martes, abril 24, 2012

Grupo Cenáculo-Gnosis. Capítulo LXXII del Tao Te King

Jordi Vidal ha sido el encargado este mes de presentar el capítulo LXXII del Tao Te King en el grupo Cenáculo-Gnosis. Aquí tenéis sus comentarios




CAPITOL 72



En la primera parte,

Cuando el pueblo no respeta el poder,

El poder está por caer sobre él.(Onorio Guerrero)

Podemos observar que la falta de autoridad, puede llevar a creer, que todo vale, que todo es exigible, que todo es posible, en definitiva que soy el rey del mundo y hago lo que quiero. Pero todos sabemos, que esto no dura mucho, la autoridad vuelve y vuelve con más fuerza y represión, luego la no autoridad no nos lleva a ninguna buena parte.



En la parte

No desprecies sus moradas,

No muestres disgusto por su progenie, (Andrés Guerrero)

Que nadie encuentre estrecha su casa,

Que nadie esté descontento con su vida.(Onorio Guerrero)

Aquí en este párrafo hay quien lo dice en plural y hay quien lo pone en singular, creo que se refiere en singular, es una reflexión personal y se refiere a que mi habitáculo donde vivo no me oprima, que no me atosigue, ni que la vida que lleve no tiene que ser un suplicio, un tormento.

Parece que las causes del desorden, viene por la falta de equilibrio y de paz, por esto recomienda que en casa sea lugar de paz y tranquilidad y que estés contento con lo que tienes.



En la parte

Solamente si uno desea amargarse

Lleva una vida llena de amarguras.(Onorio Guerrero)

Sólo cuando no oprimas al pueblo, el pueblo no te detesta.(Biblioteca China)

Aquí vuelve el singular y plural, si te amargas llevaras sobre ti esta amargura y se convierte en un peso cada vez más lastre (rabia contenida), mientras que si lo miramos en plural, parece que diga una norma para la autoridad, no presiones mucho y no serás desconsiderada.



Finalmente

Por eso el hombre sabio se conoce a sí mismo, pero no se muestra.

Se quiere a sí mismo, pero no se exalta.(Onorio Guerrero)

Por lo tanto, el Sabio se conoce a sí mismo, pero no se pone en evidencia.

Se ama a sí mismo, pero no se exalta. (Andrés Guerrero)

Recomienda que el hombre sabio, en este conflicto entre individualidad y colectividad, entre autoridad y anti autoridad, no se muestre, no manifieste su opinión en ninguna dirección y sea humilde y respetuoso.



Y acaba recomendando

Prefiere lo que está adentro

A lo que está afuera.(Onorio Guerrero)

Por lo tanto, rechaza a una (la fuerza) y acepta la otra (gentileza) . (Andrés Guerrero)

Aquí es podría decir que se inclina a la humildad o interiorización, más que la exhibición o exteriorización en hechos conflictivos, parece que ponga distancia




OTROS COMENTARIOS



¿Qué cosa hay más quieta que la pura intención?

¿Y quien más libre que el que nada desea en la tierra? Tomas de Kempis

El retorno a la madre es una valoración de lo interior, de lo íntimo del ser (“adornar el exterior, dice el Yi Ching, es excitar las pasiones”) la vida de apariencias puramente externa a la cual se contrapone la pobreza interior.

La ostentación de lo que aquí se define como “rapiña”, es lo opuesto al TAO

Nos vanagloriamos de las penas, nos hacemos las víctimas, no es edificante, debemos asumirlo.

-----

Este capítulo no lleva a conocerse a sí mismo, como también el capítulo 33.

Aquel que se conoce a si mismo es un sabio….

Todas las grandes tradiciones filosóficas-religiosas han dicho lo mismo.

Todos los libros de autoayuda y grupos más o menos esotéricos también lo dicen.

Conócete a ti mismo, palabras inscritas en la puerta del templo de Apolo en Delfos (s. VI a.C.

Conócete a ti mismo tal como realmente eres. Dalai Lama.

Sólo el conocimiento que llega desde dentro, es el verdadero conocimiento. Sócrates.

Nadie se conoce a sí mismo hasta tanto no ha sufrido, Alfred de Musset.

