lunes, febrero 01, 2010

Diferencias entre Oriente y Occidente


Nuestra compañera taichista Hilda, después de intervenir repetidamente en los comentarios, se ha animado a enviarnos un escrito. Aquí lo tenéis
DIFERENCIAS ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE

Se han hecho varios estudios científicos sobre el tema que os resumo a continuación.

Al presentar unos dibujos de unas flores en los que se tenía que buscar una flor igual que la muestra entre dos grupos de flores. Los occidentales escogían las del mismo grupo mientras que los orientales las del otro grupo porque consideraban que los objetos están rodeados de chi que modifica la forma.

Entre unos objetos de madera de distintas formas, los occidentales escogieron las de igual forma, mientras que los orientales se basaron en la materia, la madera aunque no tuviese la misma forma.

Los occidentales decimos: come una naranja. Los orientales, come naranja. No especifican la cantidad. Nosotros nos fijamos en la individualidad, ellos en la totalidad, una masa sin distinción concreta. Es la unidad.

Al presentar una foto de un animal con un fondo de selva, los occidentales ven el elefante, sin más, individualmente. Los orientales la ven como un todo, fijándose en el entorno.

Los occidentales tenemos un lenguaje con muchos sustantivos. Decimos: ¿Más té?, mientras que los orientales le dan más importancia a los verbos. Dicen ¿ bebes más?. Tiene más importancia la acción.

Nosotros consideramos los objetos inamovibles. Ellos creen en el entorno, en su interacción. Todo surge por la causalidad.

Si se presenta un objeto azul, los occidentales diremos que el color está dentro del objeto porque el entorno es vacío. Los orientales lo relacionan con el chi. Es azul por el chi. Existe una relación entre objetos. El azul surge, se ocasiona. Para nosotros, existe, es.

Ante un globo que se eleva en occidente decimos que es porque lleva aire. En oriente dicen que sopla el viento. De nuevo nosotros nos fijamos en el objeto mismo y ellos en su entorno.

Si se pide a un niño occidental que dibuje una casa, dibujará una casa sola con una perspectiva desde el que mira. La de un niño oriental será a vista de pájaro. Si nos fijamos en los pintores orientales es el tipo de perspectiva que utilizan, desde arriba.

Ante el dibujo de una persona sonriendo con un grupo de personas detrás sonriendo y otro dibujo de la misma persona sonriendo pero con los de detrás tristes (la boca hacia abajo), los occidentales dijeron que sonreía en ambos casos. Los orientales consideraron que en el segundo caso estaba triste, aunque sonreía, porque le influían los de detrás. No podía estar alegre porque los demás estaban tristes.

Curioso ¿verdad?. Pues aún hay más.

Se pidió a unos jóvenes que hiciesen un retato-foto de amigos. Escenario: un banco, amigo sentado y fondo de jardin. Los occidentales hicieron primeros planos. Los orientales buscaron un equilibrio entre el fondo y la persona.

¿Empezais a comprender lo que dice Peter? : “Es que… no entendemos, no entendemos… trenta años y... no entendemos”.

Ante unos dibujos de un mono, un panda y unos plátanos se preguntó. ¿cuáles van juntos?. Para los occidentales el panda y e lmono porque los dos son animales. Para los orientales el mono y los plátanos porque el mono come plátanos, hay una relación.

Como diría Peter RESUMIENDO

Los occidentales establecemos categorías según las propiedades del objeto. Se trata de un pensamiento analitico.

El mundo para nosotros es una colección de objetos individuales, para ellos, todo está interconectado y relacionado.

Vemos el mundo como nombres expresados individualmente. Los orientales, como verbos que expresan la interacción entre objetos.

Estas son algunas de las muchas diferencias que hay entre occidentales y orientales.

HILDA

9 comentarios:

Anónimo dijo...

