lunes, marzo 10, 2008

Recés de Silencio (Cuaresma 2008)


















Recés de silencio (Cuaresma 2008)

Desde hace muchos años nos vamos reuniendo con el padre Seguí, para estas fechas, un grupo de personas en Tiana, en una casa de espiritualidad .Esta vez hemos asistido 28..

El lugar es muy acogedor, a lo alto de Tiana, pueblecito del Maresme, en plena naturaleza, donde se puede ver a lo lejos el mar mediterráneo. Las monjitas nos acogen muy bien y la convivencia entre todos es muy agradable.

Por la mañana nos reunimos en la capilla para hacer silencio y salmodiar alabanzas a Dios. Después del desayuno las charlas, paseos, pustinia (experiencia personal) y expresión corporal haciendo ejercicios de Chikung y taichí…..

A la tarde continuamos con las charlas, meditaciones, paseos al aire libre y explicación de la Eucaristía y al final celebración de la santa Misa. La segunda noche asistimos una hora a la capilla con la presencia de un Icono de Nuestro Señor, un Pantocrátor, y en penumbra, tan solo iluminado por varias velas, cantamos, oramos, pedimos, damos gracias y todo desde el corazón.

El padre Seguí nos ha hablado de nuestra propia realidad. Todos hemos de conocer nuestra realidad, aceptarla y vivirla como nos toca.

Otro tema ha sido la exploración interior, aprender a discernir para salir de la oscuridad a la luz, no dar vueltas a la cabeza y actuar desde el corazón., es decir unir la razón con el corazón. Desaparece la barrera de la esclavitud, te das cuenta que no necesitas nada más que lo necesario para vivir, que las cosas no te esclavizan.

Cuando alcanzamos la paz interior es momento de rezar por todos, es la plegaria del corazón.

La intuición surge espontáneamente y si nos vienen ideas es cuando hay que escribirlas, ya que son acertadas y autenticas.

Desaparece la falsa humildad, se percibe todo como si estuvieras arriba en la montaña del Tabor (que quiere decir montaña redonda).

Desaparecen los miedos inútiles que están en nuestra cabeza y surge la confianza, sobre todo confiar en la providencia divina..

Para eso hay que plantar la semilla y esperar, sin desesperar, y los frutos de calma, tranquilidad, paz, amor, felicidad aparecen sin darnos cuenta.

Todo esto ya lo tenemos dentro de nosotros, mas hay que descubrirlo.

Aparece el “maestro interior”, no se necesita confiar en nadie, tan solo en Cristo, nuestro verdadero Maestro interior

No hay que entrar en el dialogo de la discusión si uno insiste el otro resiste. Hay un refrán que dice: “si uno no quiere, dos no se pelean”.

Cuatro personas, muy tempranito por la mañana, antes de empezar la meditación en la capilla, hemos practicado chikung y taichi, delante de un paisaje muy hermoso, escuchando el canto de los pájaros, oyendo como un gallo cantaba y el ladrar a lo lejos algún perro. En silencio y con movimientos rítmicos, respirando el aire de la naturaleza, todos a una, era como si juntos moviéramos el mundo. Mi experiencia ha sido muy grande, ya que me he sentido sumergida con toda la creación y por la alegría que he notado en mis compañeros intuyo que sus experiencias también habrán sido muy bellas. ¡Es sentir un solo corazón y un mismo espíritu!

Isabel Moreno le regaló al padre Seguí, su libro “El Tao de San José”, y ha sido muy bien recibido por todos, tanto que muchos desean adquirirlo.

Maribel

______________________________________________________________________

Resumen de Isabel Moreno

ABRIR EL CORAZÓN

Con su gracia habitual el padre nos fue distribuyendo las llaves de las habitaciones conforme llegamos el viernes a partir de las 19 horas, a las ocho nos recibía en la sala de reuniones del convento de las franciscanas y allí mismo iniciamos la técnica respiratoria que él practica e imparte: cómo aflojar desde la cabeza hasta los pies todo el cuerpo, de forma rápida y fácil; así se prepara uno para SENTIR las PRESENCIA, eso es orar. Dios es experiencia no textual, sino respiración pausada y profunda, sencillez absoluta, y ya está. Luego a cenar, como si tal cosa, la línea de trabajo espiritual estaba trazada.

En la mañana del sábado pudimos escuchar sus experiencias en visualizaciones; ésta en una forma muy directa de que el corazón cree su propia realidad hasta que la mente nos la presente en la vida práctica, es una manera de transformar la adversidad a base de “crearla a tu manera” VISUALIZÁNDOLA hasta que ésta dé un giro favorable.

