientes del aire y de que pertenecemos a él...dejarse hacer entre el fresquito calorcito.

Pues ahí vamos.

Un abrazo
Isabel

Anónimo dijo...

A la persona muerta, el aire no le aporta movimiento vital, pues el aire (considerado en lugar del eter), primera forma elemental, pertenece al mundo de los elementos. Hay un abismo todavía con el espíritu. Cierto que el eter inunda todo el universo sin solución de continuidad, mas el Universo no deja de ser el "suelo", el soporte, el apoyo de lo espiritual. El universo existe gracias al espíritu, pero no alrevés. la persona muerta existe en el espíritu, no ya en el universo. El aire es un hermoso eufemismo, válido para el desarrollo del ser hasta que alcanza los estados superiores, hasta que trasciende, después todo es uno, y ya nada Es. Mientras se necesite el aire, se notará su falta, y al Ser nada le falta (Sta. Teresa)

Anónimo dijo...

El "espíritu como el viento", no es una similitud de igualdad sino de analogía. No se puede sustituir una àlabra por la otra y quedarse tan pancho. Aire aún en el sentido más sutil, es elementario, material. El espíritu no tiene palabras que lo describan más que "esto no es, esto no es, .., aire no es, .."; todo lo cual no quita para nada ningún valor intrínseco muy importante el método respiratorio y vivir según el aire, porque llegará un momento que es espíritu "vulcanice" todo eso, manifiestamente palmario se sabrá

Anónimo dijo...

Ayer veía una maravilla de vídeos, por si a alguien le interesara, este es el enlace del artículo que al final incluye un vídeo, que pudiéndolo también ver en youtube, se ve que son una cadena de 7.
http://biancaatwell.com/ayahuasca-en-espana-o-que-facil-nos-lavan-el-coco/
Son una maravilla y ella también lo es, solo que cuando le preguntan, y responde con sinceridad, ella dice desconocer lo que es la espiritualidad, pero dicho de esa manera como haciendo dudar un poco de su existencia. A pesar de que ella no es consciente de ello, esa es la imprimación que da la "modernidad" (utilizo esta palabra adjudicándole todo el sentido que René Guénon le da, y no es por este señor, sino porque así se explica lo que de otra manera no se puede, y lo menciono también por si a alguien pudiera interesarle), con lo que llegado a un punto, ella no va a poder transcender, le falta esa base que solo lo tradicional (vuelvo a remitir a René Guénon para el significado completo de esta palabra y evitar un más que probable malentendido) puede aportar.
Por eso y solo por eso, que por otro lado es lo máximo, no dejo de agradecer que haya llegado hasta nuestros dias, oculto, escondido, el legado de la Tradición inmemorial dentro de la letra aparentemente muerta que custodia la Iglesia Católica. Ciertamente ningún individuo la podrá descifrar, de igual y misma manera que tampoco nada de lo indígeno conserva ya su núcleo esencial, como he podido ver en los vídeos, refiriéndome con ello a lo transcendental, guardan la cultura, pero degenera a falta del núcleo transcendental, y eso es lo que he podido constatar, es un designio, lo sé, pero es mi constatación, y lo mismo digo con cualquier método tradicional al que le falte ya el acceso a lo transcendente. El confundirse con estas cosas es la ley de los tiempos modernos, de la modernidad, es la influencia de lo inferior, camuflada de superior para confundir, y en esto a todos nos atañe, porque toda referencia exterior está "tocada", y la referencia interior engañada, asustada, tentada y manchada también. A pesar de ello no hay que cejar; el negarse a si mismo no es prácticamente posible, salvo que existan unos condicionantes especiales, que en mi caso la posibilidad de aceptarlos (los condicionantes) incluye un trabajo de por vida que empezó junto a mi propia existencia, y que consisten (los condicionantes) en la imposibilidad de llegar a otras personas a través de lo corporal, que en mi caso está desechado por caracteristicas de todo tipo que me acompañan, corporales, psicológicas, familiares y sociales, todo se ha conformado, algunas cosas las sabía, pero otras no, a tener la obligación de tener que transcender para pòder vivir, para tener un mínimo de posibilidad de sobrevivir. Está claro que son las corporales y psicológicas las que yo era consciente de tener, y que vistas desde fuera son una tara, y que eso es lo que me ha permitido un cierto grado de “aislamiento sensorial” no buscado, que si en algún momento alguien te muestra que es capaz de verlo, a esa persona la consideras un allegado del alma.

Anónimo dijo...

En ese contexto se desarroló mi acercamiento al Taichí, y en ese contexto tuvo lugar la toma de contacto con lo tradicional, yo diría con lo universal, y eso lo digo en lo que a mí respecta y es lo que tendré que agradecer de por vida. Aposté fuerte, por eso cuando las cosas se torcieron, yo sabía que no podía ser por mí, yo no me había fallado, y tuve por primera vez en la vida que apostar por mí a ciegas, y YO no me he fallado es la conclusión, por eso sé, bajo esa medida rebelada, lo que Es y lo que no Es. Tengo claro hasta donde llega lo que Peter ha transmitido de un saber suprahumano (tradicional), y lo que no es perteneciente a eso, lo que pertenece a su bagaje exclusivo como hombre y que ni merece ni desmerece, pero simplemente no es conocimiento transcendental, en términos metafísicos, no verdadero, circunstancial, vivencial, o lo que sea. Él, además sabe que esto es así, pero se ha acomodado y no ve la forma, la salida, y en esto, le recuerdo que está allá por donde se entró, y que es la prueba que tiene que aceptar y llevar a cabo para no sentirse enfermo de vida. Hay que saber que la gran batalla no se resuelve hasta el último momento, pero para quien sabe observar, se van viendo indicios, y Peter se los salta a la torera, no es momento de desafiar a nadie más que a uno mismo, y además diría que eso es lo que todos esperan de él.