lunes, enero 18, 2010

INOCENCIA (al alimón)


Hola a todos:

Para empezar bien este año de 2010, nos propusimos el trío ALIMÓN escribir alguna cosilla con que desembarazarnos de la algarabía de las fiestas y de los restos de los excesos. Planteamos el tema de LA INOCENCIA y a todos nos gustó. Para hacerlo más difícil –sobre todo para nosotros que nos gusta escribir y dispersarnos sobre los temas- y a la vez más fácil –para los lectores que no tendréis que dejaros los ojos en la pantalla- decidimos poner un límite de unas 15 líneas. Como podréis ver, Maribel e Isabel lo han cumplido y bien. Yo he tenido que recortar y recortar los tres folios originales para que se aproximaran a una cantidad aceptable y que respetara en lo posible la idea original.

Esperamos que os guste y que provoque comentarios amplios y abundantes.

Saludos cordiales

Andrés


INOCENCIA

Cuando una persona viene al mundo, viene revestido de la santa inocencia. Solo tenemos que observar a los recién nacidos y nos damos cuenta qué es la inocencia.

Los bebes siguen lo natural, viven el presente sin hacer nada malo, no piensan, tan solo respiran, lloran o sonríen según sus necesidades. La confianza en sus padres es total y auténtica.

Por eso Jesús nos dice que nos tenemos que volver como niños, retornar al origen. Nuestra confianza en el Papá Dios tiene que ser absoluta y creer en su Providencia y en su divina Misericordia. Dios nos quiere especialmente y de esto hemos de estar seguros.

Los santos inocentes de Belén y de Judá, los niños de pecho brutalmente asesinados por orden de Herodes, son el cortejo del Niño Jesús.

“Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”, dijeron los ángeles en Nochebuena. Pero no todos tienen buena voluntad…

Por eso Jesús, segunda Persona de la Trinidad, tuvo que bajar desde la grandeza del cielo a la pequeñez de la tierra.

Muchos no recibieron a Jesús, pero los que le reciben se revisten de LUZ Y DE SANTA INOCENCIA.

Algunos niños inocentes son sacrificados, hoy en día. Ellos siguen siendo el cortejo del Niño Jesús, en pleno siglo XXI.

La imagen de la inocencia, creo, la tenemos en Jesús, Él fue condenado siendo inocentísimo, voluntariamente y sin quejarse.

Otra imagen para mí, es la Virgencita. Ella tampoco decía nada, cuando estando embarazada, la debieron criticar creyéndola culpable, y era inocente.

Maribel Bayona (Barcelona)

http://rincondelacalma.blogspot.com


La inocencia está aglutinada en el Belén, sin ella no habría Fiat de María para ser madre en circunstancias bien extrañas, ni existiría la paciente paternidad de José, ni se notaría esa paz tan especial que el Belén exhala, fruto de la unión de lo terrenal y lo celeste en esa noche de estrellas infinitas..., sin inocencia no hay pastores que vean al ángel y crean lo que les dice, sin ella no hay gentes que caminen en la noche con sus ofrendas en medio del frío..., porque la inocencia genera que todas las gentes del Portal sean humildes, sencillas y vivan de la fe:

La base de la fe es la inocencia

Y la esencia de la inocencia es el Niño,...sin ser como niños, inocentes, crédulos, confiados, gozadores, abiertos a la diversidad del mundo..., si no nos sentimos como Jesús en Belén, protegidos por la Grandeza Divina, no seremos pacíficos y esperanzados... ni saborearemos la esencia del Amor, porque la mente adulta oculta la Inocencia.

Ni los sabios Reyes de Oriente dudaron de ella..., sino que su credulidad les hizo ver a Dios, y dichosos y magníficos, gozaron de su Presencia.

Seamos pues pastorcillos inocentes...y la fe llenará nuestra vida.

Isabel Moreno (Barcelona)

http://bellezadepandora.blogspot.com


Se menciona pocas veces o ninguna en el TAO TE KING la palabra “inocencia”.

Lo que en principio puede llevarnos a pensar que el taoísmo no admite la inocencia o no la considera valiosa, sin embargo pronto se desvanece si penetramos más profundamente por el texto. Para mí, siempre ha habido tres palabras en el Tao Te King que he relacionado instintivamente con la inocencia: una es P’u; otra, Virtud y la última, Vacío.

