lunes, noviembre 16, 2009

Testimonio de Aguascaliente (México)

















TESTIMONIOS DE AGUASCALIENTE (MEXICO)

Nuestras compañeras de México, nos envían testimonios sobre sus experiencias del Taichi.

Felicito a Yolanda Villanueva, la monitora de este grupo, por los frutos obtenidos.


Testimonios Centro de Atención Integral de la Mujer. 20 de agosto de 2009.

Monitora: Yolanda Villanueva


A mí el tai chi me ha ayudado a conocerme, a aprender a escuchar, aunque aún me cuesta trabajo porque hablo mucho, a liberar tensiones, incluso dolores musculares, a tomar conciencia del presente, soltar el pasado y no preocuparme por el futuro y dejarlo en manos de Dios, a pedirle fe. Saber que es muy importante tener calma para que el corazón materno esté sereno, a buscar la paz para tener armonía en la familia y en mi entorno. Me gustó aprender a respirar y a tomar en cuenta la naturaleza. Virginia.


El tai chi me sirvió para darme cuentea de que hay que vivir cada momento y cada segundo y hay que estar siempre arraigadas a la tierra. Me sirvió para ser más paciente y recibir todo lo que venta, y también me sirvió para tranquilizarme y a que siempre hay que esquivar. También me sirvió mucho el balanceo. Delfina.


A mí me sirvieron las clases de tai chi para relajarme mucho aunque al principio se me hacía muy aburrido. Lo que me gustó fue relajarme, respirar y cerrar los ojos. Me ayudó mucho porque yo venía con mucho estrés y por lo mismo lloraba mucho mi hijo. También me llevo los ejercicios que hacíamos, como mover el culo y los automasajes. Las canciones que cantamos. Esto me sirvió mucho porque lo puedo practicar en casa cuando me siento mal o ¿por qué no? Practicarlo todos los días. Yoya.


Pues yo me llevo una muy buena experiencia de todo el plantel y el programa de CAIM. De tu clase, Yola, me enseñaste a encontrarme a mí misma, a darme cuenta de que tengo que revisarme a mí misma, a estar tranquila, y siempre estar arraigada y haciendo esto voy a transmitir paz y tranquilidad a mi familia…. gracias porque me cayera el veinte de muchas cosas, por enseñarme a que hay que tomar lo bueno, lo malo hay que dejarlo ir… Hoy se que soy mejor persona que ayer… Elizabeth.


A mí me sirvió porque me ayuda demasiado a relajarme, siempre que tenía esta clase la verdad todo el día me la pasaba más tranquila, el respirar, bueno, a mí me gustaba más acostada, se encuentra uno consigo misma. Está muy padre, qué bueno que existe esta clase de tai chi porque con la vida tan ajetreada que a veces uno lleva no se permite uno estos momentos de tranquilidad. Angélica.


Para mí las clases fueron de lo mejor, me enseñaron a respirar, a entender que cuando hay problemas, angustias y preocupaciones se pueden superar a base de tranquilidad o bien practicando el autocalentamiento se vislumbran de manera diferente. Me encantó el balanceo, el arraigo y sobre todo las reflexiones, los ejercicios del tai chi. Lety.


Me sentí muy contenta pero en ocasiones me sentía muy deprimida, pero con las clases de tai chi sentía que en ese momento se me olvidaba todo y me sirvió mucho porque me ayudaba a practicar los ejercicios con mis hijos, y con las canciones, como la Foca Ramona, y bueno, a seguir adelante. Fue algo nuevo que nunca había aprendido, fue algo muy bonito. Los movimientos que hacíamos me relajaban mucho. También cuando hacíamos el masaje y tener más corazón materno. Casandra.


El primer día me pareció muy bien, me di cuenta de que es una clase para relajarte, para cuidar mi salud, para cuidar todo. Mi padre aunque era de poca escuela, sin saber tai chi muchas cosas las hacía y nosotros a veces le decíamos que era incorrecto sentarse como él lo hacía, y ahora ya sé cuánta razón tenía él. Hasta para morir, en sus últimos días, siempre respiró como tú dices, Yola. Los doctores se sorprendieron. Y yo me encuentro a veces muy mal con problemas, y me acuerdo de mi padre, de la tranquilidad con que vivió, y yo creo que a lo mejor ya es de herencia, a veces saco lo de él. En ocasiones quise no seguir en este curso porque me encontré con dificultades muy absurdas, pero ahora que terminé creo que soy bien luchona y nadie me puede ganar porque hay que demostrarme a mí misma que puedo. Graciela.


