lunes, abril 18, 2011

Tertulia con el padre Peter y el padre Mel-loni





2 TERTULIA CON EL PADRE PETER Y EL PADRE MEL-LONI
11 de abril 2011

El padre Xavier Mel-loni, jesuita que vive en Manresa, en la casa espiritualidad de san Ignacio de Loyola, vino a conocer a Peter
Hace años le regalé el libro de Peter y este día vino invitado por Javier, compañero del Rincón.

El padre Yang empezó preguntando que es un gilipollas. La pregunta venía porque en una contraportada de la Vanguardia, François Jullien, filosofo sinólogo, escribe que decir: “la felicidad según Confucio” (refiriéndose a un libro editado en Francia) es una gilipollez”.
Este hombre en su escrito y contestando a las preguntas del periodista dice:”Para los chinos no existe los conceptos de felicidad, libertad, verdad…, pero lo realizan, y les dan un contenido propio”. Recomiendo leer el ca. II del Tao Te King

La primera palabra que dijo Jesús en la cruz el día de viernes santo fue: ¡”PADRE, PERDONALES, NO SABEN LO QUE HACEN!”
Para Peter no saber lo que hacemos es una gilipollez. La felicidad no es filosófica y según los chinos el sentido de felicidad no existe.

Al padre Mel-loni, Peter le hizo leer lo que representa “Flor de melocotón” y el padre Xavier le preguntó que si el Rincón del silencio era flor de melocotón. También dijo que entendía como si “flor de melocotón” estuviera en nuestro corazón. Le llamó la atención las cosas que tenemos encima de la mesa; como la balanza, la figura de san José, la Sagrada Familia, los libros y otros objetos que Peter utiliza en las tertulias.
Otra pregunta que le hizo el padre Peter es porque los jesuitas han escrito y hablado tanto del hinduismo y budismo y nada del taoísmo. Xavier Mel-loni contestó que India, hace muchos años ha estado abierta a occidente y china, se mantenía cerrada, en cambio ahora al abrirse ya se acepta el taoísmo, el chi-kung y toda la milenaria cultura china.

El padre Yang hizo un recorrido de todas sus frases, recetas y enseñanzas que ya conocemos, mientras el padre Xavier escuchaba con atención. Piter le preguntó que destino tenían los jesuitas y le contestó que “Jesuita quiere decir al modo de Jesús”, y creo entender que es tener a Jesús como modelo.
Peter nos preguntó que entre cuerpo y alma que pesa más. Al final creo comprender que el cuerpo cuando nada (corazonadar) en el agua, cuando está ligero de apegos y deseos y lleno de aire y lleno de gracia, ya no pesa.

Dios invento el algodón para tapar nuestra vergüenza (Adán y Eva) y ahora añadimos al fresquito-calorcito… después del aliviado, ALGODONIZADO.
En el Taichi el puño que utilizamos en algunos números de la tabla para simular el puñetazo, es de algodón.

El padre Xavier le hacia preguntas a Peter y éste le contestaba a algunas de ellas. Al final dijo que había disfrutado escuchando y gozado.
Quiso que se le explicara como era la orden del día en las convivencias y entró en la sala del taichi para visitarla ya que Peter le dijo que dentro se realizaba los movimientos y fuera las tertulias.
A las 9 de la noche Xavier Mel-loni nos pidió cantar nuestras canciones y acabamos, a petición de Peter, el Virolai a la Mare de Déu de Montserrat.

Nota: Nuestro fresquito-calorcito ahora queda así: FRESQUITO-CALORCITO-JUSTITO-GUSTITO-CARIÑITO-DOCIL-SUAVE-SERENO-DISCRETO-REFINADO-JOSEFINADO-MOLINIZADO-OCURRALIZADO-TRANSFORMADO-
TRANSPIRADO-TRANSFIGURADO—PALOMIZADO-ALIVIADO-ALGODONIZADO-Y… creo que vamos camino del infinito.

Todos sabemos que hace años nos comenta Peter Yang que las personas que realizan taichi y no asisten a las tertulias son: PAYASADAS, pues… la ultima novedad es que los que asisten a las tertulias y no realizan taichi son GILIPOLLADAS.
(Continuará)

Maribel


Ya entramos en la Semana Santa, final de la Cuaresma y los cristianos nos preparamos para la fiesta más importante del año, que es la Pascua de Resurrección.