P’u ()es un término que hace referencia a lo que se traduce como “la simplicidad prístina” o lo que es lo mismo, a la naturalidad radical, a ese comportamiento que no está afectado por los compromisos ni por la educación y que se mueve al socaire de lo que naturalmente le estimule. Esa simplicidad prístina se enfrenta claramente a todo lo que tiene de rito, de compromiso, de obligación, de social, frente a lo simple, lo primigenio, lo esencial que se mueve en terrenos incontrolados y de igual modo se detiene en lo minúsculo como arrasa lo grandioso. La inocencia también es eso: es la simplicidad original con la que todos y cada uno de nosotros nacemos, con la que abrimos por primera vez nuestros oídos y nuestros ojos a la vida, a las experiencias, a las personas, a las relaciones, a la convivencia. Es esa hoja en blanco de la que tradicionalmente se ha hablado refiriéndose a la mente de un recién nacido. Es la naturalidad, es el instinto natural, es el comportamiento según la vida le manda. No hay nada que no sea natural en un niño, desde su despertar, hasta su demandar. Por eso, en otro pasaje del Tao Te King se habla de “como un niño que aún no sabe sonreír”, como si el acto de sonreír fuera ya una respuesta interesada y motivo de una cierta pérdida de la inocencia original.

La Virtud (), según el Tao Te King, es la fuerza que TAO otorga a quienes lo siguen y caminan bajo su influencia. Es la fuerza reveladora, decisiva y decisoria, es la fuerza que da la libertad de ser lo que uno es, sin límites y sin condiciones. Esa fuerza, ese “poder” como otros traducen, sólo surge cuando no lo perseguimos, sino que acometemos la vía del abandono, del olvido, de la autonegación (para los cristianos). Esa Virtud que ha sido confundida tantas veces con el “buen hacer” o el “hacer bien”, el cumplir “las virtudes” cristianas o simplemente las más humanas. Esa virtud que transforma a personas normales en vida, en santos a su muerte. Sin embargo, la Virtud es más que todo eso, es también “la inocencia”, porque al fin y al cabo, la inocencia es abrir los ojos a un mundo nuevo, a un mundo por resolver, por vivir, que se nos desvela a cada momento, sin imágenes preconcebidas, sin prejuicios, sin juicios, sin más valor que el de ser real a cada momento en que nosotros participamos en él. Por eso, también contaba Peter –ya lo comenté en otra ocasión- lo del soldado fiero y salvaje que queda desarmado por la mirada y la sonrisa indefensa y natural de un bebé abandonado entre los destrozos de una guerra cualquiera. Seguro que si sustituyéramos la palabra Virtud o Te por la palabra inocencia, no quedaríamos defraudados en cuanto a las posibilidades comprensivas y clarificadoras de tal sustitución.

Finalmente, la inocencia como Vacío (), creo que es algo que no puede pasar desapercibido para alguien que haya leído mínimamente el Tao Te King. El niño que viene a la vida, que nace al mundo no trae nada con él: sólo su capacidad de aprender, de captar, de saborear, de paladear y de degustar cada uno de los instantes de su presente; mientras que, por el contrario, al hacerse mayor se ve inmerso en una lucha contra un tiempo que nos acoquina, que nos regula y que nos humilla: un pasado que no existe ya y un futuro que nos hace temblar la mayor parte de las veces por lo que supone de posibilidad de perder. Pero el niño no: como un Vacío todo lo aprehende, todo lo absorbe, todo lo mira. Todo con esos ojos que se quedan fijos y parece que no miran, pero que no se despegan del objeto; con esos oídos que parece que no oyen y que sin embargo, lo despiertan si no pertenecen a su entorno conocido. La inocencia es Vacío: es un Vacío que busca llenarse y se llena de amor, de Virtud, de energía, de potencia, de capacidades y posibilidades sin límite.

Andrés Guerrero (Zaragoza)

http://labrisaquesparcelasemilla.blogspot.com


24 comentarios:

Anónimo dijo...

