martes, marzo 05, 2013

Tertulia con Peter


Jordi comparte con nosotros la tertulia con Peter del pasado 19 de febrero.

Tertulia con Peter el 19/02/2013

Hablamos de que AIREAR nos lleva a la explosión, llenamos tanto el globo  que explota, por otra parte el DESAIREAR también llevado a su extremo nos lleva al ahogo, por falta de aire, tanto uno como el otro son competitivos, politiqueo.
Hablamos que el FRESQUITO-CALORCITO está en medio de los dos, es natural y relativo, es CHI KUNG.
Perfume de Amor es practicar creyendo, Chi Kung Cristiano.
Qué diferencia hay entre FRESQUITO-CALORCITO e INSPIRAR-EXPIRAR?
Con FRESQUITO-CALORCITO se siente en todo el cuerpo, mientras que INSPIRAR-EXPIRAR, sólo se hace con la nariz, es AIREAR y DESAIREAR, Materia, no se siente por eso es MENTALISTA.
Quien RESPIRA pero no CREE, no tiene ALMA y por lo tanto no tiene PARFUME DE AMOR.
AIRE como Materia: Oxigeno, Hidrogeno, Nitrógeno… todo esto es MENTALISTA
AIRE como Espíritu: Es ENERGIA UNIVERSAL o ENERGIA DE LA VIDA, esto es REALISTA
Para llegar al ARTE DE AMAR, se necesita seguir
CALMA MAS CALMA ROBUSTECE EL ALMA
PERFUME DE AMOR nos obliga a
REDONDEAR EL CICLO DE LA VIDA, la gestación del proyecto
CUMPLIR LA LEY DEL AMOR EN PLENITUD
CONSPIRAR es cristianamente PALABRA HECHA CARNE, como taoísta es DICHO-HECHO

Jordi Vidal

En estos dias de la Cuaresma,  los evangelios tratan sobre el perdón. Ahí va una historia parecida a la del Hijo Prodigo,
Cronin habla de un hijo que marchó de casa, malgastó dinero, salud, el honor de la familia... cayó en la cárcel. Poco antes de salir en libertad, escribió a su casa: si le perdonaban, que pusieran un pañuelo blanco en el manzano, tocando la vía del tren. Si lo veía, volvería a casa; si no, ya no le verían más. El día que salió, llegando, no se atrevía a mirar... ¿Habría pañuelo? «¡Abre tus ojos!... ¡mira!», le dice un compañero. Y se quedó boquiabierto:¡¡ en el manzano no había un solo pañuelo blanco, sino centenares; estaba lleno de pañuelos blancos…!!

Frase: “ Perdonar y sentirnos perdonados, nos lleva a ser la Luz y la sal de la tierra”

Maribel
Principio del formulario


3 comentarios:

Anónimo dijo...

CON LOS BRAZOS SIEMPRE ABIERTOS

Para no pocos, Dios es cualquier cosa menos alguien capaz de poner alegría en su vida. Pensar en él les trae malos recuerdos: en su interior se despierta la idea de un ser amenazador y exigente, que hace la vida más fastidiosa, incómoda y peligrosa.
Poco a poco han prescindido de él. La fe ha quedado "reprimida" en su interior. Hoy no saben si creen o no creen. Se han quedado sin caminos hacia Dios. Algunos recuerdan todavía "la parábola del hijo pródigo", pero nunca la han escuchado en su corazón.
El verdadero protagonista de esa parábola es el padre. Por dos veces repite el mismo grito de alegría: "Este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado". Este grito revela lo que hay en su corazón de padre.
A este padre no le preocupa su honor, sus intereses, ni el trato que le dan sus hijos. No emplea nunca un lenguaje moral. Solo piensa en la vida de su hijo: que no quede destruido, que no siga muerto, que no viva perdido sin conocer la alegría de la vida.
El relato describe con todo detalle el encuentro sorprendente del padre con el hijo que abandonó el hogar. Estando todavía lejos, el padre "lo vio" venir hambriento y humillado, y "se conmovió" hasta las entrañas. Esta mirada buena, llena de bondad y compasión es la que nos salva. Solo Dios nos mira así.
Enseguida "echa a correr". No es el hijo quien vuelve a casa. Es el padre el que sale corriendo y busca el abrazo con más ardor que su mismo hijo. "Se le echó al cuello y se puso a besarlo". Así está siempre Dios. Corriendo con los brazos abiertos hacia quienes vuelven a él.
El hijo comienza su confesión: la ha preparado largamente en su interior. El padre le interrumpe para ahorrarle más humillaciones. No le impone castigo alguno, no le exige ningún rito de expiación; no le pone condición alguna para acogerlo en casa. Sólo Dios acoge y protege así a los pecadores.
El padre solo piensa en la dignidad de su hijo. Hay que actuar de prisa. Manda traer el mejor vestido, el anillo de hijo y las sandalias para entrar en casa. Así será recibido en un banquete que se celebra en su honor. El hijo ha de conocer junto a su padre la vida digna y dichosa que no ha podido disfrutar lejos de él.
Quien oiga esta parábola desde fuera, no entenderá nada. Seguirá caminando por la vida sin Dios. Quien la escuche en su corazón, tal vez llorará de alegría y agradecimiento. Sentirá por vez primera que en el misterio último de la vida hay Alguien que nos acoge y nos perdona porque solo quiere nuestra alegría.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Difunde la Buena Noticia de Dios. Pásalo. 10 de marzo de 2013
4 Cuaresma (C)
Lucas 15, 1-3. 11- 32

Anónimo dijo...

Gracias

Anónimo dijo...

Hurrah, that's what I was searching for, what a information! existing here at this weblog, thanks admin of this website.

my blog post; Online Jobs At Home