La Pascua de Resurrección es el domingo inmediatamente posterior a la primera luna llena tras el equinoccio de primavera (cuando los días son igual de largos que las noches). Por eso puede ser tan temprano como el 22 de Marzo o tan tarde el 25 de Abril.

A todos-as os deseo santa Semana Santa y feliz Pascua de Resurrección, con cariñito vuestra servidora

Maribel

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Una persona realizada va a esa vía en el espacio (alcanzar a ver desde la barandilla). Sea ahí y comprenda ese espacio; entonces olvide ese espacio y usted es Él (Si mismo, Tao). ¿Cuánto tiempo lleva? La mente no quiere aceptarlo. Ahí no hay ninguna palabra «realidad» (Felicidad), nada que pueda usarse, pero nosotros tenemos que decir «ilusión» o «cero» (payasez, gilipollez). Del mismo modo, decimos la palabra «realidad». Pero no hay ninguna palabra para eso y las palabras no pueden llegar ahí. Más bien retroceden de ahí.
SHRI RANJIT MAHARAJ excepto los paréntesis
Ana
(la luna también es un paréntesis)

Anónimo dijo...

....besitos de Pascua...gigí

Anónimo dijo...

El movimiento taichístico realizado al iniciar el dia (la vigilia) deviene como ir al mercado para el que tiene que cocinar; ahí se seleccionan la calidad y la cantidad de los ingredientes que el cuerpo va a utilizar hasta que rendido de nuevo deje de existir cada noche en el sueño profundo.
A veces es necesario recurrir a alguna receta para elaborar el alimento, y entonces se recurre a ver qué han escrito los elementos, en el firmamento, en el agua, en el aire, dónde el Yo de la consciencia suprema en movimiento único danza el Tai-chí allá donde por doquier sea visto (reconocido). Ahora, se dice qué ningún individuo del género humano lo conoce, será verdad?, que es requisito que lo que se autodenonmina hombre esté libre de las consignas que lo relegan a una variedad más de los homínidos vivientes.

Anónimo dijo...

JESÚS TENÍA RAZÓN

¿Qué sentimos los seguidores de Jesús cuando nos atrevemos a creer de verdad que Dios ha resucitado a Jesús? ¿Qué vivimos mientras seguimos caminando tras sus pasos? ¿Cómo nos comunicamos con él cuando lo experimentamos lleno de vida?
Jesús resucitado, tenías razón. Es verdad cuanto nos has dicho de Dios. Ahora sabemos que es un Padre fiel, digno de toda confianza. Un Dios que nos ama más allá de la muerte. Le seguiremos llamando "Padre" con más fe que nunca, como tú nos enseñaste. Sabemos que no nos defraudará.
Jesús resucitado, tenías razón. Ahora sabemos que Dios es amigo de la vida. Ahora empezamos a entender mejor tu pasión por una vida más sana, justa y dichosa para todos. Ahora comprendemos por qué anteponías la salud de los enfermos a cualquier norma o tradición religiosa. Siguiendo tus pasos, viviremos curando la vida y aliviando el sufrimiento. Pondremos siempre la religión al servicio de las personas.
Jesús resucitado, tenías razón. Ahora sabemos que Dios hace justicia a las víctimas inocentes: hace triunfar la vida sobre la muerte, el bien sobre el mal, la verdad sobre la mentira, el amor sobre el odio. Seguiremos luchando contra el mal, la mentira y el odio. Buscaremos siempre el reino de ese Dios y su justicia. Sabemos que es lo primero que el Padre quiere de nosotros.
Jesús resucitado, tenías razón. Ahora sabemos que Dios se identifica con los crucificados, nunca con los verdugos. Empezamos a entender por qué estabas siempre con los dolientes y por qué defendías tanto a los pobres, los hambrientos y despreciados. Defenderemos a los más débiles y vulnerables, a los maltratados por la sociedad y olvidados por la religión. En adelante, escucharemos mejor tu llamada a ser compasivos como el Padre del cielo.
Jesús resucitado, tenías razón. Ahora empezamos a entender un poco tus palabras más duras y extrañas. Comenzamos a intuir que el que pierda su vida por ti y por tu Evangelio, la va a salvar. Ahora comprendemos por qué nos invitas a seguirte hasta el final cargando cada día con la cruz. Seguiremos sufriendo un poco por ti y por tu Evangelio, pero muy pronto compartiremos contigo el abrazo del Padre.
Jesús resucitado, tenías razón. Ahora estás vivo para siempre y te haces presente en medio de nosotros cuando nos reunimos dos o tres en tu nombre. Ahora sabemos que no estamos solos, que tú nos acompañas mientras caminamos hacia el Padre. Escucharemos tu voz cuando leamos tu evangelio. Nos alimentaremos de ti cuando celebremos tu Cena. Estarás con nosotros hasta el final de los tiempos.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
JESÚS ESTÁ VIVO. Pásalo. 24 de abril de 2011
Domingo de Resurrección (A)
Juan 20, 1-9