EN LA MISMA DIRECCIÓN

Antes de comenzar a narrar la actividad de Jesús, Lucas quiere dejar muy claro a sus lectores cuál es la pasión que impulsa al Profeta de Galilea y cuál es la meta de toda su actuación. Los cristianos han de saber en qué dirección empuja a Jesús el Espíritu de Dios, pues seguirlo es precisamente caminar en su misma dirección.
Lucas describe con todo detalle lo que hace Jesús en la sinagoga de su pueblo: se pone de pie, recibe el libro sagrado, busca él mismo un pasaje de Isaías, lee el texto, cierra el libro, lo devuelve y se sienta. Todos han de escuchar con atención las palabras escogidas por Jesús pues exponen la tarea a la que se siente enviado por Dios.
Sorprendentemente, el texto no habla de organizar una religión más perfecta o de implantar un culto más digno, sino de comunicar liberación, esperanza, luz y gracia a los más pobres y desgraciados. Esto es lo que lee. «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor ». Al terminar, les dice :«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír».
El Espíritu de Dios está en Jesús enviándolo a los pobres, orientando toda su vida hacia los más necesitados, oprimidos y humillados. En esta dirección hemos de trabajar sus seguidores. Ésta es la orientación que Dios, encarnado en Jesús, quiere imprimir a la historia humana. Los últimos han de ser los primeros en conocer esa vida más digna, liberada y dichosa que Dios quiere ya desde ahora para todos sus hijos e hijas.
No lo hemos de olvidar. La "opción por los pobres" no es un invento de unos teólogos del siglo veinte, ni una moda puesta en circulación después del Vaticano II. Es la opción del Espíritu de Dios que anima la vida entera de Jesús, y que sus seguidores hemos de introducir en la historia humana. Lo decía Pablo VI : es un deber de la Iglesia "ayudar a que nazca la liberación...y hacer que sea total".
No es posible vivir y anunciar a Jesucristo si no es desde la defensa de los últimos y la solidaridad con los excluidos. Si lo que hacemos y proclamamos desde la Iglesia de Jesús no es captado como algo bueno y liberador por los que más sufren, ¿qué evangelio estamos predicando? ¿a qué Jesús estamos siguiendo? ¿qué espiritualidad estamos promoviendo? Dicho de manera clara: ¿qué impresión tenemos en la iglesia actual? ¿estamos caminando en la misma dirección que Jesús?

José Antonio Pagola
Lucas 1, 1-4; 4, 14-21

Josef-ana dijo...

Es vislumbre de lo inmanifestado.
Es reconocimiento de la posibilidad universal, por tanto, es dentro de la realidad.
Un paso más, es reconocer al Dios Absoluto en cada hecho manifestado.
La hay de inicio, de principio; y la hay de recuperación, como el recuperar una evaluación tras haberla suspendido.
Ambas son diferentes, y se pasa por uin estado de desnudez para llegar a la visión profunda
Hace ser apasionado.
Desarma los compostizos.
Tiene el movimiento de una culebra, y las más de las veces está en reposo adormecido y apartado.
Se la busca y estimula con ritos infantiles, pero en realidad fuera de la época de infancia requiere un esmero exquisito pertenecerla.
Va asociada a espontaneidad.
Ha de estar moldeada y salir cuan blanca paloma del interior del calor del centro del elemento fuego.
Asociada al Espíritu Santo

pandora dijo...

Me ha hecho especial ilusión escribir sobre la inocencia, porque es una palabra con un significado puro, y porque todos, de una forma u otra, la hemos sentid.

Un día de estas Navidades pasadas,rezando frente al Belén que véis en la foto, comprendí que dicha inocencia estaba encerrada en él, y que justamente por eso siempre el Belén me ha resultado tan amoroso, cercano y agradable, para mí siempre fue una fiesta muy íntima el ponerlo.
Al poco de esto, salió el texto que he escrito sobre esta palabra, que en realidad guarda un tesoro: el de la fe, pues sin inocencia no puede haberla.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

Se puede y se debe comer cada día, como cada día hay que unirse a Dios en oración. ¡Dios necesita de ti! Quiere que comas y le sirvas bien, quiere que descanses y le hables. ¿Ya has hablado hoy con Dios?

