lunes, junio 30, 2008

Condiciones para Llegar al Cariñito Familiar
















Celebrando el santo del padre Peter

Para llegar al cariñito familiar, hay unos requisitos que la Sagrada Familia nos enseña y que hemos de realizar.

Las condiciones principales son tres:

-1ª La Paz de Maria

-2ª Tranquilidad de José

-3ª Disciplina de Jesús.

Hemos de ser para ellos:

Amigos: Entre los amigos hay comunicación, se acostumbra a sentir lo mismo. La amistad es muy bella, ya dice el refrán:”El que encuentra un amigo, encuentra un tesoro”

Un ejemplo de amistad nos lo da la virgencita cuando, estando embarazada, va a cuidar a su prima Isabel también embarazada de Juan, teniendo una edad avanzada.

Alumnos: Viene de alumbrados, el que aprende. El objetivo del alumno es aprender y para aprender de la S. Familia, hay que tener muy claro que las cualidades son: Tranquilidad, paciencia, Paz, obediencia, humildad, mansedumbre….

Discípulos: Viene de disciplina, hay que obedecer para aprender, estudiar y realizar.”Buena idea realizada, vida maravillada. Jesús llama discípulos a los que le siguen. Peter nos dice que Jesús enseñaba y preparaba a los discípulos, no a los sacerdotes, obispos, cardenales ….

Compañeros: Cuando nos acompañamos mutuamente. No necesariamente se es amigo. Podemos ser compañeros de escuela, de trabajo, de viaje ect…..

Camaradas: Se tiene un mismo propósito.

En el cariñito familiar, todos estamos de acuerdo. “La convivencia perfecciona”, a cada uno lo suyo. No podemos pretender que sean los demás los que cambien.

Para nosotros José es mas cercano, como taoista tuvo que realizar lo 10 silencios, ya explicados en este blog, tuvo que caminar muchísimos kilómetros cuidando de Maria y Jesús, trabajar para mantenerlos a ambos y llegar a ser, chino-chano, “Don tranquilo”.

La Sagrada Familia vive con un solo corazón y un mismo Espíritu de Paz, si queremos ser como ellos, tenemos que realizar las condiciones y requisitos que ellos nos enseñan.

Sabemos que la receta que Peter nos da siempre es realizar (realidad concreta): “Fresquito-calorcito-gustito-justito-cariñito, dulce, suave, sereno, discreto y refinado” y todo junto es “Josefinado”.

“Buena idea realizada, vida maravillada” y así llegamos a VIVIR Y CAMINAR DE VERDAD.

El evangelio de Mateo 5, 20-26, que trata de la reconciliación familiar, nos habla de la diferencia entre perdón y reconciliación. El perdón viene de Dios, solo El perdona, en cambio reconciliación viene de nosotros, de uno mismo, primero me reconcilio conmigo y luego con los demás. Si no hay reconciliación no hay cariñito familiar.

El corazón Inmaculado de Maria es sin dilema, sabemos que dilema es dualidad, “por aquí y por allá”, y hemos de llegar al Uno, al cariñito familiar, reconciliados con todo.

El cariñito familiar es: personal, familiar y social y todo junto es el Corazón Inmaculado de Maria.

La virgencita es Reina de la Paz, y lo es porque es UNICA, Ella como buena madre no puede olvidar a sus hijos, que somos todos nosotros, puesto que nos la encomendó Jesús en la cruz a través del apóstol Juan.

Invocación: Maria, Reina de la Paz, ruega por nosotros y por el mundo entero.

____________________________________________________________________

SAN PEDRO Y SAN PABLO 2008

Ayer celebramos el santo del padre Peter en ambiente cariñito familiar. A la Misa han asistido muchas personas, en la comida hemos ido 22.

Peter al iniciar la Eucaristía empezó diciendo que está muy contento, muy contento, como lo va expresando muy a menudo.

Igual que en años anteriores habló de san Pedro y san Pablo y como novedad nos explicó la diferencia entre san Pedro, san Pablo y Judas.

Pedro negó a Jesús tres veces y lo hizo por cobardía, pero su corazón le amaba y por eso se arrepintió, llorando amargamente.

