lunes, febrero 28, 2011

Punto Común

ilustración de Isabel Moreno


En esta ocasión, Joaquín nos ofrece su visión de la reunión del cenáculo con comentarios del capítulo XXXIII del Tao Te King



COMENTARIOS AL CAPÍTULO XXXIII DEL TAO TE KING
REUNION CENÁCULO Febrero 2011

Sabio es el que conoce a los demás.
Iluminado es el que se conoce a sí mismo.
El que vence a los otros tiene fuerza,
pero, el que se vence a sí es el fuerte.
Rico es el que sabe contentarse.
Hombre de voluntad el que avanza esforzadamente.
No perder el puesto es durar
y no acabar con la muerte es longevidad.

Este capítulo del Tao Te King, son una serie de sentencias, todos estamos de acuerdo que se entienden bastante bien y las diferentes traducciones se parecen o no son contradictorias.
Estas sentencias las encontramos en todos los libros referencia de las diferentes religiones, algunos los denominan Libros Sagrados, desde el Libro de los Proverbios en la Biblia, también en El Coran, Bhagavad Gita, Talmud, etc.

La primera parte de cada una de estas sentencias, se refiere a los demás, la segunda parte de cada sentencia se refiere a uno mismo: Si conocer a los demás puede ser mas o menos bueno (Es un erudito, es inteligente, …), conocerse a si mismo es un grado superior, es mas importante, (Es sabio, es iluminado, es sabiduría, …).
Para llegar a la sabiduría, para llegar a ser sabio la receta es CONOCERSE A SI MISMO, conocer nuestra fuerza de voluntad y nuestra conducta. La conducta general del sabio (o santo) consiste en seguir al Tao (y a la Naturaleza).
El TTK dice “…el hombre sabio conserva el Tao, es el modelo del mundo; él no se pone en evidencia, y por eso brilla;…él no se auto elogia, y por eso tiene mérito;…él no lucha y por eso no hay nadie en el reino que pueda luchar contra él” (XXII).
El TTK insiste varias veces en que la conducta del sabio está signada por la frugalidad: “el que esconde un rico tesoro sufre grandes pérdidas; el que sabe bastarse a sí mismo está al abrigo del deshonor; el que sabe controlarse no periclita jamás, y podrá subsistir largo tiempo” (XLIV); e insiste: “…No hay mayor crimen que el de abandonarse a sus deseos ; el que sabe satisfacerse, está contento con su suerte”(XLVI); “…El sabio no acumula riquezas”(LXXXI).
Exige, en función de la frugalidad, la renuncia a los frutos de la acción, que, siguiendo al Tao aparece como no acción. En esa línea el TTK aconseja al sabio hablar poco: “El que habla mucho es frecuentemente reducido al silencio” (V); “El que no habla, llega al no actuar” (XXIII); “El hombre que conoce al Tao no habla; el que no lo conoce, habla” (LVI).
Otra particularidad del sabio taoísta, es su no benevolencia hacia los seres humanos (V), difícil de entender y de unir a la lo que el propio TTK dice “…el sabio se destaca siempre en su intento de salvar a los hombres; es por lo que él no los abandona; es por lo que el hombre virtuoso es el maestro del que no lo es…”(XXVII).

En las dos últimas líneas habla de vivir largamente y de llegar a ser inmortal
Hay que alimentar el cuerpo y el espíritu de manera integral, no de manera separada: DIETA, RESPIRACIÓN, TAI CHI, Y ORACION, todo formando una unidad. No separar un plano material y otro espiritual.


Entrevista Peter (En la Vanguardia)
–¿Qué diferencia hay entre listo, inteligente, sabio, perfecto y santo? Listo es aquí y ahora. Inteligente es preguntas y respuestas, nunca termina. Sabio es el que saborea. Perfecto es el que guarda los diez mandamientos, y santo, cuando llegue lo sabrá.
Déme un respiro.
–Empiece por ser lista, aquí y ahora, sea patrullera y penetrante en su mirar. Y aprenda a capear en esta sociedad llena de cuernos. Recuerde que el amor verdadero siempre aumenta, nunca disminuye,

Joaquin

12 comentarios:

Tessa dijo...

Joaquin, te felicito, es el mejor escrito que he visto hasta el momento.Te superas cada dia.

pedro mari dijo...

Maribel me gusta mucho tu trabajo, supongo que Juaquin es tu amado esposo, me gusta mucho su manera de ver el TAO-TE-QUIN.besos.