Yo me enseñé a respirar. Porque era una persona muy callada y me ayudó mucho para saber enfrentar las cosas y saber sobrellevar a mi familia. [El ejercicio] del to-ma-te me ayudó mucho a enfrentar las cosas, pues yo no podía enfrentar la realidad. Y me ayudó mucho también la oración de Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene nada le falte. Me ayudó mucho también el tai chi… Silvia.


El tai chi me sirvió mucho ya que me relajé mucho y comprendí que siempre me merezco tener tiempo para mí, que al momento de relajarme mi cuerpo se llena de mucha paz. Los movimientos son de lo más extraordinario, ya que se maneja mucho la coordinación, concentración y respiración. Realmente no conocía nada de tai chi, y cuando tú nos lo enseñaste, me emocioné porque a través de tus enseñanzas se valora todo y se comprende el por qué de cada uno de los movimientos y el manejo de la energía. La frase que más me gustó fue: Por el pasado, gracias Señor; por el presente Sí Señor; y por el futuro Fe en Ti Señor. Maribel.


Lo que más me gustó del tai chi fue que me enseñó a pensar antes de actuar, a esquivar los problemas y tener bien puestos los pies en la tierra, aceptar las cosas como son y aprendí a respirar como debe ser y cuando pase algo no culpar a los demás sino debo decir primero yo y después yo. Todo me gustó, del automasaje, [aprendí] a ser más paciente y relajada. Celia.


[El tai chi] Me dejó: saber que los problemas los debo aceptar y superarlos con tranquilidad, que por algo vivimos las felicidades y las dificultades, y que todo lo que nos pasa tiene un fin. Para fortalecerme a mí me ayudó la plática, porque aprendí a ser yo y preocuparme por estar bien yo, y así se que mi hijo, que es lo que más quiero, va a estar tranquilo, y a darle amor y mucha seguridad. Carolina.


Lo que me llevo es una gran tranquilidad, porque me enseñé a explorar mi cuerpo, a sentirlo, a chiquearlo de alguna manera, a tener paciencia conmigo misma, con mis hijos, a relajarme, a respirar más apropiadamente, en fin, muchísimas cosas. Gracias a Yola y a lo que le enseña el Padre Peter. Lo que más me gustó fue la relajación y el tomate, donde sacábamos todo lo malo y traíamos. Al menos algo aprendí de las necesidades de las personas que más necesitan de nuestro amor, como los niños de los orfanatos. Diana.


Aprendí que con la respiración se va uno soltando el cuerpo para relajarte y poder meditar tranquilamente. No debe de pensar uno en nada, pero la mente trabaja demasiado. Cuando hacía pláticas con niños del orfanato yo la miraba a usted, Yola, la mirada de ternura, pero con mucha seguridad siempre. Los calentamientos que hacíamos, con el tomate, me ayudaba a sacar el estrés, y ya en el tai chi recuerdo que usted decía que si teníamos algún problema, lo mejor era esquivar, ya fuera palabras u otra cosa. Raquel.


Fue una experiencia nueva que me sirvió muchísimo corporal y mentalmente. La respiración, los ejercicios. Muchas gracias. Esperanza.


Francamente este tipo de clases nunca me han gustado (me refiero a las de relajación), pero sí me llevo algo que me está sirviendo bastante, el saberme controlar y esquivar los problemas. Tania.


La meditación me costaba algo de trabajo, pero por respeto guardaba silencio. Por otra parte los bailes, me gustaba mucho, me relajaba y a la vez me divertía con mis compañeras. Xóchitl.


Me sentí muy bien en las sesiones, pues me sirvieron para relajarme y no estar tan estresada. Aprendí a respirar, a encontrar tranquilidad, pues a mí me costaba trabajo estar tranquila, siempre estaba pensando en otras cosas. Irma.