Pero antes de crear debes relajar, respirar hondo y profundo, sin forzar, sino dejando que tu ritmo respiratorio natural se expanda por el cuerpo y prepare tu mente para crear positivamente. El amor de Dios te inunda y a partir de ahí puedes cambiar el rumbo de los hechos desde tu corazón y con el apoyo de tu mente: ÉSTA CREA LO QUE EL CORAZÓN SIENTE.

El buda que sonríe está iluminado, sabe del corazón y éste lo guía, se siente protegido por el amor y libera tensiones, respira, observa, no juzga, vive el momento de felicidad pasajero, de instante en instante sin apego con nada, ama. Del mismo modo tú, sentada en tu sillón te abres a la experiencia del sencillo gozo de la paz del corazón que nada ansía, sino saberse amado del amor de Dios, Y DEJA QUE TODO SEA TAL COMO ESTÁ, mecido del aire, con pocas palabras, sin pensamientos.

Caminar es orar, vives la PRESENCIA , y así fue al poder ir caminando hasta la ermita de la Alegría en soledad. Mecida por el sol entre las nubes al llegar allí escribí :

Belleza de los pájaros,

El vuelo,

un suave resurgir

de cuanto anhelo.

Se ABRE EL CORAZÓN

y vivo el cielo,

Dios pasa con su amor,

silencios.

Y así han sido estos días de reencuentro con la Grandeza , como criaturas vivas del universo...en momentos también como los del TAI-CHÍ , a los que Maribel Bayona deliciosamente nos introdujo...respirando bellezas del aire, suspiros del cielo.

Isabel Moreno



8 comentarios:

maribel dijo...

ORNADA DE ORACIÓN POR LA IGLESIA EN CHINA
Esta mañana ha tenido lugar una reunión de algunos delegados de Torreciudad en Barcelona con el rector del santuario y el sacerdote chino D. Peter Yang con el objeto de preparar la primera peregrinación de chinos a Torreciudad.
El motivo de la peregrinación es la Jornada de Oración por la Iglesia en China que ha convocado Benedicto XVI para el próximo 28 de mayo y que en Torreciudad se celebrará el sábado anterior, 24 de mayo, en el que Peter Yang celebrara la misa en chino.

Anónimo dijo...

hola, ayer vino una amiga a casa y aplicamos la técnica de meditación que aprendí con Seguí en el Recés, no estuvimos mucho, unos 15 minutos, pero salimos con una respiración baja, diafragmática, inamovible, que dura hasta ahora; los pensamientos están, la acción también, pero Algo respira y barre inquietud, hay problemas pero no preocupan, existen y punt; vamos haciendo poco a poco, vivimos, ya está.
Esto hace que observe a mi alrededor y deje ir los estorbos que me alejen de esta Paz de Dios, porque me siento... divinamente.

Fuerte abrazo a todos.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

¡Hola Família! Sólo desearos unas felices Pascuas.
Os comunico que la semana que viene no habrá pautas de
oración, ya que es una semana de muchos actos y mucha
Palabra de Dios.
Que paseis todos unas felices fiestas.
Un abrazo.

Francisca

3ª LECTURA: Mt 26, 14-27,66
En aquellos tiempos, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue donde los sumos sacerdotes, y les dijo: «¿Qué queréis darme, y yo os lo entregaré?» Ellos le asignaron treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entregarle.
El primer día de los Ázimos, los discípulos se acercaron a Jesús y le dijeron: «¿Dónde quieres que te hagamos los preparativos para comer la Pascua?» Él les dijo: «Id a la ciudad, a un tal, y decidle: `El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa voy a celebrar la Pascua con mis discípulos.'» Los discípulos hicieron lo que Jesús les había mandado, y prepararon la Pascua.
Al atardecer, se puso a la mesa con los Doce. Y mientras comían, dijo: «Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará.» Muy entristecidos, se pusieron a decirle uno por uno: «¿Acaso soy yo, Señor?» Él respondió: «El que ha metido conmigo la mano en el plato, ése me entregará. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él, pero ¡ay de aquel por quien el Hijo del hombre es entregado! ¡Más le valdría a ese hombre no haber nacido!» Entonces preguntó Judas, el que iba a entregarle: «¿Soy yo acaso, Rabbí?» Dícele: «Tú lo has dicho.»
Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» Tomó luego una copa y, dadas las gracias, se la dio diciendo: «Bebed de ella todos.