Anónimo dijo...

Nosotros necesitamos a Jesús en algunos momentos de nuestra vida, pero en realidad no lo necesitamos, porque si cuando se nos pone a prueba lo aceptamos, ya estamos siendo uno en Él; si no lo aceptamos, ¿de qué nos sirve Jesús?. Jesús está dentro y solo desde dentro se le ve. Cuando está afuera, puede ser tan lejano que cueste mucho verlo. En ambas visiones aparece la dicha aún manteniéndose el sufrimiento; esto es un potente dilatador del alma, la universaliza, la hace alma madre, merecedora de la visión de Jesús y de su eterno gozo.
Jesús es Santidad

pandora dijo...

Bien Maria Isabel, alias Maribel, por tu resumen del encuentro con el jesuita, me lo puedo imaginar leyéndote, valió la pena tu esfuerzo, merci.

El padre Peter va buscando a algún sacerdote que siga sus pasos cuando él no esté, cosa normal, pero me imagino la cara de Mel-loni cuando oyera GILIPOLLAS, espero regrese...ja ja ja..aunque la verdad es que Peter convence mucho más allá que las palabras que dice.

Un saludo a todos.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

En todo esto cuando ni el hombre ni el mundo esté aquí, ¿qué queda?. Aunque pueda parecer la típica pregunta realizada por un hindú, es mas bien la primera que un individuo se hace. Hay muchas formas de eludir esa respuesta, de postponerla, pero hasta que no esté respondida y además de manera satisfactoria, no se encuentra la paz.
La doctrina cristiana desde sus raices, ha intentado, aunque mas bien para poder sobrellevar una existencia siempre pesada y costosa, que para responder como última pregunta. Tiene los engranajes pero no les ha dado el uso de satisfacer ese vacío existencial con algo de su misma sustancia. Donde Jesús ha estado es el punto de partida de esa expedición hacia la respuesta final. Comprendo que es una labor de titanes, pero no por la envergadura necesaria, no, nada de eso, sino porque proponérselo equivale a tener ya una visión de ello, y esa visión es lo que falta.
Jesús despojó su visión de pajas y vigas, porque con ellas no tenía ningún acuerdo especial, porque no mezclaba los asuntos de lo supremo con los del mundo.
Pensamos que nos volveríamos locos si en un momento se nos juntaran varias cosas a las que no estamos acostumbrados a pasar por ellas, en el sentido de asegurarse esta existencia, un aferrarse. Y solemos decir que eso es muy humano, cuando lo queremos justificar por su misma base.
Es la mente la que nos hace pensar, comportarnos, sentir de alguna manera. Siempre es ella. Así que estamos tras sus vaivenes y decimos que como no se puede vivir con estabilidad, que debemos recurrir a algo que nos ayude, y no en vano ahí está la religión.
Cuando la religión es auténtica, anclada y por tanto surgida del origen primero, `proporciona ideales y herramientas adecuadas. Aquí y en los tiempos actuales donde nada de esto es autoevidenciable, también la religión va a ciegas, solo quedando el eco que retumba sin conocerse por cuales recorridos llega a nosotros.
Quizá el eco directo , pero es instantáneo, imposible de distinguir si de adentro o de afuera. A este eco instantáneo, reconocerle como eco, no como sonido producido por una individualidad, que no podría producirlo y que todo lo más que ésta podría sería la dificil posibilidad de poderlo reconocer en su estado puro; reconocerlo como el eco original que es, es asumir que la entidad que lo reconoce no es una entidad individual, que esa consciencia ha surgido, y que no es una característica de la individualidad.
Esto es bello, maravilloso, poder ir dándose cuenta de lo mas elemental de lo elemental.
Este medio humano, aún estando semiindustrializado no puede negar lo autoevidente. En esto la (lo que sea como se le llame a lo hindú)...hindú tiene.., puede...exponer, tiene, mal llamado lo digo, experiencia metafísica (la experiencia no cabe en la metafísica, pero así me hago entender en su misma contradicción)
René Guénon tenía el sobrenombre de servidor del único. Me gustaría poder decir también servidor del único al poner firma
Ana

