jueves, septiembre 26, 2013

Mi Último Viaje a Barcelona

Edurne nos envía una reseña de su última visita a Barcelona. Esperemos que os guste

Catedral de Barcelona
Donde Peter ha celebrado misa durante muchos años

Mi último viaje a Barcelona (12-13-14 de septiembre, 2013)

Quise visitar a Peter durante mis vacaciones, pero no pudo ser y lo dejé para septiembre, para una de mis visitas breves y tan llenas de gusto que me agarran y me animan a volver.
Gemma y servidora fuimos a la residencia y en la habitación nos encontramos a Carlos y al poco llegó Roger. Peter estaba acatarrado, tosía y tenía la voz ronca. Después de la alegría de la visita al Rincón, estaba en la habitación, sin salir por miedo a resfriarse y con ganas de cama.
Nos recibió con sus preguntas ¿qué será?  Yo le transmití saludos de México y de mi ciudad ¿por qué hacemos esto? Yo le contesté que estamos inquietos y nerviosos como Marta y necesitamos relajarnos y naturalizarnos, que soy muy mentalistas. A Roger le preguntó ¿y su grupo de tai-chi? El le respondió que ahora se dedica a cuidarle siempre que puede. Roger llevó la semana pasada a Peter al Rincón, su envergadura le permite manejar con soltura la silla y le asiste con mucho cariñito. Entonces respondió Peter, “si, somos mutualistas”, nos reimos, ¡estas salidas de Peter como dardos! También le preguntó a Roger si le llevaba al Rincón y este le respondió que la semana que viene, cuando esté mejor. Me volvió a preguntar ¿Cuántos años? 20 años Peter, ¿Empezó en Lizaso? No, en Nª Señora de Angosto, Alava, unas vacaciones de Navidad. “Jesús no murió en la cruz”, yo le contesté “no existe la muerte” y me dice “Eso, no sabemos nada”. Le escribo un poco en chino, por si le pico a escribir a él también. Trato de decirle, “Un solo corazón, un mismo Espíritu”.”, me responde que es suficiente, ahí está todo. Me da el siguiente consejo “hablen, escriban sobre qué significa el Uno, cómo vivimos el Uno. Me dijo también que llevaba muchos años “dando vueltas al Tao Te Ching”.
Quiere acostarse, Gemma y yo nos vamos a pasear y  se queda con Roger que le acompaña con la cena. Nos despedimos con “a la orden”, la mano en la frente como los soldados. Me acuerdo despidiendonos de esta manera en el aeropuerto de Hondarrabía, con la Guardia Civil a su lado.
Al día siguiente regresamos para acompañarle a Misa, pero nada más entrar una enfermera nos dice que el Mosen no puede venir. Subimos a la primera planta y nos dicen que Peter ha pasado mala noche y duerme. Nos juntamos con Montse Alberti y buscamos una Iglesia para asistir a Misa. Preguntando nos enteramos que próxima a la Residencia de Peter hay un convento de monjas benedictinas que tienen una hospedería a buen precio. Tras la Misa hacemos otro intento de visitar a Peter, la puerta de su habitación está abierta, al entrar vemos a Peter dormido, su cara son 3 rayitas, que ronca a pierna suelta. Nos alegramos de verle sumergido en un sueño reparador, le lanzamos un besito al aire y nos vamos contentas.
Quiero agradecer a todas las personas que me acompañasteis este tiempo y alegrasteis mi visita: Gemma, Mercedes, Carlos, Tessa, Mónica, Roger, Hilda, Pauli  y Peter.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

En la época en que vivió Jesús se hablaba de la piedra desechada por los constructores/arquitectos.
Hoy, para una reconciliación, que a nivel de los Principios, nunca ha dejado de existir, se quieren ponen en función adaptaciones, a nivel de multiplicidad, hacia la Unidad.
La unidad significa que funciona como un todo, que hay un ensamblaje, no como una cadena, que también, sino algo más perfecto, eso los hermanos constructores lo llaman la "clave de bóveda", pieza que colocada sobre el ojo de la cúpula, articula y afirma el conjunto de todo el edificio, le da la estabilidad, y es la piedra de la que se habla en la Biblia, no es la piedra angular, sino la piedra clave de bóveda, la que cumple esa función mencionada en el Libro. Llegar a comprender y tener ese destino, es el símbolo de la unión, la estabilidad y la fuerza que caracteriza al Uno. Creo que es poder comprender a todos y a todo, y además poderlo demostrar a los demás en el nivel que cada uno lo pueda entender.

Anónimo dijo...