RECONOCER EL PECADO

El relato de "la pesca milagrosa" en el lago de Galilea fue muy popular entre los primeros cristianos. Varios evangelistas recogen el episodio, pero sólo Lucas culmina la narración con una escena conmovedora que tiene por protagonista a Simón Pedro, discípulo creyente y pecador al mismo tiempo.
Pedro es un hombre de fe, seducido por Jesús. Sus palabras tienen para él más fuerza que su propia experiencia. Pedro sabe que nadie se pone a pescar al mediodía en el lago, sobre todo si no ha capturado nada por la noche. Pero se lo ha dicho Jesús y Pedro confía totalmente en él:«Apoyado en tu palabra, echaré las redes».
Pedro es, al mismo tiempo, un hombre de corazón sincero. Sorprendido por la enorme pesca obtenida, «se arroja a los pies de Jesús» y con una espontaneidad admirable le dice: «Apártate de mí, que soy pecador». Pedro reconoce ante todos su pecado y su absoluta indignidad para convivir de cerca con Jesús.
Jesús no se asusta de tener junto a sí a un discípulo pecador. Al contrario, si se siente pecador, Pedro podrá comprender mejor su mensaje de perdón para todos y su acogida a pecadores e indeseables. «No temas. Desde ahora, serás pescador de hombres». Jesús le quita el miedo a ser un discípulo pecador y lo asocia a su misión de reunir y convocar a hombres y mujeres de toda condición a entrar en el proyecto salvador de Dios.
¿Por qué la Iglesia se resiste tanto a reconocer sus pecados y confesar su necesidad de conversión? La Iglesia es de Jesucristo, pero ella no es Jesucristo. A nadie puede extrañar que en ella haya pecado. La Iglesia es "santa" porque vive animada por el Espíritu Santo de Jesús, pero es "pecadora" porque no pocas veces se resiste a ese Espíritu y se aleja del evangelio. El pecado está en los creyentes y en las instituciones; en la jerarquía y en el pueblo de Dios; en los pastores y en las comunidades cristianas. Todos necesitamos conversión.
Es muy grave habituarnos a ocultar la verdad pues nos impide comprometernos en una dinámica de conversión y renovación. Por otra parte, ¿no es más evangélica una Iglesia frágil y vulnerable que tiene el coraje de reconocer su pecado, que una institución empeñada inútilmente en ocultar al mundo sus miserias? ¿No son más creíbles nuestras comunidades cuando colaboran con Cristo en la tarea evangelizadora, reconociendo humildemente sus pecados y comprometiéndose a una vida cada vez más evangélica? ¿No tenemos mucho que aprender también hoy del gran apóstol Pedro reconociendo su pecado a los pies Jesús?

José Antonio Pagola
5 Tiempo ordinario (C)
Lucas 5, 1-11

pandora dijo...

Hilda, muy interesante tu texto, creo que iría bien ampliarlo aún más, nos ayudaría a entrar con mayor profundidad en él.
Como profesora de lengua este ir entre sustantivo y verbo me parece curioso, pues vemos que el lenguaje configura o explica la visión del mundo, realmente somos una lengua que de alguna forma nos define.
El lenguaje es un concepto abstracto, algo puramente mental, que busca explicar el mundo, oriental u occidental.

He procurado entender el escrito sin maniqueísmos de mejor o peor, siempre tendemos a una visión de lo oriental como positivo, lo he intentado, digo, pero Oriente me sigue fascinando y aquí veo que su visión del mundo es bien certera: la vida es MOVIMIENTO, acción, y por lo tanto su núcleo es el verbo, los humanos somos CON todo lo que existe, y por lo tanto la visión en GLOBAL, somos un punto más dentro del paisaje, no su centro, estamos relacionados unos con otros y con lo que nos rodea. El individualismo de Occidente ha originado un tipo de progreso, pero ha equivocado el enfoque...y así nos va.
Dice Peter: Oriente nos "orienta", ¡qué gran verdad!

Fuerte abrazo a todos

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

La presentación en el templo

Dios da revelaciones personales a quien quiere y, aún hoy. hay personas que siguen teniendo revelaciones personales, como las tuvieron Simeón y Ana, la profetisa.

Y hemos leído que Simeón, movido por el Espíritu Santo, fue al Templo y llegó Dios, Jesús Niño, y pudo tomarlo en brazos como le fue prometido. Igualmente se siguen cumpliendo las promesas de Dios dadas en revelación privada.

Las revelaciones privadas son un regalo de Dios a las almas que las reciben, y ellas, con el permiso de Dios, pueden compartirlas con sus semejantes, como las compartió Simeón, y Ana; y antes de que sucedieran las cosas que recibieron por revelación, lo daban a conocer y muchos sabían que ellos dos esperaban una promesa hecha de Dios a ellos por locución, por revelación privada. Algunos los creyeron, otros no, como sucede ahora y siempre con los que Dios se revela; pero suceden las cosas que Dios concede y revela aún de forma y manera privada, y puedes creerlo o no, pero si te hace bien, créelo. Eres libre de compartir las gracias que Dios concede a los que Él quiere.

Consejo

.- No tengas miedo, Dios todo lo puede; Dios es bueno, y todo lo bueno, lo tiene y lo puede. Confía.

P.J

Anónimo dijo...

En el interior del significado virtual de las Escrituras se haya todo el contenido, toda la panorámica que alcanza la visión.

El verlo y creerlo no depende de las Escrituras, sino de la profundización e identificación con Ellas.

Es muy frecuente usar los diferentes escalones de su asimilación como lugares de descanso, e incluso tomarlos por el verdadero fin.

A esto la vida nos acaba enseñando, afortunadamente, que mientras estemos aquí siempre han de venir "vientos nuevos" procedentes siempre de ese "más allá".

Tengo el regusto de lo que habiendo rodado y rodado sobre esta "superficie" se deja degustar como "aroma vivo" y delecta a cada una de las partes del alma.

Si esto es así ahora, ¿qué no podrá ser siempre?
Ana

Anónimo dijo...