Pablo de tradición judía, con unos padres y antepasados eruditos y religiosos, negaba a Jesús. En su cabeza había dilema político y perseguía a los cristianos, hasta que se convirtió y se hizo apóstol de los gentiles, dando su vida por Cristo.

Judas era el que acarreaba con el dinero del grupo y vendió a Jesús por 30 monedas de plata. Prefirió el dinero. De ahí que Jesús dice que no se puede adorar a “dos señores”, se ha de escoger entre Dios o el dinero.

También dijo que Pedro, cuando le iban a crucificar, pidió morir boca abajo, ya que no se concebía digno de morir igual que Nuestro Señor, lo hizo por humildad.

Como ya es habitual nos habló del corazón Inmaculado de Maria, Reina de la Paz.

Luego le regalamos un cuadernillo con los escritos manifestando como hemos llegado al cariñito familiar; con fotos de la familia taichista y dibujos de nuestra compañera y camarada Isabel Moreno.

En la comida se ha repetido el cariñito familiar, todos muy contentos y felices. El tema de Peter ha sido preguntarnos en que momento el niño dice: “no mamá” El feto primero y luego el bebé en el seno materno, junto al corazón de su madre, en cada latido dice: “si mamá, si mamá, si mamá”, pero en el momento de cortarle el cordón umbilical, el bebé llora y entonces dice “no mamá” De ahí que nos tenemos que volver como niños, volver al origen, al corazón primitivo y decir de nuevo “ si, si, si mamá”

Después de cantar, brindar, bebernos los cupitos y cantando “Adiós con el corazón” nos hemos despedido quedando todos, como Peter, muy contentos, muy contentos.

Maribel



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mensaje 25 de junio de 2008


MENSAJE DE LA REINA DE LA PAZ, DEL DIA 25 DE JUNIO


¡Queridos hijos! También hoy con gran alegría en mi corazón
os invito a seguirme y escuchar mis mensajes. Sed portadores alegres
de paz y amor en este mundo sin paz. Yo estoy con vosotros y os bendigo a todos con Mi Hijo Jesús, el Rey de la Paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”.

Ana dijo...

Reposando en una rama del gran arbol de la Vida, quieta, atenta, por dentro y por fuera, consigo armonizarme, cuando lo necesito, cuando lo solicito. A veces todavia lloro cuando me acuerdo de que al tener hambre se me alimentaba, en cambio ahora he de mirar a mi alrededor para procurarme el alimento que antes me era ofrecido sin tener que solicitarlo. Así estoy empezando a valorarlo más ampliamente, descubro nuevas necesidades y nuevas posibilidades de alimentarse y con ello descubro nuevos seres nuevos seres con las características de un hermano o de una hermana y a veces surge en mí un encariñamiento maternal y me pregunto, me digo que qué coqueto es, que a nadie molesta, y es porque resulta ser más placentero que el poseer cualquier otra cosa. Antes tenía por centro y por origen la atracción, necesitaba atraer y sentirme atraida para subsistir; en cambio ahora voy sabiendo que esa atracción pertenece al juego de la vida, que es muy bonita, maravillosa a veces. El yo se atrapó en ella y gracias a ella pertenecí de veras, me entregúé de veras y comprendí de verdad. Ahora estoy solo atisbando, dejándome ser, siendo traspasada de nuevo cada vez por lo renovado, sigue siendo dificil pero también sigo recibiendo más apoyo, más cercana a la fuente. Voy recibiendo de forma más refinada tanto las necesidades como las sensaciones. Ya no desecho nada, me siento compañera de viaje hasta el final

Anónimo dijo...