Bien entendido que primero necesita un posicionamiento, mirar al Este, mirar a dónde viene la Luz. Necesita una ubicación, un espacio en concreto, y necesita una cobertura, que lo proporciona lo sagrado.
Mirar, Llamar y Entrar en el Corazón.

hilda dijo...

Como siempre, ha sido un gustito leerte. Tus relatos son sencillos, entendedores y detallistas. No dejas nada en el tintero. Como tiene que ser!!!!
Roger se implica mucho con Peter. Va a verlo a menudo y es de agradecer porque cuantas más manos, mejor.
Un besito, Edurne y hasta la próxima

pandora dijo...

Pues opino como Hilda.
Un abrazo, Edurne
Isabel

Anónimo dijo...

Estar de acuerdo a la parte está bien, es el cemento de unión

Anónimo dijo...

Bien que una piedra bien desbastada no necesita ningún cemento

Anónimo dijo...

El microcosmos, tanto como el macrocosmos precisan de un poder de representación que es connatural al hombre. Esto, es lo básico necesario para poder mirar hacia atrás y ver al hombre en sus diferentes civilizaciones, no como un original artista, sino como el ser integrado que es en el cosmos y dónde todo es simbolo, pues mire para donde mire hay inmensidad : redondez hacia afuera y profundidad insondable hacia adentro. El hombre mismo es donde confluyen los macro y los microsímbolos. Uno se acuesta por la noche, y lo sepa uno mismo o no, está rindiendo tributo al descanso del ser creado, tanto si lo sabe como si no. ¿Qué mejor cosa que poder tener una vida plena llena de ritual y simbolismo, en definitiva de comprensión de todo lo que es y de lo que representa el ser que tiene esa comprensión. Para vivir sin ella, poder se puede, pero se pierde la esencia de vivirla, que es vivir la esencia para vivir la vida. Todo lo que le lleva a ello, es la vía, y todo lo que le aparta, está "desprovisto" de ello, de esencia, porque tanto la vía como el vivir son una y misma cosa.
Los niños juegan en una habitación llena de juegos y de luces, pero de mayores desechan los juegos y las luces artificiales y buscan otro tipo de forma que les lleve a realizar lo que en ese proceso vital llegan a dilucidar que, es lo fundamental, y a partir de ahí es ya un proceso de retorno en que lo fundamental deja de ser exclusivamente lo que se tiene bajo los pies. Ese es el sentido de la piedra angular o de la piedra clave de bóveda (ambas son de hecho piedra angular, una es piedra angular fundamental, para empezar la obra, que son cuatro, la otra es piedra angular cimera, y solo es una). La piedra angular empieza siendo la construcción, está en su base, y sobre ella recae el batimiento del edificio, y pasa que llegado a un punto de elaboración, lo importante empieza a ser como se va a acabar el edificio y cómo se va a conseguir su permanencia y estabilidad, no solo de la parte construida, sino de todo el conjunto de lo que es y representa. y eso lo cumple una sola pieza que coronando la bóveda, desde arriba, es colocada, encajando en ese ojo que mayor o menor, se forma en el centro de la construcción del techo abovedado, unifica. Y ese es el papel del hombre que ya ha edificado, que ya ha hecho su cometido cósmico y que ha colocado la piedra de la unificación de toda su obra y que a partir de ese momento ha cumplido, con el cosmos. Ese trabajo del hombre, así explicado, podría parecer un tanto simplista, esquemático, en cierta manera, aritmético. Necesita un complemento para poder entender algo más que una simple obra de ingeniería. La respuesta es que quien esto escribe, en la época en que quien esto escribe, vive, no se conciben las cosas de la manera singular, han sido los metales retorcidos, y hay que enderezarlos para comprender algo que una vez enderezados es sumamente sencillo de ver, tanto que no se necesita nada especial para entenderlo como cosa especial -es el hecho del trabajo conjunto que permite este tipo de resultado, y además no cualquier forma de conjunción, sino la conjunción que es la que pertenece al modelo cósmico.
Ahora bien, el modelo cósmico que resulta de la interacción del hombre, es cambiante según las etapas de la humanidad y según sus civilizaciones.

Anónimo dijo...