Me llevo la enseñanza para poder trabajar en mí misma, para saber estar tranquila, para sacar todo lo malo y negativo, para respirar profundamente y llenar todo mi cuerpo de paz. Valeria.


Me llevo mucha reflexión con las frases que nos decía. Me enseñó a ser paciente con los ejercicios de tai chi, a ser firme en las decisiones que toma uno en la vida, a tener más arraigo en la tierra. Y a ver que la vivencia no nos lleva nada bueno, que saber escuchar es mejor que gritar. Me gustó el balanceo o yin yang, me enseñó a esquivar y dejar pasar los problemas o los trancazos y actuar en el momento adecuado. Verónica.


El tai chi me sirvió para aprender a respirar, estar tranquila. Saber que el hacer un poco de ejercicio ayuda a todo el cuerpo, me relaja y hace sentir mejor. Gracias, Yola, porque también aprendí canciones para compartir con mi familia. Guillermina.


Me ayudó a comprender que debo estar relajada, dedicarme tiempo a mí y cómo puedo mantener a mi hija tranquila, a estar bien para que ella también lo esté. A ser tranquila cuando haya tormenta. La maestra es super buena onda. Nancy.


Yo con lo que me quedo es a relajarme con la respiración. Las frases se me olvidaron pero de todos modos cuando las escuché me gustaron Pero sé que primeramente Dios, y luego yo sólo yo. También aprendí a sacar corajes gritando A E I O U, aunque casi no lo hacía pero de todos modos me llevo un poco de todo. Ana.


Con el tai chi me relajaba muy bien, cuando cerrábamos los ojos con mucha concentración me sentía muy bien. También me gustó mucho el Bugui bugui y también La Foca Ramona y el de la Cigüeña y las explicaciones. También el autocalentamiento del tomate y la frase de Nada me falta, de santa Teres. De un lugar a otro o balanceo. Silvia.


Las clases de tai chi me sirvieron para poner a prueba todo lo que para mí eran obstáculos que no podía pasar, con las relajaciones, con los movimientos para esquivar a las personas y cosas negativas. Me sirvieron para poder escuchar y que me escuchen sin gritos, alteraciones o problemas que eran de nunca acabar. Dejo todo lo malo que me obstaculizaba para poder estar en paz conmigo misma. Ana Lilia.


Bueno, en teoría se oye muy bonito y los pasos para la relajación, pero para llevarlo a la práctica en la vida cotidiana me es tan difícil, tal vez porque por naturaleza soy rebelde y no puedo aceptar, por ejemplo, eso de que si te pisan es porque estás abajo, eso no justifica a la otra parte. En cuanto a los ejercicios que hacíamos afuera sí me esestresaban, más sí sentía que sacudía las emociones. Tal vez la etapa que estoy viviendo no es la más apropiada para poder aprovechar esto tan bueno. La frase de la semana era buenísima. Aprendí a valorar el aire que respiro, el sol, tantas cosas que ya había dejado de apreciar, y a aprovechar el tiempo con la gente que quiero. Juana.


19 comentarios:

maribel dijo...

El último comentario sobre la ILUMINACION, de la semana pasada, me ha llamado la atención. Debe estar hecha por algún matemático o similar. He tenido que reflexionar y he llegado a la conclusión, que si todo es LUZ, luego no hay iluminación.

¿Qué opináis vosotros?

Que tengáis buena semana

Anónimo dijo...

ciertamente todo es luz
no iluminación no existe

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Hola, Yolanda!!
Hola a todos los de la familia taichista mexicana!!

Muchas gracias por esta entrada. De verdad es una alegría que las personas se expresen y aún lo es más si se expresan positivamente. Creo que sois muy valientes al haber tomado la decisión de abrir un lugar de silencio y calma donde ayudar a las personas a recuperar el instinto vital. Creo que esto es sólo el principio y estoy seguro de que vuestra labor dará frutos amplios y abundantes, para satisfacción vuestra y también nuestra.
Saludos cordiales y enhorabuena
Andrés

Anónimo dijo...

