miércoles, enero 20, 2016

Capítulo XXXVII Tao-Te-King. Reunión Cenáculo-Gnosis

Lluís y Maria Àngels nos mandan sus reflexiones sobre la reunión del Cenáculo de este enero.



CAPÍTULO 37
El Tao en su ser habitual no obra y nada queda por hacer. Su no participación hace que todo se desarrolle de acuerdo con la armonía y con la voluntad del cielo.
En la profesión de Fe rezamos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero engendrado no creado. Jesucristo fue obediente a la voluntad del Padre hasta la Cruz. Orden del día dulce monotonía.
La ilusión y el deseo nos apartan de la realidad, nos hacen pensar que el mundo depende de nuestras acciones, cuantas veces nuestra manera de ser nuestros juicios gobiernan nuestras vidas nos arrastran las ambiciones y el poder para dominar a los demás, pretendemos comprender las cosas según la cuadrícula de nuestro entender.
Sin deseos con desapego rompiendo la manera de vernos a nosotros mismos se entra en un estado de sencillez ingenuidad de inocencia y simplicidad, renacemos nos volvemos niños, los actos brotan sin esfuerzo y triunfa el ser sobre el tener. Vivir sin miedos sin recelos sin envidias sin mirar los defectos de los demás. Vivir el milagro que se produce en nuestro caminar cada día cada minuto experimentando siempre lo nuevo nada se repite como en la respiración nunca es igual una respiración a otra. En la confianza de que hemos recibido el don de la vida en lo bueno GRACIAS SEÑOR en lo no tan bueno SI SEÑOR.
La Virgen María en el Fiat nos muestra como obrar sin actuar. En el nuevo Testamento tanto en el Evangelio como en los Hechos de los Apóstoles se habla de ella MARIAM recibió por medio del arcángel Gabriel el anuncio que concebiría su hijo Jesús por obra del Espíritu Santo. Nos describe en nacimiento de Jesús en Belén y como ella va a seguirlo en la vida pública pasión y resurrección. Orden del día dulce monotonía.
Al acabar el cap.37 nos enseña que desprendiéndose de la acción y el deseo se retorna a la calma a la serenidad de forma natural y todo queda en paz.
Peter en el libro Chi Kung cristiano dice:
La Paz es Amor divino (pág.215).
Orden del Día es F.C. dulce monotonía por obligación no nos falta nada para vivir (pág.132). 
Para la autodisciplina se necesita dulce monotonía por obligación. El orden del día nos lleva a la felicidad definitiva (pág.212)
Lo importante no es querer lo que uno quiere, sino que hay que querer lo que a uno toca. Vivir en nombre de Jesús es dulce monotonía por obligación, o lo que es igual, llevar bien el orden del día eso es felicidad, y ya no hay problemas.
No hacer nada es wu wei...cuando encuentras un obstáculo en tu camino hay tres formas de aludirlo; Primera; pasar por encima. Segunda rodearlo. Tercera esperar que se vaya o lo quiten. La última es la mejor (pág.48).
Cuando se dice: “lo que Dios quiera”, ha de ser con el significado de “Si Señor”....esto es “la cruz sin egoísmo ni posición” (pág. 252).


                     Lluís i Maria Àngels  

1 comentario:

Ana Calvo Diaz dijo...

Recuerdos Luis y Angels.
Ana Calvo