Los hombre siempre están dispuestos a curiosear y averiguar sobre las vidas ajenas, pero les da pereza conocerse a sí mismo y corregir su propia vida. San Agustín.

El autoconocimiento empieza por el auto aceptación, acepta te y te conocerás mejor.

Existe también un libro interesante “El arte de amargarse la vida”

-----

También podemos ver en este capítulo la humildad y la aceptación, vivir el presente.

Autoconocimiento y auto reconocimiento, conocer en los demás nos lleva a conocernos a nosotros mismos.

Caemos en la causa-efecto al no estar en el presente.

Todos somos UNO, corazón primitivo.

-----

Cuando la gente no teme a la fuerza

sobreviene una gran fuerza:

La falta de respeto al otro refuerza su aversión, si no ves la fuerza natural que hay en él y obras tontamente y sin consideración, esto atraerá su fuerza contra ti, por eso …

No desprecies sus moradas,

no tengas aversión a su progenie:

La gente es diferente a ti, pero no por eso la has de despreciarla, cada cual vive como siente y cree y eso merece respeto, no atraigas la desgracia sobre ti, porque …

Si tú no les tienes aversión

Ellos no te tendrán aversión.

Delo que das recibes, no hacen falta palabras, pues se nota la sintonía o no entre la gente.

El sabio se conoce, pero no se exhibe.

Se ama a sí mismo, pero no se alaba.

Prefiere la gentileza a la fuerza.

Esta última frase resume el sentido de todo el texto: es más sano y de sentido común ser AMABLE que un bruto que va con su verdad por delante y no respeta el libre pensar y hacer del otro; Este capítulo habla del respeto y de la valoración de lo diferente a uno mismo, porque aunque todos seamos UNO, la vida es diversa y múltiple.

De todas formas está claro que para estar bien con el prójimo primero has de estar bien contigo, amarte y no necesitar que otros lo hagan, ni buscar tampoco alabanzas, sino conocerte; ésa es la clave para estar en paz en el mundo.




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos reunimos los del Canáculo un viernes de este mes en el bar Neutral del señor Félix para celebrar con una rica cena el tiempo que llevamos juntos trabajando, lo contentos que estamos, y de paso convivir de forma diferente a la que acostumbramos; de ahí la foto del grupeto y el final dulce del pastel del TAO...que degustamos.

Un abrazo
Isabel Moreno

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Es que sin "cena" no hay "cená-culo", ¿no os parece?

Un abrazo para todos

Anónimo dijo...

...a ver Andresillo, cena sí, pero "culo" ¿qué?...mejor dejarlo como estaba, corazón, je je
Isabel

Andrés Guerrero Serrano dijo...

¡Cuánta razón tienes, Isabelilla!
Pero es que lo queréis todo: cenáculo, cena y no tener culo. ¿Cómo puede ser posible si pasáis tanto rato sentados? Creo que es lo menos malño que os puede pasar, jajaja

Anónimo dijo...

Me habeis hecho reir de lo lindo.

Supongo que el primer Cenáculo que instituyo Jesús, querria decir: Cena (última Cena), pero... sentaditos con el culo en el banco o silla, je je

Besos y gracias
Maribel

Anónimo dijo...

Todos vemos, y posiblemente vemos lo mismo, todos, y todo.
El asunto es que nos parece que eso que vemos y que sentimos que lo vemos todos los que nos entimos afines, no es verdadero.
Sentimos todos lo mismo, o si no sentimos lo mismo, sabemos que es debido a un particular diferente, no pasa nada, se comprende que es así, y, a pesar de esa comprensión, no es lo verdadero.
Uno ve una panorámica, puede ser al natural en directo, puede ser una impresión fotográfica, o puede ser una composición escrita, dibujada, o musicalizada, y nada de ello es real.
Si esto se comprende, ya es algo, yo diría todo, pero no puedo porque todo no existe, decir un algo es algo que pertenece a la realidad, decir todo es excluyente.
Igualmente hay formas de expresión que en lugar de expresar un algo, quieren expresar un todo, y por lo tanto son no reales, no afines a una existencia en analogía con la realidad.