Muchos ONOCENTES se estan muriendo de hambre cada día. Haití necesita de nuestras oraciones, pero también otros lugares estan desamparados.
La oración llega a todos los rincones del universo.

Un saludo para ustedes que con este blog nos mantiene UNIDOS.


P.J (Sacerdote)

Anónimo dijo...

Ay de aquella inocencia que teníamos de niños!. Ojalá no la hubiesemos perdido nunca!.

La inocencia se asocia con ser positivo, sin maldad, alegre.

Es el alma limpia de culpa, el candor,la sencillez y la simplicidad.Todo lo que perdemos con los años.

¡Qué razón tiene Peter cuando dice que tenemos que volvernos como niños!.

Un abrazo
HILDA

Anónimo dijo...

.....Es solamente cuando aceptamos la posibilidad de una verdad objetiva que podemos ver a las Antiguas Enseñanzas como una posible auténtica fuente de verdad. Por desgracia, vivimos en una época muy supersticiosa. La así llamada "época de la ilustración" una frase que sin duda apela a la egoidad del hombre, es más apropiadamente descrita por las Antiguas Enseñanzas como el "Kali Yuga", la época de la oscuridad, o en terminología Católica, "los últimos días". Esto nos lleva a dos de las más poderosas supersticiones que aceptamos -en realidad ellas podrían llamarse los "dogmas" de la modernidad-, a saber, la evolución y el progreso. La mayor parte de nosotros está convencido de que la humanidad ha evolucionado a lo largo de los siglos y de que continúa evolucionando con cada generación. ¿No consideramos a nuestros antepasados un tanto "primitivos", "retrasados" y "supersticiosos"? La misma palabra "supersticioso" nos hace pensar en un campesino medieval Europeo rezando su rosario ante una milagrosa reliquia de Nuestra Señora, o en un brahmán hindú negando a los intocables el acceso a los recintos del templo. La última persona que pensaríamos que es supersticiosa es un profesor de Harvard o un eminente científico.....

[Rama P.Coomaraswamy.

ANTIGUAS CREENCIAS O MODERNAS SUPERSTICIONES.
LA BUSQUEDA DE LA AUTENTICIDAD]

Josef-ana dijo...

Queridos blogeros.
Dejo una dirección de página Web que gracias a Dios me da la oportunidad de tener tiempo para haberla hallado y leerla.
No soy persona culta, solo voy tras unos indicios; me cuesta leer y comprender, tengo cierto grado de dislexia y un "tic" interno, y afortunadamente estas trabas las estoy ubicando, no como procedentes del Principio, sino como relacionadas con la caida del hombre; dándome así un margen de separación en la medida en que mi vista se enfoca hacia el Principio, ganando así en libertad.
Para ello es necesario ver las propias fallas y limitaciones, para que así haya cuanto menos cosas que impidan el proceso.
Soy consciente de que a mayores dificultades mayores saltos cualitativos se producen, y que no hay que obtinarse con nada ni con nadie.
Si alguien, al leer mis escritos algo no entendiere, lo que acabo de decir puede ser una explicación de ello, que esté viendo mis obstinaciones.
A veces pienso que arreglado estaría el mundo si fuera como yo, y en cambio otras me dan ganas de a cada minuto poder contar y trasmitir lo que no hay forma de poder hacer.
Gracias a la escuela de Peter Yang he podido tener acceso a la Puerta del Sol, a Oriente. Ahora que valoro mi independencia respecto a él, me considero afortunada por estas mismas dos circunstancias, me siento libre y en disposición de ver en el Catolicismo algo más que una religión en decadencia, me doy cuenta y toma explendor lo que antes estaba arrugado y en desuso.
Insisto que graciqas a Dios dispongo de todo el tiempo laboral para poder entrar en la Red y como a través de una mano que me guia ir descubriendo Verbo trasmitido.
Ese cariñito familiar es verdaderamente lo que se necesita y es muy grande llegar a ello. Es como la base para el altar, para dirigirse a Dios.
Estoy convencida de que mi separación con el grupo de cariñito familiar guarda algún hecho providencial en si mismo, y que todo lo que hago y como lo hago pasa a su través, ha formado cuerpo con mi persona ya
Ana

http://www.euskalnet.net/graal/rama1.htm

Anónimo dijo...