Quizá mantiene en todas ellas unas claves que son invariables, y ello son los símbolos fundamentales de la ciencia sagrada; de ahí su importancia real actual física y metafísica (tomando ambos términos en su acepción etimológica tradicional). De ahí que un símbolo sagrado tradicional puede ser muy facil o muy fificil su entendimiento, pero ello no depende del símbolo en sí, sino de la cualidad de la mente, porque este tipo de símbolo por definición no tiene caracter humano alguno, está desprovisto de todo caracter humano, está más allá de lo humano, es suprahumano su origen, y esto no es que sea a priori por elección, esto es el lenguaje que el hombre ha tenido que aprender para ser lo que es por definición, "hombre", imagen de Dios. Es ahí a donde la ciencia profana, (la moderna exclusivamente), no puede llegar, por eso un interés creciente, no en lo ya prescrito, sino en el legado inmemorial perdurable que es preciso obtener, muchas veces haciendo, a modo de desandar lo ya sabido, para obtener algo que sin conocerlo nadie, conserva el aroma (esencia), el nombre y la forma a trevés del legado de la enseñanza simbólica sagrada auténtica, universal.

Anónimo dijo...

Hay infracósmico y supracósmico, inframicrocósmico y supramicrocósmico.
Recuperar el entendimiento de todo esto paso a paso para que cuando sea el momento de la unificación, esta no quede post-puesta, todos y todo tiene su momento en el universo, pero la simultaneidad de todo es una dimensión aún más ámplia, por tanto es tendencia, es actualidad y es actualización.
En lugar de decir Adios hasta luego o hasta siempre, se puede decir : to the supracosmic, my friend

Anónimo dijo...

DOMINGO XXVII
6 de Octubre 2013
3ª LECTURA: Lc 17,5-10
En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor; Auméntanos la fe. El Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, habríais dicho a este sicómoro: "Arráncate y plántate en el mar", y os habría obedecido. ¿Quién de vosotros tiene un siervo arando o pastoreando y, cuando regresa del campo, le dice: "Pasa al momento y ponte a la mesa?" ¿No le dirá más bien: "Prepárame algo para cenar, y cíñete para servirme hasta que haya comido y bebido, y después comerás y beberás tú?" ¿Acaso tiene que agradecer al siervo porque hizo lo que le fue mandado? De igual modo vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os fue mandado, decid: Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer.

CATEQUESIS: “Auméntanos la fe” Es una buena petición para empezar el curso. En este curso me gustaría empezar con unas líneas de catequesis, creo que todos nos podemos enriquecer. ¿Qué os parece? Esta semana la catequesis es sobre la “FE” ¿Qué es la fe? La fe es la adhesión a una persona, es una virtud teologal, es un “DON” un regalo que tenemos que pedir constantemente…Es la amistad con alguien que sabes que no te fallará, que te ama y te amará siempre. Resumiendo: Por la fe entramos en nuestro mundo interior donde encontramos el gran tesoro de las tres divinas personas: Padre, Hijo Espíritu Santo, nuestro primer Hogar en donde descubrimos nuestra identidad de hijos amados. Si vivimos de fe, nunca nos sentiremos huérfanos y siempre acompañados, porque la fe es la entrada de Dios a nuestra vida y quien a Dios tiene nada le falta… Pero la fe hay que alimentarla, ¿Cómo se alimenta la fe? Se alimenta por la Palabra de Dios y la oración. Es lo que hacemos cada domingo comentando la Palabra que nos da nuestro alimento espiritual y nos robustece por dentro.

COMENTARIO: Los apóstoles le piden a Jesús que les aumente la fe y Jesús les contesta: “Si tuvierais fe como un grano de mostaza…” estaríais libres de muchos miedos ya que pediríais y Dios os escucharía. Jesús desea ardientemente vivir en nosotros, para que nosotros recobremos la Vida Nueva que es Él. Esto es más grande que trasladar montañas y que hemos de pedir para nosotros y para los demás… La última parte del evangelio, habla del servicio. La vocación cristiana es “servicio”, “ No he venido a ser servido sino a servir dice Jesús…¿Dónde está la grandeza del hombre? está en el servicio, cuando se hace pequeño y sirve a todos con amor. Nos dice Jesús: cuando hayáis hecho todo lo que os fue mandado, decid: Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer. Es con este espíritu de servicio que se ponen las cosas en orden en la convivencia. La auto suficiencia, la superioridad, el querer siempre tener razón…tienen que ser abolidos por la actitud de humildad y servicio. y, ¿cómo será posible? orando y pidiendo con fe, sólo el Espíritu en nosotros puede hacer el milagro de una buena convivencia en lo más cotidiano.
ORACIÓN: Gracias Señor, por el regalo de la fe, que sea tu ternura que la despierte, para que también tiernamente sepamos servir con alegría a los demás. Auméntanos la fe para dar paso a la gran maravilla de poder ser útil…