EXAMEN ANTE EL TESTIGO DE LA VERDAD

Dentro del proceso en el que se va a decidir la ejecución de Jesús, el evangelio de Juan ofrece un sorprendente diálogo privado entre Pilato, representante del imperio más poderoso de la Tierra y Jesús, un reo maniatado que se presenta como testigo de la verdad.
Precisamente, Pilato quiere, al parecer, saber la verdad que se encierra en aquel extraño personaje que tiene ante su trono:«¿Eres tú el rey de los judíos?» Jesús va a responder exponiendo su verdad en dos afirmaciones fundamentales, muy queridas al evangelista Juan.
«Mi reino no es de este mundo».Jesús no es rey al estilo que Pilato puede imaginar. No pretende ocupar el trono de Israel ni disputar a Tiberio su poder imperial. Jesús no pertenece a ese sistema en el que se mueve el prefecto de Roma, sostenido por la injusticia y la mentira. No se apoya en la fuerza de las armas. Tiene un fundamento completamente diferente. Su realeza proviene del amor de Dios al mundo.
Pero añade a continuación algo muy importante: «Soy rey...y he venido al mundo para ser testigo de la verdad» Es en este mundo donde quiere ejercer su realeza, pero de una forma sorprendente. No viene a gobernar como Tiberio sino a ser «testigo de la verdad» introduciendo el amor y la justicia de Dios en la historia humana.
Esta verdad que Jesús trae consigo no es una doctrina teórica. Es una llamada que puede transformar la vida de las personas. Lo había dicho Jesús:«Si os mantenéis fieles a mi Palabra...conoceréis la verdad y la verdad os hará libres». Ser fieles al Evangelio de Jesús es una experiencia única pues lleva a conocer una verdad liberadora, capaz de hacer nuestra vida más humana.
Jesucristo es la única verdad de la que nos está permitido vivir a los cristianos. ¿No necesitamos en la Iglesia de Jesús hacer un examen de conciencia colectivo ante el "Testigo de la Verdad"? ¿Atrevernos a discernir con humildad qué hay de verdad y qué hay de mentira en nuestro seguimiento a Jesús? ¿Dónde hay verdad liberadora y dónde mentira que nos esclaviza? ¿No necesitamos dar pasos hacia mayores niveles de verdad humana y evangélica en nuestras vidas, nuestras comunidades y nuestras instituciones?

José Antonio Pagola
Cristo Rey ( B )
Juan 18, 33-37

Anónimo dijo...

Quiero apoyar a Andres en sus afirmaciones.
No soy taichista mexicana, ni he leido todos, empecé los primeros y después el último, parecen muy frescos, como quien es capaz de intercambiar calorcito con facilidad.
Ojalá yo que llevo mucho en esto tuviera esa afinidad que teneis.
El taichí también me ha servido, pero en otras circunstancias y de otra manera que a vosotras. Parece que lo de Méjico ha caido en buena tierra y con buena simiente.
Que seais sal del mundo

pandora dijo...

Leyendo los escritos desde México me emociona notar el saboreo de lo nuevo en ellos..., aquel descubrimiento de ALGO que poco a poco te va nutriendo y ayudando a estar mejor contigo misma y el mundo.
La sinceridad con que se expresan es muy propia del Alma, y a la vez muy del carácter abierto y natural de los sudamericanos, cosa que agradezco.
Me traen sensaciones de los "primeros pasos" en un Camino eterno y singular, arriesgado por único.
Este escrito transmite la pureza del corazón, su latido.
A todos, muchas gracias por compartirlo.
Un fuerte abrazo y para cuando vengáis os canto unas rancheras.

Isabel Moreno

Anónimo dijo...

Los comentarios de las taichistas de Mexico son una alegría. Da gusto leerlos.
Desde Barcelona, enhorabuena por la labor realizada y espero que siga aumentando la gente que disfruta con el tai chi.
Abrazos a todos y en especial a Yolanda.

maribel dijo...

Es una pena, que los que felicitan a las mexicanas, sobre todo a Yolanda, no se identifiquen. Ellas estarían muy contentas, muy contentas.

Maribel

Anónimo dijo...