Anónimo dijo...

Hola Jesús, cuando estabas en el cuerpo, cuando asumiste el nacimiento, ¿a que te sabias un puntito muy pequeño casi inexistente?, ¿a que a base de estar en un lugar tan nimio descubriste la unicidad?, ¿a que sabias imposible que ese punto existente pero invisible pudiera haber sido engendrado, no ya creado, sino tampoco engendrado?. ¿A que sabias que ese puntito que era tu único nivel de la realidad no pudo venir de ninguno de Tus progenitores?. ¿A que sabias que ese puntito es el "si mismo", "el", osea el infinito inmanifiesto de ese puntito?
¿A que te parece ridículo que haya individuos que te den valor por haber pasado un calvario?.
¿A que estás harto de todo esto?
¿A que lo tuyo no tiene venganzas porque pertenece a otra cosa que carece de una comparativa?.
Y ya con esto, ¿a que no es terreno porque si viene en forma de brisa, no hay estructura terrenal que la pueda anclar?
Bueno, Jesús, por hoy muchas gracias
Ana
???????

Anónimo dijo...

NUEVO INICIO

Aterrados por la ejecución de Jesús, los discípulos se refugian en una casa conocida. De nuevo están reunidos, pero ya no está Jesús con ellos. En la comunidad hay un vacío que nadie puede llenar. Les falta Jesús. No pueden escuchar sus palabras llenas de fuego. No pueden verlo bendiciendo con ternura a los desgraciados. ¿A quién seguirán ahora?
Está anocheciendo en Jerusalén y también en su corazón. Nadie los puede consolar de su tristeza. Poco a poco, el miedo se va apoderando de todos, pero no le tienen a Jesús para que fortalezca su ánimo. Lo único que les da cierta seguridad es «cerrar las puertas». Ya nadie piensa en salir por los caminos a anunciar el reino de Dios y curar la vida. Sin Jesús, ¿cómo van a contagiar su Buena Noticia?
El evangelista Juan describe de manera insuperable la transformación que se produce en los discípulos cuando Jesús, lleno de vida, se hace presente en medio de ellos. El Resucitado está de nuevo en el centro de su comunidad de seguidores. Así ha de ser para siempre. Con él todo es posible: liberarse del miedo, abrir las puertas y poner en marcha la evangelización.
Según el relato, lo primero que infunde Jesús a su comunidad es su paz. Ningún reproche por haberlo abandonado, ninguna queja ni reprobación. Sólo paz y alegría. Los discípulos sienten su aliento creador. Todo comienza de nuevo. Impulsados por su Espíritu, seguirán colaborando a lo largo de los siglos en el mismo proyecto salvador que el Padre encomendó a Jesús.
Lo que necesita hoy la Iglesia no es sólo reformas religiosas y llamadas a la comunión. Necesitamos experimentar en nuestras comunidades un "nuevo inicio" a partir de la presencia viva de Jesús en medio de nosotros. Sólo él ha de ocupar el centro de la Iglesia. Sólo él puede impulsar la comunión. Sólo él puede renovar nuestros corazones.
No bastan nuestros esfuerzos y trabajos. Es Jesús quien puede desencadenar el cambio de horizonte, la liberación del miedo y los recelos, el clima nuevo de paz y serenidad que tanto necesitamos para abrir las puertas y ser capaces de compartir el Evangelio con los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
Pero hemos de aprender a acoger con fe su presencia en medio de nosotros. Cuando Jesús vuelve a presentarse a los ocho días, el narrador nos dice que todavía las puertas siguen cerradas. No es sólo Tomás quien ha de aprender a creer con confianza en el Resucitado. También los demás discípulos han de ir superando poco a poco las dudas y miedos que todavía les hacen vivir con las puertas cerradas a la evangelización.
José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Difunde la paz del Resucitado. Pásalo. 1 de mayo de 2011
2 Pascua (A)
Juan 20, 19-31

Ana Lucía dijo...