Anónimo dijo...

Hay que salir del sueño en esta vida, y reconocerse. Mi propia naturaleza si no es alcanzada por mí ¿a quien puedo ver y hablar?, y si en ella estoy, ¿quien más hay aparte de mí a quien pueda dirigirme?

Ana C.

Manolita dijo...

Hola a todos

Hoy es un dia especial para mi. Despues de tantas anos voy a regresar de un grupo tai-chistas aqui en Alemania. Intento seguir aqui el movimiento de la familia tai-chistas. Siento la necesidad de un grupo para compartir las movimientos . Ademas la chica que dirije el grupo tiene mucho interes en el Tao te king.
A mi tambien es muy claro el texto de Joaquin, yo noto que el ha entendido el contenido.
A veces habla el sabio...pero solo en el no,bre del Tao--es mi versio--perdon.

Saludos de Alemania

Anónimo dijo...

Precisamente este capítulo nos habla de la importancia del cuidado de uno mismo y estoincluye la alimentación.
Os escribo desde Francia, estamos pasando una semana en el Centro piloto de la Macrobiótica en Europa, lleva más de 30 años funcionando con clases de cocina, conferencias, charlas, encuentros diversos entre gentes de diferentes países y lenguas, pero que buscamos concienciarnos realmente de que la salud es personal y de que el cuidado de la vida depende de ti mismo. Aprendemos una cocina natural, que parte del Taoismo, su fundador siguó los pasos de G.Ohsawa, leo uno de sus libros todavía con el delantal puesto: FILOSOFÍA DE LA MEDICINA DE EXTREMO ORIENTE (Publicaciones GEA)mientras aquí al lado cantan cortando verduras, pochando cebollas, yangueando cereales, es un contento aprender así, pero lo esencial es que se parte de que el Principio Unitario monomiza(une) la dualidad del ying y el yang que todo contiene, deshacde contrarios y da sentido a la existencia...y eso está en los alimentos tanbién: SOMOS EN PARTE LO QUE COMEMOS, luego es importante comprender que Dios está en cada trocito de vida que te llevas a la boca...y se aleja en la comida industrializada, azucarada, excesiva y sin sentido...que a la larga produce parte de las enfermedades que tenemos, nos desvitaliza y nos hace dependientes de un consumo absurdo.

Masticamos,masticamos, masticamos...¡cómo tengo presente a Peter estos días!.
Creo que todo esto está muy relacionado con el conocimiento de UNO MISMO, del que nos habla este capítulo.

Con un saludo bien francés me despido, mientras en la cocina siguen cantando más de quince voces a coro y huele a comida sana y natural que da gusto...¡a las doce comemos!

Isabel Moreno

pandora dijo...

Precisamente este capítulo nos habla de la importancia del cuidado de uno mismo y estoincluye la alimentación.
Os escribo desde Francia, estamos pasando una semana en el Centro piloto de la Macrobiótica en Europa, lleva más de 30 años funcionando con clases de cocina, conferencias, charlas, encuentros diversos entre gentes de diferentes países y lenguas, pero que buscamos concienciarnos realmente de que la salud es personal y de que el cuidado de la vida depende de ti mismo. Aprendemos una cocina natural, que parte del Taoismo, su fundador siguó los pasos de G.Ohsawa, leo uno de sus libros todavía con el delantal puesto: FILOSOFÍA DE LA MEDICINA DE EXTREMO ORIENTE (Publicaciones GEA)mientras aquí al lado cantan cortando verduras, pochando cebollas, yangueando cereales, es un contento aprender así, pero lo esencial es que se parte de que el Principio Unitario monomiza(une) la dualidad del ying y el yang que todo contiene, deshacde contrarios y da sentido a la existencia...y eso está en los alimentos tanbién: SOMOS EN PARTE LO QUE COMEMOS, luego es importante comprender que Dios está en cada trocito de vida que te llevas a la boca...y se aleja en la comida industrializada, azucarada, excesiva y sin sentido...que a la larga produce parte de las enfermedades que tenemos, nos desvitaliza y nos hace dependientes de un consumo absurdo.

Masticamos,masticamos, masticamos...¡cómo tengo presente a Peter estos días!.
Creo que todo esto está muy relacionado con el conocimiento de UNO MISMO, del que nos habla este capítulo.

Con un saludo bien francés me despido, mientras en la cocina siguen cantando más de quince voces a coro y huele a comida sana y natural que da gusto...¡a las doce comemos!