Yo las he felicitado en un comentario anterior porque al ver el comentario de Andrés me sirvió para profundizar y ver que detrás hay una asociación que va a la atención integral de la mujer, y es la mujer la que se asocia para atender a lo que una mujer en general necesita hoy dia.
También se nota una gran participación, lo cual solo quiere decir que interesa lo que se ofrece, que viene bien.
Como también comenté, me llama la atención la frescura, también puede llamarse inocencia. Noto un vuelco hacia ello que aquí no conozco, aquí solo pienso en gente concreta, individual, en cambio este escrito me enseña un nombre de cada cual, y una frasecita sencilla y muy demostrativa. Hay una corriente dentro del grupo, lo que antes llamaba frescor. y todavía me llama más la atención, porque ocurre en un grupo relativamente nuevo; cuando lo que acostunro a entender es una coherencia de grupo cuando lleva un largo rodamiento en esto del taichi.
Lugares distintos, así y todo es muy significativo y hay en ello un talante especial.
Ahora me voy a presentar, me llamo Ana, conozco a Yolanda de hace unos años, y viví la época anterior, antes que apareciera la expresión "cariñito familiar". Y esto que sucede en Mejico también lo asocio a esta última etapa que esa expresión denomina.
Se pofría decir que es parajo al camino que lleva el Padre Peter, y al caracter que le imprime.
Me encuentro ciertamente ya no dentro, y por eso direis que no soy quien para opinar. Si es así realmente, dejaré de hacerlo.
No se si es cosa mia o no, por eso insisto, no abandono.
Diferencio como todo el mundo el cariñito familiar, y si alguien, con cariñito también, me puede explicar el por qué de estas cosas que han pasado, lo podré entender.
Lo del cariñito está muy bien, es gustoso, puede llegar a ser bastante sacrificado si cuaesta mucho mantenerlo, y exige unos mínimos de condiciones para que aflore, de convivencia, de educación,etc. Exige ser persona de buena voluntad, y yo añado que en determinadas circunstancias exige valentia.
Cuando los propios ideales, en el sentido más amplio de este término te hacen tomar decisiones que corren el riesgo de no ser entendidas, aquí solo funciona la valentía y la fe en uno mismo, Perdonar si os parece que no viene a cuento, he aprovechado la apertura que me ofrece esa frescua e inocencia, para desahogarme un poquito
Josef

Andrés Guerrero Serrano dijo...

Muy bien, Ana!!!

Gracias por tu aportación.
Hace ya días que tenía ganas de tratar este tema pero, sabiendo que tú también lo deseas, me animo aún más a tratarlo en próximas colaboraciones.

Creo que hay mucho que decir y creo que debemos decirlo: suave y cariñosamente, pero con toda la energía y la autoridad que nos da la experiencia.

¡Cuento contigo!

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Hola família! Esta semana contemplaremos a Jesucrist Rey del Universo. Ya sabemos que con Jesús ha llegado el Reino de Dios. Es un Reino que no tendrá fin porque está fundamentado sobre el Amor. Todos pertenecemos a este Reino formando una família Universal.. El ha venido a reconstruir a las personas, su Amor nos hace a todos grandes.
Un abrazo a todos. FRANCISCA

3ª LECTURA: Jn 18, 33-37
En aquellos tiempos, Pilato entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús y le dijo: «¿Eres tú el rey de los judíos?» Respondió Jesús: «¿Dices eso por tu cuenta, o es que otros te lo han dicho de mí?» Pilato respondió: «¿Es que yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?» Respondió Jesús: Mi Reino no es de este mundo.
Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí.
Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres rey?» Respondió Jesús: Sí, como dices, soy Rey.
Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad.
Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.»