¡Hola família! Esta semana ha sido muy intensa por las fiestas patronales de San Antonio. En la Puebla se viven muy intensamente, entre demonios, S. Antonio, cabezudos y Fogatas, hacen que todo el pueblo viva de verdad las fiestas, yo también las he vivido y de verdad hay que verlo para creerlo...
Os deseo a todos una buena semana, que la Palabra de Dios, sea como un bálsamo que cure todas nuestras inperfecciones.
Un abrazo. FRANCISCA

3ª LECTURA: Lc 1, 1-4.14-21
Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra, he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.
Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu y su fama se extendió por toda la región. Iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.
Vino a Nazaret, donde se había criado, entró, según su costumbre, en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías, desenrolló el volumen y halló el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos ,para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Enrolló el volumen, lo devolvió al ministro y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura que acabáis de oír se ha cumplido hoy.»

COMENTARIO: “Esta Escritura que acabáis de oír se ha cumplido hoy” La Escritura, es una palabra que se cree y se cumple. Supone que el Dios lejano se está manifestando presente cuando se le proclama.
Así contemplamos a Jesús lleno del Espíritu, que inicia un cambio de dirección, anunciando algo nuevo. Desde entonces los grandes protagonistas serán: los pobres, los ciegos, los oprimidos, los encarcelados…Es la novedad de Jesús, que provoca un verdadero impacto en las gentes sencillas y será con ellas que empezará su misión.
Ya desde el principio, la gran preocupación de Jesús, es el sufrimiento de los más desgraciados. Así le veremos acercarse a los pecadores y enfermos para liberarlos de sus sufrimientos, su gran deseo es aliviar las penas de los que más sufren. Esto en aquella cultura era algo sorprendente que nunca se había visto.
Actualmente, Jesús llama para que muchos sigan su misma misión. ¿Acaso no somos nosotros los llamados a aliviar sufrimientos? Nos quejamos que en el mundo hay muchos problemas que causan malestar. ¿Seríamos quizá nosotros que los podríamos solucionar? Para Jesús, el gran pecado es causar sufrimiento a las personas o ser indiferente ante el. ¿Te animas a trabajar en esta misión?

ORACIÓN: Nos encanta Señor, la misión de quitar sufrimiento y aliviar penas. Puedes contar con nosotros ya que con tu Espíritu haremos más agradable la vida de los que convivimos, poniendo de nuestra parte esfuerzo e ilusión. Gracias Señor por tanta confianza.





Esto no se había visto nunca, siempre los grandes y poderosos eran los que triunfaban, ahora resulta que es alreves. Es la novedad de Jesús, que empieza su misión lleno del Espíritu, y es el Espíritu que es el Amor, que quie

levantando a nuestros hermanos los hombres y para dejarnos levantar por ellos.
Me ha enviado para dar buena noticia a los pobres y poner esperanza a los que sufren. Evangelizar, liberar por la Palabra, quedan definidos,

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Querida Ana:

Hace años que oí una frase que me gustó y que repito muchas veces en situaciones como la que tú planteas. La frase es: "Cada uno tiene su cruz y el que no la saca a la calle es porque ya no puede con ella".
Cada uno de nosotros tenemos nuestras limitaciones, nuestros "handicaps" -como dicen en inglés refiriéndose a la categoría en el golf-, nuestros puntos débiles. Como tú bien dices, verlos es ya tener dado un paso y valorar dónde estamos a pesar de nuestros límites, también nos ayuda a caminar.
También estoy de acuerdo contigo en que cada uno de nuestros handicaps, cada una de nuestras limitaciones, cada una de nuestras circunstancias nos empujan en la dirección adecuada y siempre hay fuerzas, siempre hay capacidades, siempre hay esperanza para salir de los atolladeros en los que nos metemos viviendo.
Si ahora te sientes lejana de Peter y del taichi, puedo decirte por mi experiencia que te da una distancia que te hace madurar, especialmente por lo duro que resulta. Si te sientes lejana del grupo del "cariñito familiar" -como tú dices-, seguro que será para que veas más claro y con más penetración.
Quizás he tenido mucha suerte en mi vida, pero jamás he pensado que la vida se había aliado contra mí. Esa es una de las cosas que intento transmitir en clase, en consulta y a cada paso que doy: sé con plena seguridad que estamos aquí para salir triunfantes.
Hasta la fecha nadie ha podido demostrarme lo contrario.
Saludos cariñosos

Josef-ana dijo...