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

LA FUERZA DEL EVANGELIO

Mateo concluye el gran discurso de Jesús en una montaña de Galilea con dos breves parábolas, narradas con maestría y fáciles de recordar por todos. Su mensaje es de importancia decisiva: seguir a Jesús consiste en «escuchar sus palabras» y en «ponerlas en práctica». Si no lo hacemos así nuestro cristianismo es una insensatez. No tiene sentido alguno.
El hombre sensato construye su casa sobre roca firme. Por eso, cuando llegan las lluvias torrenciales del invierno y el agua desciende de los montes y soplan los fuertes vientos del Mediterráneo, la casa no se hunde: «está cimentada sobre roca». Así es la Iglesia formada por creyentes que se esfuerzan por escuchar el Evangelio y ponerlo en práctica.
El hombre necio, por el contrario, construye su casa sobre arena, en el fondo del valle. Por eso, al llegar las lluvias, los aluviones y el vendaval, la casa «se hunde totalmente». Así se desmorona el cristianismo cuando no está fundamentado en la roca del Evangelio escuchado y practicado en las comunidades.
En la conciencia moderna se ha producido un profundo cambio cultural que está poniendo en crisis el nacimiento y la vivencia de la fe cristiana. Cada vez se va haciendo más difícil despertar una fe viva en Dios y en Jesucristo por vía de "adoctrinamiento". Señalemos dos causas fáciles de detectar.
Por una parte, está en crisis la autoridad, toda autoridad. Es difícil que la fe brote hoy de la obediencia a una autoridad religiosa que se presente como poseedora de la verdad. La palabra que pronuncia la Iglesia desde su posición de autoridad sagrada no resulta hoy por sí misma ni creíble ni atractiva.
Por otra parte, más que doctrina religiosa, las personas buscan una experiencia que les ayude a vivir con sentido y esperanza. Muchos hombres y mujeres se distancian casi instintivamente de cualquier iniciación a la fe entendida como "proceso de aprendizaje".
Hemos de creer mucho más en la fuerza transformadora del Evangelio. Las palabras de Jesús tienen más poder que nuestras doctrinas. Su Buena Noticia es más atractiva que todos nuestros sermones. ¿No ha llegado el momento de formar grupos, crear espacios, posibilitar encuentros en los que la gente de hoy tenga la oportunidad de entrar en contacto directo con el Evangelio para escuchar a Jesús y descubrir juntos su Buena Noticia?
Muchos que se sienten perdidos y viven sin esperanza podrían descubrir con alegría que no están solos, que pueden confiar en un Dios Padre y que pueden vivir con la esperanza de Jesús. Es lo que más necesitan.
José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Difunde el Evangelio de Jesús. Pásalo. 6 de marzo de 2011
9 Tiempo ordinario (A)
Mateo 7, 21-27

Anónimo dijo...

Hablar del sentido común entiendo que es por necesidad.
Antes de él está la necesidad de alimento.
Y antes de todo esto la necesidad de amor.
Cuando viene alguien al mundo, su sistema corporal sufre el mayor ajuste que tendrá en esta vida.
Mas antes de eso, la configuración corporal se había asentado en lo que siendo semilla, solo contaba con su pura y única potencialidad.
Esto es común, es el proceso común que cada indivíduo sabe desde su propia experiencia y de su capacidad, como humano, de llegar a ello. Esto sería tan común, que de ello no se hace ninguna mención especial en orden a reconocer una igualdad en base a ello del hombre en cuanto a construir sobre ella.
Sí que existe desarrollo humano más elevado, evidentemente en esto existirá una diferencia individual.
Ahí también podemos hacer un acto de fe, y como en el discurso de Jesús en la Montaña, demostrar que Dios infunde su Espíritu con una cierta independencia de dicho proceso del desarrollo humano, independencia que le permite introducir sus propias cualidades en la vida del hombre, y ser ellas Uno con su espíritu.
Ese Uno con el espíritu es el que tenemos que esforzarnos en ser capaces de intuir su existencia para que la luz que lleva consigo llegue hasta toda fisura que nos permitamos tener en nuestra existencia corporal.

Ana C.

maribel dijo...

Tessa: Creo que es la primera vez que intervienes en los comentarios del blog.¡Bienvenida!

Pedro Mari: Si, Joaquín en mi esposo, que de tanto en tanto nos escribe para el blog.