COMENTARIO: “Eres tú el rey de los judíos? Los rasgos que caracterizan a Jesús, son muy distintos de los reyes de este mundo; cura, ama, disfruta de compartir con los amigos, defiende el débil, perdona a los pecadores…Estos hechos, tiene unas características que no tienen los reyes de este mundo. La gran diferencia está en que el ha venido a servir y no a ser servido. Es un rey que vive para los demás, pasando la vida haciendo el bien, a diferencia, de los reyes de la tierra, que tantas veces se enriquecen ellos, y dejan de lado a tantos pobres…Nuestro Rey ha introducido en el mundo la potencia que quita toda opresión.
¿Qué has hecho? Lo que ha hecho, es sembrar en un nivel más profundo que el del poder y la realeza de este mundo. Ha sembrado la semilla del “amor” en el corazón del hombre de todos los tiempos. Nos ha enseñado, a sembrar también a nosotros esta misma semilla, así como Él, nuestros privilegiados serán también; los más pequeños, los más débiles y enfermos, los más olvidados de la sociedad, para que con nuestra presencia y nuestra palabra sembremos en ellos la esperanza y las ganas de vivir…
“Mi reino no es de este mundo” Si oramos, quedan muy claros los valores de los dos reinos. ¿Qué valores vemos en nuestro mundo? del mundo viene la opresión, los celos, las envidias, la violencia...¿Que valores destacarías tú del reinado de Jesús?
“He venido a dar testimonio de la verdad” Lo que hace y dice Jesús, es la verdad. La verdad de su amor a lo más débil, a lo pequeño, a lo tierno, a lo pobre, es lo que le caracteriza, porque es el amor de Dios encarnado entre nosotros, que se manifiesta en cada hombre. También nosotros, siguiendo sus pasos e imitando su vida aprenderemos a vivir en la verdad. Así junto a Él construiremos un mundo más humano y más feliz.

ORACIÓN: Gracias Jesús, porque tu reinas sobre todos los humillados por la prepotencia, la injusticia, la opresión, la incomprensión… Gracias, por prepararnos un lugar en tu reino, en donde todos nos sentimos hermanos, hijos de un mismo Padre.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hablando de Jesús
Hay algo que nos puede unir con los pobres, con los desamparados....., y es no tener "plata". no tener nada ni nadie que proteja y cuide la propia dignidad cuando uno mismo no sabe o no puede o no le dejan.
Para el hombre caido, también pobre y también desamparado, es algo diferente, y Jesús espera de su parte un acercamiento, un reconocimiento suyo. Es pobre y desamparado y además alejado.
Matizo esto porque son dos condiciones muy distanciadas la una y la otra.
Y el mundo actualmente, el mundo alejado de ese Rey que es Jesús, es un mundo ajeno inconscientemente Él; Jesús hizo llamamiento para atraer a los pobres y desamparados y conscientes de ello.
Hoy dia la dificultad no es tanto en solucionar la pobreza, la carencia (que el mismo Dios lo decide así), sino en darse cuenta de ellas, haberlas las hay, de índole incalculable, y Jesús está solo en el lugar en que solo se le mira y se le ve desde ese posicionamiento que podríamos decir de "privilegiados"
Me voy a ir poniendo en las filas de los pobres y de los desamparados para por si acaso, y ver que les caracteriza, que les hace estar así, y todos los dias y a muchos momentos me acuerdo de los mas cercanos que puedan estarlo, o que están un poco camino de ello.
Ahora no me falta que comer y un techo, pero podría ser que pudiera un dia faltar, vemos muchos casos de ello en Las Escrituras. Nada hay asegurado mientras se está en este mundo y con Jesús, me gustaría poder decir que en estas cosas se acaban los sufrimientos, es vivir las cosas de otra manera, la solidaridad es desde fuera, lo otro es tan de verdad que no se le da nombre concreto, ni siquiera la caridad lo abarca, solo la mirada de Jesús, pero en realidad ahí no hay pobres

Josef dijo...

Buenos dias a los del cariñito familiar, buenos dias a los tradicionales taichistas, buenos dias a los religiosos, buenos dias a los de otra cultura-civilización si es están aquí asomados: Indios, chinos, musulmanes, africanos...
Hoy es un gran dia ¿No os parece?

Si Andrés, es muy necesario el hacer eso que dices, eso es aportación y hay toneladas, así que ánimo, ve directo, es necesario, se muy valiente, merece la pena, es el legado
Un abrazo muy fuerte
Ana Calvo
(Josef es el nombre que le he puesto a un ser que estaba formandosele el corazón primitivo cuando aborté)

Anónimo dijo...