EL SERVICIO DE PEDRO

Jesús conversa con sus discípulos en la región de Cesarea de Filipo, no lejos de las fuentes del Jordán. El episodio ocupa un lugar destacado en el evangelio de Mateo. Probablemente, quiere que sus lectores no confundan las «iglesias» que van naciendo de Jesús con las «sinagogas» o comunidades judías donde hay toda clase de opiniones sobre él.
Lo primero que hay que aclarar es quién está en el centro de la Iglesia. Jesús se lo pregunta directamente a sus discípulos: «Vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Pedro responde en nombre de todos: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo». Intuye que Jesús no es sólo el Mesías esperado. Es el «Hijo de Dios vivo». El Dios que es vida, fuente y origen de todo lo que vive. Pedro capta el misterio de Jesús en sus palabras y gestos que ponen salud, perdón y vida nueva en la gente.
Jesús le felicita: «Dichoso tú… porque eso sólo te lo ha podido revelar mi Padre del cielo». Ningún ser humano «de carne y hueso» puede despertar esa fe en Jesús. Esas cosas las revela el Padre a los sencillos, no a los sabios y entendidos. Pedro pertenece a esa categoría de seguidores sencillos de Jesús que viven con el corazón abierto al Padre. Esta es la grandeza de Pedro y de todo verdadero creyente.
Jesús hace a continuación una promesa solemne: «Tú eres Pedro y sobre testa piedra yo edificaré mi Iglesia». La Iglesia no la construye cualquiera. Es Jesús mismo quien la edifica. Es él quien convoca a sus seguidores y los reúne en torno a su persona. La Iglesia es suya. Nace de él.
Pero Jesús no es un insensato que construye sobre arena. Pedro será «roca» en esta Iglesia. No por la solidez y firmeza de su temperamento pues, aunque es honesto y apasionado, también es inconstante y contradictorio. Su fuerza proviene de su fe sencilla en Jesús. Pedro es prototipo de los creyentes e impulsor de la verdadera fe en Jesús.
Este es el gran servicio de Pedro y sus sucesores a la Iglesia de Jesús. Pedro no es el «Hijo del Dios vivo», sino «hijo de Jonás». La Iglesia no es suya sino de Jesús. Sólo Jesús ocupa el centro. Sólo el la edifica con su Espíritu. Pero Pedro invita a vivir abiertos a la revelación del Padre, a no olvidar a Jesús y a centrar su Iglesia en la verdadera fe,

José Antonio Pagola



Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS. Colabora con la Iglesia de Jesús. Pásalo


29 de junio de 2008
Festividad de San Pedro y San Pablo (A)
Mateo 10, 26 – 33

Anónimo dijo...

Un escrito de Nelson Mandela

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante,

precioso, talentudo y fabuloso?

En realidad, ¿Quién eres tu para no serlo?

Eres hijo/a del universo.

El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.

No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca

de ti no se sientan inseguras.

Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro

de nosotros.

No solamente algunos de nosotros: está dentro de todos y cada uno.

Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente

damos permiso a otras personas a hacer lo mismo.

Y al liberarnos..... De nuestro propio miedo,

nuestra presencia automáticamente libera los demás.



NELSON MANDELA

Anónimo dijo...

Llegó el angel y todos le vieron
no hubo ningún movimiento
y cada cosa ya estaba en su sitio
nadie osaba sorprenderse
pues estaba apareciendo en
su forma universal
casi no tenía forma en primer lugar
y el color suave y puro no desaparecía de la vista
al dejar de mirarlo
era lo mismo fuese lo que fuese
sin la sorpresa de lo nuevo
sin el recuerdo de lo ya conocido
Los ojos mios, tuyos
habían aprendido y sabían que un día pasaría esto
y los papeles se cambiaron
recogiendo y acumulando en nuestro seno todo lo que habia podido ser desde el inicio de Ese día
A muchos se les oía decir lo suyo, lo que sabían,
lo que ya habían aprendido
y se reunieron
contándose mil cosas
para así
poder participar del momento
que ya no era Presente
porque sencillamente
el momento presente
había estallado
y sus fragmentos lo ocupan todo
ha desaparecido
llevándose y barriendo todo rastro de diferencia, de sombra e incluso de luz.
Ya no es esa luz que instintivamente
con su constante desplazamiento
nos ubica en un lugar determinado del mundo y de su espacio
es la simple claridad que existe, que es, que no se desplaza
que tranquiliza al corazón
que eleva nuestros cuerpos
a la sensación
.....




Ana