miércoles, marzo 29, 2017

Reunión Cenáculo-Gnosis. Capítulo XXVIII Tao-Te-King



 
Imagen de Isabel Moreno

CENACULO FEBRERO 2017 – CAPITULO 28

Conoce lo masculino, mantente en lo femenino y sé el valle del mundo.
Ser el valle del mundo es caminar constantemente por el sendero de la Virtud sin desviarse del mismo, y retornar de nuevo a la infancia.
Conoce lo blanco, mantente en lo negro, y sé el modelo del mundo.
Ser el modelo del mundo es caminar constantemente por el sendero de la Virtud sin errar un solo paso, y retornar de nuevo a lo Infinito.
Conoce la gloria, mantente en la humildad, y sé la fuente del mundo.
Ser la fuente del mundo es vivir la vida fértil de la Virtud y retornar de nuevo a la simplicidad. La simplicidad  se convierte en herramienta útil  en manos del Sabio, por ello "un gran sastre da pocos cortes". 
     
    Este capítulo se comento en el boletín del Rincón del Silencio del tercer trimestre del 2011. El equilibrio y la armonía nos llevan a la virtud. Equilibrar y armonizar lo masculino y lo femenino, lo blanco y lo negro, la gloria y la humildad, el autoolvido taoísta y la autonegacion cristiana. Equilibrar y armonizar el Yin y Yang, equilibrar y armonizar todo. “Equilibrio y armonía con tai-chi cada día.”
  Hay que leer las páginas 239 a 242 del Chi kung cristiano: “En la primera estrofa nos dice que siendo valle (espíritu) se llega a ser niño. En la segunda estrofa tenemos que armonizar, respeto mutuo, juntos pero no mezclados, o si o no, pero no ambas cosas a la vez, se trata de la vida armonizada. En la tercera y cuarta estrofa encontramos globalización, sistema; sino de armoniza uno con los demás tampoco se equilibra a si mismo. La vida feliz es siempre al momento, y ha de coexistir a la vez equilibrio y armonía. La endorfina casera es animo de vivir, vivencia, y colega quiere decir armonizado, en convivencia.”
“Este capítulo se puede resumir diciendo, como San Pablo, que la fortaleza radica en la debilidad. Ya hace años que explico que hay que vivir con dulzura, con ternura, con hermosura y con gracia. De esto viene lo femenino y el amor divino”.
       El espíritu del valle es lo femenino. La energía femenina, es la energía de Dios en la tierra: PAZ, PACIENCIA, TERNURA, DULZURA Y HERMOSURA. Esta energía femenina es necesario alcanzarla, tanto los hombres como la mujeres, y a partir de esta energía femenina nos VOLVEREMOS COMO NIÑOS: “Jesús llamó a un niño, lo puso en el centro y dijo: Os aseguro que si no cambias y os hacéis como niños, no entrareis en el reino de Dios. “ Mateo 18, 1-4.
La perfección del hombre reside en el equilibrio de la fuerza (Yang) con la gracia y la gentileza (Yin), en el equilibrio entre la gloria y la  humildad. Retornar a lo primordial, retornar a lo infinito, retornar a la infancia, retornar a la simplicidad y retornar a lo natural.
     Reunión muy participada por todos y con muchas referencias al Chikung Cristiano, resalto la pagina 94  en la que se nos contesta: ¿Qué es si o no?.


.

1 comentario:

Ana Calvo Diaz dijo...

que Dios os mantenga alerta y que el significado de cada momento os sea desvelado, para poder seguir el camino que solo Él conoce.
De corazón