Lo más duro de la vida se convierte en puro manjar y lo mas humano y bonito en esteril sequía.
Que la vida muestre las mayores dificultades es su deber para quien goza de la posibilidad de surcarla.
Hay un destape impúdico en la ya necesidad en el orden sentimental de tener que explicarse las cosas.
La sentimentalidad es impúdica, hiere lo espiritual.
No hago las cosas por amor, es el amor el que viene a mi al hacer las cosas.
¿Acaso el amor puede ser sentido? ¿Con qué?
Es el juego colectivo que ya no perdona nada ni a nadie.
Hay un pábilo indicador de que la vela se consume, de que está prendida; no hay ningún otro hecho sensible de que la vida es vivida, el sentido del sinsentido es (+) x (-) = (-); es una creciente, si, pero decrescendo, un diminuendo. Por eso lo menos del sinsentido es (-) x (-) = (+), esta es la cuestión, no es numérico, no es de personas con "valor añadido", nada de eso es real. El héroe se esconde tras la apariencia y solo ariesga a mostrarse ante la adversa verdad y con sus brazos cuan trueno y rayo mantiene a raya al ímpetu celestial que le otorga sus parabienes. Quedan las doncellas así libres y entregadas a sustentar el alma de la tierra que un dia el Divino Ser visitará

Manuela dijo...

Hola a todos

Quiesiera escribir que las comentarios de ANA son muy valiosas y ayudan --quien quiere -otras personas. De mi parte es asi.
Aunque no lo entiendo todo, pero detras de las palabras tu puedes sentir... Gracias por las pinceladas de Ana y Andres. Muy vivido y real!!!!

pandora dijo...

yo en cambio creo que lo que todos necesitamos es calmar la mante que da vueltas y más vueltas buscando dar razón de las cosas...cuando la esencia de la vida no tiene explicación lógica alguna.

Escribimos muchas veces por necesidad de descarga, de vaciar la mente apretada; y va bien hacerlo, es una buena terapia, el texto sale inconexo, mezclado, disperso, no se acaba de entender bien, pero palpita. Palpita la vida que quiere salir,ordenarse, respirar, y es a lo que se refiere Manuela.

Con el tiempo los textos se van aclarando, si hay un trabajo paralelo de terapia personal, sino se convierte en un hábito, un estilo, el escribir así y la madeja no llega a ser ovillo....para poder tejernos un vestido a nuestra medida.

En fin, yo opino así.

Isabel Moreno

Josef-ana dijo...

En la Sagrada Familia hay una "conjunción" y porta un significado íntimo para los católicos en especial.
Ese sentido íntimo es del vivir de cada dia y aporta consistencia y coherencia.
Al acordarme de ellos los tengo que "vestir", y a José le encuentro lo normal de desamanecho de un hombre íntegro de la tierra, sin explicarse asi mismo para nada, alcanzando su vista lo que alcanza el tamaño familiar. Es un anónimo para el mundo y su belleza no la esconde porque pasa desapercibida dentro del lugar que ubica en su mundo. Maria, lo mismo, desposada con José aún siendo niña, creció puertas adentro de un hogar que ella misma pasaría a recibir y formar.Y la vida la puso a prueba, bien pronto, cuando tuvo que aprender a callar y a orar sabiendo lo que de ella se esperaba. y viendo a José con su cabeza de hombre cavilar en asunto tan serio. ¿Que no podría María notar la cercanía de José, que su decisión sobrepasaba lo establecido por la ley?
¿Cómo la mano del Señor supo acertar? La respuesta no puede ser otra que la Inocencia manifiesta de Maria

Anónimo dijo...

Pandora
Gracias por tu comentario
Me parece muy acertado todo lo que dices.
Durante un tiempo y respaldado con una buena terapia puede ser util, pero si lo alargamos demasiado en el tiempo se convierte en una espiral de nuestra mente que nos atrapa de tanto rizar el rizo.