La voz del Evangelio. Te habla José Antonio Pagola.
Aunque parece extraño, es raro encontrarse con personas que desean y que buscan sinceramente la verdad. Y la razón es muy sencilla, tenemos miedo a la verdad, ¿por qué?, porque intuimos que la verdad nos obligaría a cambiar.
A lo mejor me preguntas, pero, ¿qué es la verdad?, ¿dónde está?, ¿quién posee la verdad?. Son preguntas muy normales.
Lo primero que todos hemos de decir es que la verdad no es un fórmula, un dogma, la verdad no es tuya ni mía ni de nadie, la verdad plena, la verdad última de la vida, se nos escapa a todos.
Por eso, lo más acertado es siempre, adoptar una postura de búsqueda, de búsqueda humilde y sincera. Lo más importante es, vivir en verdad.
Y para vivir en verdad, no basta que recites el credo, no basta que leas libros y tengas muchos conocimientos. Aunque uno sepan muchas cosas, ¿qué saben todavía de la verdad?
El próximo domingo, Fiesta de Cristo Rey, escucharemos estas palabras de Jesús: "Todo el que es de la verdad escucha mi voz"
El que busca sinceramente la verdad, termina escuchando la voz de Jesús.
Sé sincero contigo mismo, contigo misma. ¿Buscas en tu vida la verdad?

Josef dijo...

Esas decisiones que se toman y más la vida de un ser, hacen mella. Nunca hay una justificación total, es imposible. Si se le coloca al hecho en su lugar, el más íntimo de una mujer, nunca lo podrá por ella misma negar, y por lo menos lo recogerá como un vacío real y vivido, como algo de ella que ha sido arrancado, nada más, pero nada menos.
Con esto quiero resaltar algo que le está muy vinculado e indisociablemente unido.
Hay gente conocedora muy a pleno de lo que se da en llamar sexualidad femenina, y dicen cosas realmente ciertas. Lo que nadie habla es del encuadre y del enmarque de eso, cuyo es la persona. Si nó, se podrían recomendar terapeúticamente como un instrumento más para la salud y el bienestar, físico? espiritual?,pero no es asunto manejable de ese calibre.
En esto sucede que el objeto del deseo se desconoce. Sobre ello circula una pseudomitología y son los jóvenos los primeros en recibirla por la forma y la via generalmente menos idónea. Pocos se salvarán del naufragio.
Aquí no hay excusas. Lo que se pierde no se recupera, y no hago en esto diferenciación en cuanto a hombre, mujer.
Si el hombre lo pierde, tampoco puede dárselo a la mujer en forma de bienestar completo. Antes o después dejará de ser un atributo de unión entre ambos.
Después de estar casí treinta años en estos temas laborales, cada vez veía a la mujer menos libre cuando dejaba en manos de los demás la decisión de instaurar método de no concepción, desvínculándose así de su persona esa faceta, y quedándose únicamente con su envoltorio, que sería meramente el cuerpo.
Hablo así en términos generales, cada caso puede tener sus particularidades propias.
Que no se entienda con esto que quito utilidad a los métodos anticoncepción; no hablo de eso porque es evidente. Hablo de lo otro de lo que nadie quiere tocar

Josef dijo...

Reseña al comentario anterior.
Cuando no había los medios anticonceptivos de ahora y con toda su difusión, la mujer tenía la sola posibilidad de desarrollarse en una faceta, y desde ahí habría otras facetas secundarias a ella. Por lo tanto, a lo que hubiera que llegar de realización personal, pasaba por aceptar lo mejor posible el papel de madre que conllevaba su situación, hasta donde pudiera.
Hoy día eso es mas opcional, hay mas posibilidades de elección, lo cual no implica mayor horizonte para elegir (la libertad de elegir está en el desarrollo como persona de ella misma). Antes era más facil seguir una senda y la persona encontraba su centro con mayor facilidad. Esto es lo que quería decir. Ahora hay una especie de cerrarse en torno a eso que se considera una adquisición, y que quien tiene ideales feministas se abandera en eso creyendo que solo beneficia. Añado que lo único que beneficia es lo que acerca a la mujer, al hombre, a su principio trascendental, y si estos métodos toman parte en eso, beneficiarán, si no, serán unos instrumentos sin directiva, al arbitrio de la intención de quien los produce o saca beneficio de ellos.

yolanda dijo...

Hola a todos,
Escribo desde México.

Aclaro que los testimonios de la semana pasada son del grupo que monitorea Yolanda Villanueva.

Yo soy Yolanda Padilla, la que vivió en Barcelona dos años.

Saludos a todos los taichistas de allá, de parte de los de acá.