Manuela espero que te vaya bien el tacichi y creo que tú también podrás trasmitir tu experiencia.

Pandora, bella Isabelita, deseo que aprendas bien las recetas macrobióticas junto a Felix y… que nos deleites con tu arte culinario.

Un abrazo para todos
Maribel

Manuela dijo...

Hola Maribel,

Si mi experiencia de mi vuelta al grupo estaba --en pocos palabras--lleno de alegria!!!
Me han acojido muy bien y tu tienes razon, yo siento tambien una gran fuerza y carinito convivir y transmitir mi experiencia al grupo.
Ese grupo tambien lleva muchos anos para compartir tziempo entre personas que tienen interes en el tai chi. Ademas detras de muchos anos estoy totalmente entre Alemanes y noto la diferencia.
Maribel, mucho disciplina--, si alguien quiere compartir un tiempo en un grupo de los Alemanes seria tambien una experiencia.
Me da mucho gusto notar siempre las diferencias aunque no siempre parece que estoy a favor.
Un saludo de primavera que ahora poco a poco empieza en mi region.

Manuela

Anónimo dijo...

DOMINGO IX DURANTE EL AÑO
6 de Marzo 2011
3ª LECTURA: Mt 7, 21-27
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No todo el que diga Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel Día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé; ¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!
Así, pues, todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó, porque estaba cimentada sobre roca. Y todo el que oiga estas palabras mías y no las ponga en práctica, será como el hombre insensato que edificó su casa sobre arena: cayó la lluvia, vinieron los vientos, irrumpieron contra aquella casa y cayó, y fue grande su ruina.

COMENTARIO: “No todo el que diga Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos sino el que haga la voluntad de mi Padre” Este domingo la Palabra de Dios apunta fuerte a la práctica, y es que la verdadera fe cristiana no es saber sino practicar lo que uno sabe. Hay un proverbio que dice: “Obras son amores y no buenas razones” Jesús, precisamente se caracterizaba porque vivía lo que predicaba y esto convertía a la gente, la colocaba en su sitio valorando su vida.
Para que lo podamos entender mejor, Jesús expone la parábola de las dos casas: “Todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca” Cuando más hondo son los cimientos más resisten las tempestades. Es una imagen fácil de entender, ya que últimamente hemos visto grandes inundaciones en diferentes países, ¿Qué es lo que se destruyó? Se destruyó todo lo que no tenía fundamento. En cambio los edificios bien construidos resistieron…
¿Dónde tenemos nuestro fundamento en la vida espiritual? ¿Quién es el que construye sobre roca y el que construye sobre arena? El primero es el que escucha y pone en práctica, y el segundo es el que no la pone en práctica.
La verdadero fe cristiana es la práctica, no es el éxito externo, sino el fondo del corazón. Y la voluntad de Dios es cuestión de amor. Es amar, amar sin cansarte. El Amor es el fundamento de la vida cristiana. Jesús ama a todos con el Amor del Padre. ¿Cómo es el Amor del Padre? Es un Amor tan grande que no excluye a nadie, un Amor que ama a amigos y enemigos, porque todos somos sus hijos y porque somos sus hijos se compadece de todos curando sus heridas, es un Amor universal que se adapta a las necesidades de cada uno.
Así también tiene que ser nuestro amor, si queremos construir la casa sobre roca. La crisis espiritual que padecemos, nos obliga a revisar los cimientos y las bases en las que estamos construyendo nuestra vida cristiana. Quizá no hemos enraizado nuestro cristianismo sobre la base sólida del “Amor” sino sobre costumbres y tradiciones, y estas no bastan para aguantar el edificio
ORACIÓN: Gracias Jesús, por se el fundamento de nuestro corazón.

Saludos Francisca

pandora dijo...

Regreso de SAint Gaudens, Francia, con la convicción de que el VIVERE PARVO, vivir con poco, está muy cerca de Dios y eso incluye una alimentación sana y sin excesos, el exceso es aún peor que la alimentación deficiente.

En el primer mundo tenemos la suerte de poder elegir qué comemos.
La desproporción y el gasto en comida es consecuencia de la falta de una conciencia amorosa y discreta, preferimos contentar los sentidos en lugar de ordenar con sentido común el qué y cuanto comemos.
El Tao nos habla de discreción, sencillez y equilibrio, y Dios está en todo eso.
En fin, que cada cual sepa seguir su criterio. Sentido común es el mejor consejero.
Un abrazo
Isabel Moreno