Josef-ana dijo...

Este comentario está hecho antes de haber leido el tuyo,Pandora.
No entro en los tejemanejes de la mente, me mantengo al margen aunque haya quien sea incapaz de comprenderlo. El que sabe no habla, el que habla no sabe.
No pretendo tejer a mi medida, aunque hay una norma general también en esto. No es en si interesante.
El TTK habla de abrazo al único, va por ahí, no de palabras solamente. Y no puedo decir lo que no entra ni puede entrar en la palabra. En cada acto de este tipo se implica el todo. Yo no puedo asegurar nada, pero sigo adelante, no hay razones para ello que sean exclusivas. La vida va mostrando y en lo que hay identidad el ünico se manifiesta.

Anónimo dijo...

Vamos a ver Ana
Primero si te fijas el comentario anterior al tuyo no es de Pandora sino de alguien que esta de acuerdo con ella. Segundo Cuando alguien escribe tiene que saber que a unos les parecerá bien a otros les será indiferente y otros estarán de acuerdo en parte.
Tercero es mi opinión: creo que tu misma has desatado esta serie de comentarios al decir:"Si alguien, al leer mis escritos algo no entendiere, lo que acabo de decir puede ser una explicación de ello, que esté viendo mis obstinaciones".
Para mi en particular hay trozos que entiendo y suscribo pero hay otros que una de dos ó es filosofía pura y yo tengo muy poquitas luces, soy una mas del montón ó realmente te pierdes en razonamientos, buscando tres pies al gato.
No acabo de entender como después de tantos años de “dicho hecho” de “Wu Wei” de “una Idea realizada vida maravillada” hace falta tanta palabra.
No te enfades tanto ante una critica, agradécela y haz lo tengas que hacer.
Con cariño Mª Amparo

Josef-ana dijo...

Mª Amparo, ojos que te ven¡
Muy bien has dicho.
Gracias por tu aportación.
Como el Padre Peter refiere, no hay que quedarse en la palabra hablada, hay que ir más allá.
Por otra parte, cuando se usan frases simbólicas, hay que ver siempre en que sentido se usan y con cual de sus variados significados.
El número tampoco importa.
No hablo para decir nada sobre mí, mas allá de los estados mentales, no hay individualidad, solo puede haber un solo corazón y un mismo espíritu. Eso mismo está más allá de las religiones, pero no se llega a ello a través del sincretismo, sino a través de la religión pura; empieza a notarse aquí dentro del taichí lo que Peter con su postura tan claramente denunciaba, antes, porque no ocurre así ahora, ha habido una especie de concilio "Vaticano II" dentro del Taichí,y, empieza a tener iguales síntomas que la Iglesia desde entonces: Pérdida de autenticidad
El que no hable referido a mí no significa que no pueda y deba tener mis posicionamientos.
Con que haya solo una persona que se refiera a mí y me conteste, seguiré hablando, en caso contrario, pararé

maribel dijo...

¡Hola Mª Amparo!: No se si te conozco, pero de todas formas ¡Bienvenida al blog!

No he tenido suficente tiempo para leer todos los comentarios de esta semana, pero... os digo que a mi me fué muy bien escribir, por recomendación de mi director espiritual de aquel momento. Al tener que dejar mi profesión, después de 30 años trabajando como enfermera, por mi enfermedad de los ojos.
Empecé a escribir y escribir sin parar cartas a Dios... y fuí sacando y sacando hasta que ya no lo necesité. Duró varios años y así entró mi afición a la escritura.

Ahora escibo por obediencia, ya hace años que Peter me lo pide y así vamos todos enriqueciendonos unos a otros.

Por cierto: Estudiar el c. V del Tao te king, es lo que ahora nos pide el padre Yang. Intentar comprender estas 5 palabras que salen en el capitulo: CIELO,TIERRA, CENTRO, PERROS DE PAJA Y FUELLE.

Bueno, queridos amigos-as esta es MI EXPERIENCIA.

Un abrazo y juntos todos orando en LA COMUNION DE LOS SANTOS

Maribel

Anónimo dijo...