No importa renocer que está aquí el miedo, es solo un sentimiento, importante sí, pero sentimiento_ pensamiento de este cuerpo_mente que perece.
Este es el legado de Jesús.
Hay que atravesar, digerir este miedo, no ahuyentarlo ni rehusarlo, esto nos enseñó Jesús.
¿Por qué?, pues porque no hay otro camino para con este cuerpo_mente de llegar más allá de él.
El pasar por el tránsito de la vida terrestre no tiene otra finalidad.
Antes de este tránsito, ya estábamos en la dicha eterna, y allá vamos a volver. Esta aparición en la tierra, es la oportunidad de gozar del gran enigma como una gran oleada de dulzor. Por eso la mirada que nos encontramos frente a Jesús lleva consigo todo eso que nadie nos ha dicho pero que sabemos con la misma certeza de que siempre ha sido y siempre ásí será.
Jesús ni pretende ni desea, lo lleva implícito en Si mismo. No se beneficia Jesús ni el Si Mismo de una jaculatoria interminable, el beneficio está en Si mismo, en Jesús
Feliz Pascua
Ana Calvo

Anónimo dijo...

Hola família! De nuevo con vosotros. ¿Qué tal habéis pasado las fiestas de Pascua? "Si habéis resucitado con Cristo buscad las cosas de arriba" Nos dice la Palabra de Dios. La verdad es que en estos tiempos que corremos de inseguridad, no nos vendría mal escuchar una y otra vez este trocito de Palabra de Dios. Hacer un tesoro en el Cielo quizá es el mejor negocio ya que nadie ni menos los ladrones pueden robarlo. ¿Qué os parece?
Esoero que todos estéis bien, ya os enviaré las Pautas cada semana,esperando que aunque sean cortitas y sencillas os hagan provecho.
Un abrazo.

Francisca

Anónimo dijo...

DOMINGO II DE PASCUA
1 de Mayo 2011

3ª LECTURA: Jn 20, 19-31
La noche de aquel mismo domingo, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se alegraron de ver al Señor. Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados; y a quienes se los retuviereis, les serán retenidos. Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Hemos visto al Señor. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! le dijo Jesús; Porque has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.

COMENTARIO: “La noche de aquel mismo domingo, el primero de la semana estando las puertas cerradas” Algo nuevo empieza en aquel primer día, algo importante sucede en la intimidad de la comunidad reunida. La presencia viva de Jesús alegra sus corazones y los llena de paz: “Paz a vosotros” “Soy yo en persona” “Se alegraron de ver al Señor” Ellos lo habían pasado muy mal sin él, habían experimentado el gran vacío de su presencia, lo demuestran cuando Jesús les sorprende con las puertas cerradas y llenos de miedo. “Sus manos y su costado abierto” era una manera de decirles: “Soy yo mismo, pero transfigurado”
Todos necesitamos esta transfiguración. Cuantas veces queremos salvar el mundo solos, y a la primera experimentamos el fracaso, el desánimo, la desesperanza, y nos sale de dentro “no hay nada que hacer” Como a los apóstoles nos invade el miedo y cerramos las puertas de nuestro corazón, hasta que se presenta Jesús Vivo y Resucitado y nos invade de su paz y de su alegría. Lo más grande, es que desde ahora tanto ellos como nosotros, ya lo tendremos con nosotros para siempre, El es el que nos capacita con el gran “DON” de su Espíritu para ser sus testigos. Son muchos los que necesitan ver para creer, como le pasó también a Tomás. “Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados les serán perdonados” El obrar de Dios en ellos y en nosotros es lo que nos hará testigos suyos, y como Él, también nosotros traeremos la paz y la alegría, primero en los que convivimos, después a todo el mundo.
ORACIÓN: Gracias Señor, por el regalo de tu Espíritu que nos impulsa a comunicar a todo el mundo que estás Vivo y Resucitado. El mundo no te conoce y eres Tú que nos envías a él. Señor, aquí nos tienes instrumentos inútiles, pero con ilusión de que muchos te conozcan.