COMENTARIO: La Iglesia recuerda hoy la Pasión del Señor, nos hace entrar en la memoria de lo que pasó, para revivir aquel momento. La pasión de Jesús, hoy continua en multitud de hombres y mujeres. Que bien si humildemente sabemos contemplarlo ante los desprecios, insultos, humillaciones, traiciones, negaciones, para aprender de él la misericordia.
¿Con que fuerza cuenta Jesús, ante esta tormenta que lo lleva a la muerte? Su secreto está en su inconmovible arraigo en el Padre que es Amor. El permanece situado ahí, en el Amor, aunque sea llevado a los tribunales y en la cruz. Sólo este Amor lo sostiene, por esto lo contemplamos, sereno, con paz interior, con una infinita misericordia. ¿Por qué lo sabemos? Lo sabemos por las actitudes que tiene ante tanta adversidad; en ningún momento usa de la violencia, perdona a Pedro, consuela a las mujeres, abraza a su madre, perdona al buen ladrón, y pide perdón por todos los que no saben lo que hacen…
Es una semana de mucha contemplación, ya que en esta pasión estamos también nosotros, y si nuestro amor está arraigado en el de Jesús, tendremos la misma fortaleza que él. Orar con Jesús en la cruz es recibir la fuerza que necesitamos para vencer todo el mal que nos acecha.
En las grandes tormentas de la vida, también nos puede ayudar María nuestra madre, ella nos sale al encuentro en nuestros calvarios y nos abraza como abrazó a Jesús, su compañía nos alienta y hace más llevadera nuestra cruz.
ORACIÓN: Gracias Señor, por enseñarnos una nueva manera de llevar nuestras cruces, estando arraigados en tu Amor, nuestros sufrimientos, se convierten en re a con tu Palabra en los momentos difíciles

Anónimo dijo...

Comentario al Evangelio del Domingo

Domingo 16/03/08 -Domingo de Ramos - Mateo 26,14-27,66

<< CARGAR CON LA CRUZ >>

Lo que nos hace cristianos es seguir a Jesús. Nada más. Este seguimiento a Jesús no es algo teórico o abstracto. Significa seguir sus pasos, comprometernos como él a «humanizar la vida», y vivir así contribuyendo a que, poco a poco, se vaya haciendo realidad su proyecto de un mundo donde reine Dios y su justicia.

Esto quiere decir que los seguidores de Jesús estamos llamados a poner verdad donde hay mentira, a introducir justicia donde hay abusos y crueldad con los más débiles, a reclamar compasión donde hay indiferencia y pasividad ante los que sufren. Y esto exige construir comunidades donde se viva con el proyecto de Jesús, con su espíritu y sus actitudes.

Seguir así a Jesús trae consigo, más tarde o más temprano, conflictos, problemas y sufrimiento. Hay que estar dispuesto a cargar con las reacciones y resistencias de quienes, por una razón u otra, no buscan un mundo más humano, tal como lo quiere ese Dios revelado en Jesús. Quieren otra cosa.

Los evangelios han conservado una llamada realista de Jesús a sus seguidores. Lo escandaloso de la imagen sólo puede provenir de él: «Si alguno quiere venir detrás de mí… cargue sobre las espaldas su cruz y sígame». Jesús no los engaña. Si le siguen de verdad, tendrán que compartir su destino. Terminarán como él. Esa será la mejor prueba de que su seguimiento es fiel.

Seguir a Jesús es una tarea apasionante: es difícil imaginar una vida más digna y noble. Pero tiene un precio. Para seguir a Jesús, es importante «hacer»: hacer un mundo más justo y más humano; hacer una Iglesia más fiel a Jesús y más coherente con el evangelio. Sin embargo, es tan importante o más «padecer»: padecer por un mundo más digno; padecer por una Iglesia más evangélica.

Al final de su vida, el teólogo K. Rahner escribió así: «Creo que ser cristiano es la tarea más sencilla, la más simple y, a la vez, aquella pesada «carga ligera» de que habla el evangelio. Cuando uno carga con ella, ella carga con uno, y cuanto más tiempo viva uno, tanto más pesada y más ligera llegará a ser. Al final sólo queda el misterio. Pero es el misterio de Jesús».

José Antonio Pagola

Anónimo dijo...

Nuestra MENTE puede aligerar la cerga del día a día, si la llenamos de Dios, es decir, de respiración pausada, natural, no forzada; las cargas se atenúan si las depositamos en El a traves de un corazón tranquilo, que respira en Paz.
Que así sea para todos los blogqueros-as.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

perdonar el error...tipográfico, no son "cergas", ji, ji, ji..., sino CARGAS.
I.M.

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS-AS!

Me ha encantado vuestra experiencia con el padre Seguí. Es lo que dice Peter, hay que conocer la propia realidad, explorar el interior y actuar con el corazón, no con la cabeza.

A través de la respiración pausada, natural, no forzada, conseguiremos tener el corazón tranquilo.

Un abrazo grandote.

HILDA

Anónimo dijo...

Muy interesante que un padre chino celebre una Misa en Torreciudad, vivo muy lejos y no podré asistir, pero les deseo que pasen un buen dia.

A todos les deseo FELIZ SEMANA SANTA, y no se olviden de la importancía de LA PASCUA, ¡¡¡¡FELICES PASCUAS!!!

A.Z