¡Hola familia! Que bueno el poder estar con vosotros todas las semanas, esta amistad y el amor de Jesus, es lo que nos hace familia. Isaias esta semana nos habla de la vocacion. Cada dia cuando nos levantamos nuestro Padre tambien nos llama a trabajar en su Proyecto, que no es mas que hacer un mundo mas bueno. Lo importante es ser fiel a su Proyecto. Francisca

3ª LECTURA: Lc 5, 1-11
Estaba él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba a su alrededor para oír la palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas y estaban lavando las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.
Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.» Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.» Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían.
Al verlo, Simón Pedro cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: «Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador.» Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.» Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron.

COMENTARIO: Lo que más sorprende en la llamada de Dios, es que no tiene en cuenta las cualidades o virtudes de los hombres, sino la disponibilidad a su llamada.
Este evangelio nos presenta la vocación de Pedro, muy diferente que la de Isaías, si éste se veía como un hombre de labios impuros, Pedro se experimenta como un pecador. “Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador” Es la conciencia de la propia limitación y pequeñez ante la misión. Pero el Señor sabe bien que sólo de la conciencia de fragilidad y pecado, es donde se saca la experiencia buena de saber comprender y acoger a los demás sin rechazo de autosuficiencia. Una de las oraciones de los santos es: “Señor que me conozca y que te conozca” ¿Porqué? porque saben que sólo reconociendo su propio pecado, se puede entrar en la dinámica de la gracia, que actúa en la pobreza y fragilidad. Es la alegría de dejar actuar a Dios, que es el único que tiene poder para quitar el mal del corazón del hombre, y como todos sabemos que el problema de siempre es el mal, que se anida en el interior del hombre, es allí donde entran los grandes enemigos; la envidia, los celos, la impaciencia, el malhumor…¿Quién los podrá sacar cuando ya están instalados? Sólo el poder de Dios, que actúa en la humildad de su discípulo. “Desde ahora serás pescador de hombres”
Todos estamos llamados, a trabajar con el Señor en su Proyecto de Amor cuyo objetivo es, quitar el mal que entorpece la convivencia y hace infelices a los que la viven.
ORACIÓN: Señor, tu nos visitas y nos llamas en nuestras pobrezas, para trabajar en tu Proyecto. Con generosidad te decimos “Aquí nos tienes Señor: envíanos a nuestro mundo, tan necesitado.

Anónimo dijo...

HOLA TAICHISTAS !!!
HE PUESTO UNAS FOTOS DE LA CONVIVENCIA DE DONOSTIA EN MI BLOG.
SALUDOS
HILDA

Anónimo dijo...

Hola blogeros, a riesgo de resultar pesada, se ha ido creando como una necesidad, de asomarse y ver aquí..; tertulia postdesayuno.
No me entero de casi pormenores. Hilo, por pura correspondencia temporal. Por un lado el comentario de esta semana, Oriente y Occidente, por otro, esta semana el desayuno religioso de España y EEUU, la caida de la bolsa, y así.
Hay gente que lidera y busca también un bien universal, yo eso no lo pongo en duda.
Mientras tanto, en lo que de cerca toca, una se ve como un pequeño poste guia para lo que tiene en casa, para gente menuda que se hace grande, y que en medio de todas estas cosas se ha de dar con el "cómo".
Una de las cosas que pertenecen a la religión es dar el "marchamo" de validez a lo terrenal cuando ello está impregnado de espíritu intemporal y desinteresado. Y, esto, tiene unos tributos que pagar, que cada cual elige según lo que posee, a más posesiones, mayor pago. La diferencia con el mundo mundano es cuestión solamente de matización. El que menos tiene habiendo podido tener más es el que más alto precio ha podido pagar, y al contrario, el que más tiene, aún merecidadmente, es el que más posibilidad tiene de contribuir y agrandar el tributo a rendir. Aquí, muy cautelosamente entran en juego las leyes del Tao, y quien las reconoce teóricamente y palpablemente es quien tiene la posibilidad de permanencia, de estar protegido por la ley natural.
Es curioso cómo en los lugares donde ha florecido el espíritu sabio, nunca llegan a la completitud, están siempre a cierta distancia del paraiso, y se necesita lo que de ello se ha manifestado y fructificado a distancia (en tiempo y espacio), para que de su complementariedad se torme de nuevo rumbo al Paraiso.
En el camino quizá se detengan otros proyectos secundarios, como secundario siemptre ha de ser todo lo individual.
Quizá al mirarnos unos a otros no llegamos a escudriñar la esencia de nuestras internas actitudes y aptitudes, y aún así el "perro de paja" que somos en apariencia (aludiendo al cap V del TTQ), ejerce su papel tan facilmente como sin intervención de su propia voluntad

Ana

Manuela dijo...

Hola a todos del Rincon

Lo siento que no he venido como he dicho al cenaculo del viernes.
Hay bien tiempo aqui y manana me voy a ir a Alemania.
Disfruto el Sol.
Gracias a todos y hasta luego

Manuela

Anónimo dijo...

Cuán fácilmente

El apacible estanque es perturbado

Por el viento que pasa!



No, amigo,

No busques tu felicidad

En las cosas fugaces.



Hay tan solo un camino;

Ese camino está en ti mismo,

A través de tu propio corazón.

ORIENTE Y OCCIDENTE EN UN MISMO CORAZON

Muy bello Hilda