Hola Maribel: Muchas gracias Maribel por tus observaciones.
Si que nos conocemos hace años estuve con mi mama en Barcelona en una celebración del Peter y Joaquín(creo que se llama así tu marido) y tu, fuisteis muy amables con nosotras de hecho nos llevasteis al restaurante donde comimos. Te estoy muy agradecida por ello. También hemos coincidido en alguna convivencia. Suelo leer el blog tiene mucho merito lo que estas haciendo, te felicito por ello. No escribo en el blog pues a mi por el contrario me cuesta encontrar las palabras.
Aquí donde vivo en el centro que tienen los jesuitas hay ó había cursos de fin de semana que consisten en esto en escribir lo te sale, lo que sientes sin pensar y estoy segura que es una buena terapia. Por lo menos eso afirman algunas amigas que lo han hecho.
A veces las cosas no son malas ni buenas en si mismas depende del uso que les demos Esto bien utilizado como tu dices puede ser buenísimo para sacar, vaciar… para resituarse pero corremos el peligro de generar mas y mas bla, bla, bla de darle la vueltas a las cosas que son como son y ya esta. Hay que tener cuidado y no perder el contacto con la tierra. Lo que estoy escribiendo es una opinión generalizada sobre la conveniencia de escribir o no, hasta que punto puede ser util, y hasta que punto nos puede alejar mas de nuestra realidad. En fin las opiniones ya sabeis…
Un abrazo a todos/as Mª Amparo.

Anónimo dijo...

Hola Ana: Es verdad que ultimamente no me dejo ver, pero estoy aquí.
Realmente eres rapida escribiendo a mi cuesta encontrarlas palabras, poner un poco de orden en lo que quiero expresar.
Como muy bien dices nunca has escrito sobre ti misma por eso, por respeto y porque me parece muy acertada esta postura parte de lo que me gustaria decirte lo escribire a tu e-mail(dentro de unos dias.)
Me parece muy bien que sigas escribiendo, cuanto mas opiniones, comentarios… mas riqueza. Ademas nadie te dice que no lo hagas.
En cuanto a lo del tai chi es verdad que si que ha habido un cambio de rumbo, pero es que una familia es un ser vivo y como tal va evolucionando. De lo de ahora no puedo hablar pues solo conozco los titulos cariñito familiar, San José… no se mas…
Como ves no puedo dar una opinion sobre el cambio, sin embargo recuerdo con cariño lo compartido, lo aprendido, haces años y doy las gracias a Peter y a todos vosotros por ello. De todas formas ni antes todo era guai ni ahora es todo no guai (no encuentro la palabra). Te pido disculpas y me despido con cariño Mª Amparo.
Quizas solo se trate de:
“abrazar la multiplicidad en la paz y la unidad” de esto todavía me acuerdo. Besos.

Anónimo dijo...

Hola Mª Amparo. Quizá sea hablar por hablar, esto, ya no tengo punrto fijo, y no sé escribir algo sin la sensación de brevedad y momentaneidad. Si, me enfado mucho y me monto historias con esto.
Como decia Peter, detrás de las apariencias está la verdad.
Me alegra que hayas aparecido en esta ventana de Maribel.Y me alegra que yo te haya dado motivos para que así fuera.
Recibe mi enhorabuena
Ana

Manuela dijo...

Hola Amparo!!!
Nosotros conocemos!!!!
Quisiera saludarte desde el invierno alemana hasta Valencia soleada--supongo?
Hemos pasado algunas dias buenos-por lo menos para mi- en Segovia .
Paseando y disfrutando ese bellissima claustro.
Saludos Amparo
Manuela

Anónimo dijo...

Hola Manuela:
Tambien recuerdo con mucho cariño la convivencia de Segovia
y el ratito tan agradable que pasamos al sol contemplando la vista panoramica que de la ciudad
se ve desde San Juan de la Cruz.Aqui tambien hace mucho frio no tanto como ahi pero a mi me parece mucho
He intentado escribrir a tu Email pero me devuelven los correos.Un abrazo Mª Amparo

Manuela dijo...

Hola Amparo

algunas veces mi correo es ocupado con mensajes. Lo siento
Saludo de Manuela